Dora Ivniski, su deceso.
Comunicamos con profundo dolor el fallecimiento de la licenciada Dora Ivniski.

Ver más

Entrevista inédita a Naum Kreiman
Realizada por Enrique Márquez

Ver más

Nuevo libro de parapsicología en la Argentina
"El buscador de maravillas" por Juan Gimeno

Leer crónica

COLABORACIÓN PARA UNA INVESTIGACIÓN
Se solicita a aquellas personas que hayan sido protagonistas o testigos de fenómenos poltergeist (ruidos inexplicables, movimiento de objetos, aparición de luces, etc), y que estén dispuestas a ser entrevistadas para relatar sus experiencias, manteniendo en reserva sus datos personales si fuera necesario, que escriban aquí

Grupo de estudios
en el Instituto de Parapsicología
En respuesta al interés manifestado por numerosas personas, el Instituto de Parapsicología ofrece un Grupo de Estudios de parapsicología, de acuerdo a las siguientes consignas:

"Científico
y Psíquico" - "Scientist
and Psychic"
por el Dr. José María Feola.

NUEVO LIBRO
Naum Kreiman, la Parapsicología y la Ciencia

por Dora Ivnisky y Juan Gimeno.

Comunicaciones
de Parapsicología
Nº 47, Especial 2016.
Nº 46, Junio 2015.
Nº 45, Marzo 2015.
Nº 44, Dic. 2014.
Nº 43, Sep. 2014.
Nº 42, Junio 2014.
Nº 41, Marzo 2014.
Nº 40, Dic. 2013.
Nº 39, Sep. 2013.
Nº 38, Junio 2013.
Nº 37, Marzo 2013.
Nº 36, Sep.2012.
Nº 35, Sep.2012.
Nº 34, Junio 2012.
Nº 33, Marzo 2012.
Nº 32, Dic. 2011.
Nº 31, Sep. 2011.
Nº 30, Junio 2011.
Nº 29, Marzo 2011.
Nº 28, Dic. 2010.
Nº 27, Sep. 2010.
Nº 26, Junio 2010.
Nº 25, Marzo 2010.
Nº 24, Dic. 2009.
Nº 23, Sep. 2009.
Nº 22, Junio 2009.
Nº 21, Marzo 2009.
Nº 20, Dic. 2008.
Nº 19, Sep. 2008.
Nº 18, Junio 2008.
Nº 17, Marzo 2008.
Nº 16, Dic. 2007.
Nº 15, Sep. 2007.
Nº 14, Junio 2007.
Nº 13, Marzo 2007.
Nº 12, Dic. 2006.
Nº 11, Sep. 2006.
Nº 10, Junio 2006.
Nº 9, Marzo 2006.
Anexo Cuad. Nº 7/8.
Nº 7/8, Dic. 2005.
Nº 6, Jun./Sept. 2005.
Nº 5, Marzo 2005.
Nº 4, Diciembre 2004.
Nº 3, Setiembre 2004.
Nº 2, Junio 2004.
Nº 1, Marzo 2004.



Parapsicología de Investigación
Nuevo sitio en Internet.

Noticias anteriores.
Ver todas







Teoría sistémica y ESP

Naum Kreiman

Partimos de un concepto sistémico para la comprensión de PSI, la idea de un campo mental y un principio de autoorganizacion.
Psi está integrado en nuestro psiquismo, e interacciona con todos los otros sistemas que nos constituyen, como ser lo psíquico a nivel normal, lo psíquico profundo, lo físico, neurológico (orgánico y fisiológico), todo ello constituyendo un amplio conjunto sistémico.

Por ejemplo, los experimentos con la técnica del Ganzfeld son un claro ejemplo de cómo el investigador parapsicológico ha tratado de integrar en el experimento de ESP, el sistema psíquico, lo psíquico profundo y lo orgánico o fisiológico. Se solicita en el experimento un estado de relajación físico, un estado de pacificación mental o relajación mental, que no sólo involucra lo psíquico consciente, sino también lo psíquico profundo.,un estado de absorción total de la mente en el deseo de realizar ESP.
El fenómeno PSI de hecho involucra lo psíquico profundo, ya que de ahí PSI accede a la conciencia, a veces deformado, con características similares a las deformaciones de los fenómenos del sueño.

PSI tiene características propias como fenómeno mental. El hecho de que no está condicionado a tiempo-espacio absoluto hacen de PSI un fenómeno con características propias como fenómeno de la naturaleza, como vamos a ver. No existe ningun procedimiento experimental ni técnico que nos permita medir el tiempo de una comunicación telepática. A primera vista el experimento sugiere que la comunicación es instantánea; si no lo fuera, podría ser que tuviera la velocidad de la luz (trescientos mil kilometros por segundo).

Si así fuera, no hay manera de medir diferencias de tiempo de una comunicación telepática. Hay distancias y tiempos que introducimos en nuestras fórmulas matemáticas, pero de las cuales nuestra mente no tiene la más remota idea, por ejemplo tenemos dimensiones atómicas de diez elevado a la menos diez , y nucleares de diez elevado a la menos 15 . Distancias de un millonésimo de metro, subátomos aparentemente con velocidades superiores a la luz.
Un postulado que debemos enunciar es que PSI se da en un "campo mental PSI". Debemos estudiar las características de este campo mental, y su comportamiento. El campo mental PSI está generado por PSI.
La función PSI como aptitud de conocimiento extrasensorial barre el campo mental en busca de información relevante a las necesidades conscientes o inconscientes del sujeto. El conocimiento así adquirido modula la conducta del sujeto. El sujeto normalmente no distingue el conocimiento extrasensorial de las elucubraciones propias racionales o afectivas. Puede ocurrir en los fenómenos espontáneos de ESP que el sujeto distinga una sensación como inhabitual.
Se ha intentado en la investigación experimental obtener también del sujeto una identificación de su éxito, en los ensayos de ESP, pero la significación estadística de este objetivo no se ha logrado salvo muy pocas oportunidades.

Son los experimentos en los que se ha solicitado al sujeto su sensación de certeza en cada ensayo de ESP, ya sea con las cartas "zener" u otros objetivos (ver experimento en Cuadernos de Parapsicología Año 5, Nº 2, mayo 1972).
En los experimentos de ESP, teóricamente, restringimos el campo mental a los objetivos que proponemos al sujeto.


Función de onda

La dirección que toma en estos casos la ESP tiene especiales características de inestabilidad e impredictibilidad. En estos casos, se solicita a la ESP que apunte a los objetivos individuales que se hallan en el test, como en el caso de las cartas standard de ESP, o las figuras en los experimentos de Ganzfeld, u otros diseños, pero la ESP funcionalmente barre el campo de los potenciales objetivos, cual una función de onda.
En los registros de los experimentos con las cartas standard de ESP podemos encontrar aciertos seguidos, ya sea al principio o al final de los juegos o de la unidad experimental, y los numerosos efectos llamados secundarios como efectos de declinación, emergencia, compensación, etc.
Una investigación estadística efectuada por Norman S. Don et al. ( J. of P. V. 59, N. 4, Dic. 1995) tomando un juego como unidad de análisis (el análisis se hizo sobre juegos de cartas standard de ESP) y computando los aciertos de todas las respuestas con todos los objetivos del mazo, permitió encontrar franjas de aciertos a lo largo del mazo, que los autores interpretan como una función de onda de la ESP. Lo que hicieron fue establecer las coincidencias, no sólo de "más uno" o "menos uno", sino más o menos con todos los objetivos a lo largo de todo el mazo de cartas.
Falta más investigacion sobre este efecto experimental.

En los experimentos de respuesta libre, sea en los experimentos con figuras, dibujos o los experimentos de Ganzfeld o Visión remota, también se buscan coincidencias puntuales. Pero en estos experimentos es donde se puede apreciar mucho mejor, el funcionamiento de la ESP, como un barrido del campo PSI, es decir como una función de onda.
Cuando el sujeto del experimento es sometido a un determinado ensayo, su mente se inunda también con los demás objetivos potenciales del experimento. Es por eso que cuando se le solicita que identifique el objetivo, toma como objetivo otro de los que puntualmente se le ofrecieron, y que son objetivos potenciales, utilizados para la evaluación de su elección. Esta falsa identificación se toma como un fallo del experimento.

Aquí debemos agregar un nuevo postulado: EL FENÓMENO DE PSI ES UNA INTERACCIÓN EN EL CAMPO PSI ENTRE EL SUJETO Y EL ENTORNO, INCLUIDO EL EXPERIMENTADOR. Aquí debemos mencionar el llamado efecto del experimentador, ampliamente controlado y verificado en experimentos de ESP (Kennedy & Tadonnio. J. of P. año 40, Nº 1 ,1976). En realidad, también en los hechos espontáneos de la vida cotidiana en que se da un fenómeno de PSI, hay una interacción mucho más amplia y compleja.

Cuando decimos que la interacción se da en el campo psi, esta interacción no sólo involucra a los que participan directamente en el experimento sino también a los observadores y a los futuros observadores, involucrados en el diseño experimental.
Podríamos afirmar que cuando un experimentador investiga la actividad PSI de un sujeto, lo que está midiendo en realidad es la interacción entre él mismo y el sujeto.

En los experimentos de Ganzfeld en los que se propone al sujeto la percepción de una figura objetivo, mezclada con otras tres o cuatro para que luego distinga de entre todas ellas la figura objetivo, cuando el investigador elige todos los potenciales objetivos, ya está invadiendo el campo PSI con sincronicidades que serán objeto de la ESP del sujeto. Por ello se puede observar en los resultados experimentales, coincidencias significativas con los señuelos en lugar de con la figura objetivo del experimento. Al elegir los potenciales objetivos determinamos de alguna manera las trayectorias de la ESP asociadas a los objetivos propuestos en el campo mental.
Una de ellas puede definirse como una trayectoria determinista, la del objetivo específico propuesto en el experimento, de lo contrario las trayectorias se diluyen en un caos indeterminado. Es así que el sujeto puede dar información caótica sobre todos los objetivos potenciales. Algunos experimentadores, decidieron elegir los señuelos después de que el sujeto hubiera hecho ESP sobre el objetivo, pero esta maniobra no ha dado los resultados buscados, o sea la de una mejor y más certera dirección de la ESP sobre el objetivo propuesto.

Cada potencial objetivo tiene una probabilidad no nula de acceder a la ESP.
Estas desviaciones son las que diminuyen la significación estadística del experimento.
Esto es lo que hace concebir a la función PSI como una FUNCIÓN INDETERMINADA.
Podríamos señalar que los fenómenos PSI, son como decíamos anteriormente, relaciones complejas y no puramente puntuales entre objetivos y respuestas en los experimentos de ESP. Los objetivos y las respuestas no son por sí mismos, elementos puntuales, son productos de relaciones. Son contenidos de conciencia ricos en interacciones, y no solo dentro de la mente del sujeto, sino interacciones, por lo menos, con la mente del experimentador, en las situaciones experimentales.

Cada contenido de conciencia esta constituido por interacciones vivenciales.

Debemos distinguir aquí, dos campos. El ¨campo Psíquico¨ de la conciencia del sujeto (consciente, subconsciente y sus niveles profundos), y el ¨Campo PSI¨, producto de la interacción de diversos Campos Psí.

En las relaciones del Campo Psi, rige lo que podríamos llamar, como en física, el principio de incertidumbre. Hay una relación cuasi aleatoria, o sea impredecible.
Es cuasi aleatoria, ya que no podemos desconocer ni aislar las características de la personalidad del sujeto involucrado. No se dan aquí relaciones puntuales entre ideas o ¨mentations¨ contenidos de conciencia.
Quizás aquí debemos hacer intervenir algunas concepciones topológicas del campo Psi: Relaciones Homomorfas entre contenidos de conciencia.

El campo Psi en el que se halla involucrado el sujeto y el experimentador, no excluye los ¨impactos¨ PSI a que todos estamos sujetos. Ya Horta Santos identificó un filtro Ro, que permite mantener nuestro Yo, nuestra individualidad, en defensa de toda influencia extraña o ajena a nuestra conciencia.

El campo psicológico del sujeto, es el producto de la interacción de los contenidos de conciencia del sujeto mismo, de sus vivencias cotidianas, de sus memorias, conscientes e inconscientes, se halla regida por lo que podríamos llamar ecuaciones temporales cuasi lineales, en las cuales podemos identificar relaciones de causalidad entre las vivencias y las memorias, cosa que no ocurre en el Campo PSI.

Hay un principio de autoorganización que rige en todos los niveles de la naturaleza, biológico, psíquico y paranormal, e incluso en la vida social.

El campo Psi no es ajeno a este principio organizador. La organización no es otra cosa que una resultante entrópica.

Podemos considerar que un fenómeno de ESP es el resultado de una organización de interacciones extrasensoriales. Pero lo que nos interesa destacar aquí, bajo el concepto de autoorganización, son también los efectos secundarios que se dan en. los experimentos colectivos de ESP.

El principio de autoorganización se puede observar en muchos fenómenos de la naturaleza e incluso en los fenómenos sociales. Se puede observar en los individuos cuando actúan en grupos, por ejemplo las manifestaciones. Aunque los individuos no se hayan puesto de acuerdo previamente, las columnas de manifestantes tienen una organización espontánea. En biología, el cáncer por ejemplo, es una autoorganizacion de células que se desvían de la reproducción normal. El que padece un delirio de persecución, ha autoorganizado sus percepciones en una determinada dirección. Hay muchos ejemplos, incluso en física.

En los experimentos colectivos de ESP, muchas veces no se produce un resultado significativo respecto del azar, pero sí se producen efectos secundarios, como por ejemplo el efecto de emergencia o el efecto de declinación, u otros. Ello es producto de un efecto de autoorganización del grupo a nivel del Campo Psi. La mayoría de los sujetos responden a una consigna, sin que previamente nadie se haya puesto de acuerdo en ella.

Y esta declinación de los aciertos o éxitos de ESP a lo largo del experimento en forma colectiva puede ser comprendido también como una función de onda de la ESP en la percepción extrasensorial.

Ya decía el Dr. G. Pratt que el estudio de los efectos secundarios, era un tema principalísimo en la investigación experimental y teórica de la Parapsicología.

La función PSI en la interacción entre mentes involucradas, se debe entender como funciones resonantes, estas pueden ser ARMÓNICAS o INARMÓNICAS.
En experimentos por mí realizados, en los que hacía intervenir la actitud volitiva de los sujetos, haciéndolos COMPETIR o COLABORAR entre ellos en la percepción de un objetivo, sea el mazo de cartas standard de ESP u otro, lo que estaba intentando era provocar una interacción dirigida en el campo psi. Aunque todavía no está claro si la actitud competitiva produce una mayor variancia en los resultados que la actitud cooperativa o viceversa, el hecho es que se da un resultado significativo indeterminado impredictible en cuanto a la dirección del mismo (experimento publicado en Cuadernos de Parapsicología Año 17, N.3, 1984).
Decimos que las funciones resonantes son armónicas, en el sentido de que ambas funciones PSI, las de los sujetos en COMPETENCIA o COLABORACIÓN, SE REFUERZAN, o se compensan. En realidad la función PSI no se anula nunca, no es anulable, puede cambiar de sincronización.

La función psi funciona permanentemente. La ESP es una propiedad de la mente. Sabemos que las funciones psíquicas normales, funcionan o están en actividad siempre. Hay una interacción e intercambio entre lo psíquico y lo psíquico profundo, lo físico u orgánico, y el nivel PSI.
La interacción entre dos o más mentes crea una correlación entre las mismas; estas correlaciones pueblan o modifican el campo mental.

En los experimentos en grupo se verifican las correlaciones y su autoorganización. Las interacciones crean correlaciones. Y en la mayoría de los sujetos podemos encontrar la ESP produciendo efectos similares.
En un experimento que realizamos en forma colectiva, se utilizaron figuras dinámicas que sugerían movimiento y acción, y figuras estáticas. Había un agente que transmitía las figuras; se lo entrenó para que imaginara el movimiento y la acción en las figuras dinámicas. Una cantidad significativa de sujetos comenzaron los juegos con figuras dinámicas, con una p = 0,02 estadísticamente significativa. Otro efecto fue que los aciertos de figuras dinámicas en la primera mitad de los ensayos de cada juego, fue superior a las estáticas con una p = 0,001 ampliamente significativa (Cuadernos de Parapsicología, año 30 Nº 4, Dic. 1997).


Sistemas, Caos, efectos secundarios
autoorganización de la ESP


El hombre ha buscado un orden en la naturaleza, ya sea a través de la religión o de la ciencia.
En la tradición occidental el conocimiento debe ser objetivo.
La naturaleza existe y el hombre ha de descubrir cómo ella funciona.
Es el investigador quien elige las variables con que ha de entender al mundo. De alguna manera la realidad está ordenada por nosotros, y el lenguaje se adecua a esa realidad que construimos. Hablamos de creacionismo y de determinismo. Hemos tenido siglos de vigencia del creacionismo y siglos de determinismo. La concepción determinista se fortaleció en la física, en la filosofía, en la biología, y también en la sociología.

La libertad del hombre, la libertad de la mente estaba constreñida a leyes infalibles y determinísticas e incluso eternas, desde el Big Bang.
Descubrimos nuevos fenómenos, nuevas relaciones entre las variables conocidas y otras recién descubiertas, y cambia nuestra concepción del mundo, y nos obliga a construir nuevos conceptos y nuevas palabras.
La Física Cuántica, la termodinámica , la neurología, la investigación biológica, y la parapsicología, nos están mostrando una naturaleza creativa.
Todos los niveles de la naturaleza están en un estado de interactividad. e interacción, justamente porque son sistemas abiertos y no cerrados. La vida y la acción no se producen en sistemas cerrados.

Las palabras creacionismo y determinismo hoy las hemos reemplazado por el concepto de autoorganización de los sistemas en desequilibrio.
Y este concepto está íntimamente asociado al concepto de libertad. Y este concepto de autoorganizacion no solo se aplica a sistemas físicos o biológicos, sino también a la mente del hombre.
La mente está en interacción con otras mentes. Y esto lleva implícita la existencia de un campo mental, un dominio informacional semántico no físico, aespacial y a-temporal.
Lo físico, lo biológico y lo mental son sistemas y subsistemas que están en permanente interacción entre sí. Todos ellos están en un estado de no equilibrio, y es el intercambio lo que los mantiene estructurados y persistentes.

Un organismo vivo está en permamente estado de no-equilibrio, y es su intercambio con el alimento, con el aire, con su sistema ecológico el que lo mantiene estructurado y con vida.
Si la mente fuera solo lo que algunos comprenden como un emergente del cerebro neurológico, sería incapaz de crear nada, estaría en un permanente caos dentro de las interacciones de las neuronas, sin salir de ellas. Sería como una sociedad de personas, sin comunicación en ningún sentido entre ellas, como el niño autista (Dr. Rolando Dantas y las apreciaciones de G.-S.Sarti, Anuario Brasileiro de Parapsicología, 1997).

La Parapsicología no debe entenderse solo como la afirmación de la existencia de la telepatía, la clarividencia, la precognición y la PK. Lo importante de la parapsicología es la nueva manera de pensar el mundo.

1) La idea de que psi es independiente del tiempo y el espacio absolutos, es solo una primera aproximación, y ya se ha aportado bastante experimentación y algunas teorías generales a este respecto.

2) Buscar relaciones de Psi con la salud y la enfermedad, o sea con lo biológico, es ya un camino abierto.

3) Los dos ámbitos en que se manifiesta Psi, a) en los fenómenos obtenidos en la investigación experimental, y b) en los fenómenos espontáneos en nuestra vida cotidiana, nos han de llevar a la formulación de teorías particulasres y leyes del nivel Psi de la naturaleza.

En Parapsicología se han utilizado en gran medida, los llamados experimentos o Tests de ESP de elección forzosa. También en Física y en Biología, se han utilizado a su manera, tests de elección forzosa. El experimento de Young de hacer pasar la luz por dos agujeros, para probar la teoría ondulatoria, no es otra cosa que un experimento de elección forzosa. El experimento de Fizeau, sobre la velocidad de la luz en un medio en movimiento, utilizando corrientes de agua de distinta velocidad, fue un experimento de elección forzosa.

Las relaciones halladas eran diferentes según el líquido que se empleara. Se llegó así a una fórmula empírica aproximada. Ni Fizeau ni ningún otro físico de su tiempo se imaginaron qué significaría esa fórmula. Pero esto se entendió bien, cuando Einstein demostró , cincuenta años después, que esa fórmula es el resultado directo de la teoría de la Relatividad.

Así, después de setenta años de experimentos de elección forzosa, con cartas Zener, dibujos, figuras, de PK con materiales de distinta clase, etc., nos damos cuenta del significado de sus resultados.
Es un típico experimento en el que se demuestra la naturaleza probabilística de PSI. Los así llamados efectos secundarios de ESP, no son otra cosa que efectos de autoorganización de la mente en la ESP, frente a objetivos aleatorizados.

La indeterminación cognoscitiva de la ESP frente a los objetivos, produce fenómenos de autorganizacion de la ESP, impredecibles. Los efectos secundarios (declinacion, emergencia, variabilidad, clusters, etc.) son efectos de autoorganizacion de la ESP. que no solo se producen en experimentos individuales, sino también en experimentos colectivos. Los efectos psicológicos que encontramos en los exoperimentos de respuesta libre, el efecto del experimentador, como la interacción de dos sistemas mentales, integran una ecología de PSI, en la cual los factores selectivos de PSI, ¨fi¨ y ¨ro¨, propuestos por G.S. Sarti y H. Santos, juegan una importante función en la interacción sistémica.




Puede encontrar mayor información sobre
Parapsicología utilizando este buscador:
Google
 

Puede encontrar mayor información sobre Parapsicología utilizando este buscador:
Google
Web Este sitio
© Copyright 2001 - 2015 todos los derechos reservados. www.naumkreiman.com.ar