Dora Ivniski, su deceso.
Comunicamos con profundo dolor el fallecimiento de la licenciada Dora Ivniski.

Ver más

Entrevista inédita a Naum Kreiman
Realizada por Enrique Márquez

Ver más

Nuevo libro de parapsicología en la Argentina
"El buscador de maravillas" por Juan Gimeno

Leer crónica

COLABORACIÓN PARA UNA INVESTIGACIÓN
Se solicita a aquellas personas que hayan sido protagonistas o testigos de fenómenos poltergeist (ruidos inexplicables, movimiento de objetos, aparición de luces, etc), y que estén dispuestas a ser entrevistadas para relatar sus experiencias, manteniendo en reserva sus datos personales si fuera necesario, que escriban aquí

Grupo de estudios
en el Instituto de Parapsicología
En respuesta al interés manifestado por numerosas personas, el Instituto de Parapsicología ofrece un Grupo de Estudios de parapsicología, de acuerdo a las siguientes consignas:

"Científico
y Psíquico" - "Scientist
and Psychic"
por el Dr. José María Feola.

NUEVO LIBRO
Naum Kreiman, la Parapsicología y la Ciencia

por Dora Ivnisky y Juan Gimeno.

Comunicaciones
de Parapsicología
Nº 47, Especial 2016.
Nº 46, Junio 2015.
Nº 45, Marzo 2015.
Nº 44, Dic. 2014.
Nº 43, Sep. 2014.
Nº 42, Junio 2014.
Nº 41, Marzo 2014.
Nº 40, Dic. 2013.
Nº 39, Sep. 2013.
Nº 38, Junio 2013.
Nº 37, Marzo 2013.
Nº 36, Sep.2012.
Nº 35, Sep.2012.
Nº 34, Junio 2012.
Nº 33, Marzo 2012.
Nº 32, Dic. 2011.
Nº 31, Sep. 2011.
Nº 30, Junio 2011.
Nº 29, Marzo 2011.
Nº 28, Dic. 2010.
Nº 27, Sep. 2010.
Nº 26, Junio 2010.
Nº 25, Marzo 2010.
Nº 24, Dic. 2009.
Nº 23, Sep. 2009.
Nº 22, Junio 2009.
Nº 21, Marzo 2009.
Nº 20, Dic. 2008.
Nº 19, Sep. 2008.
Nº 18, Junio 2008.
Nº 17, Marzo 2008.
Nº 16, Dic. 2007.
Nº 15, Sep. 2007.
Nº 14, Junio 2007.
Nº 13, Marzo 2007.
Nº 12, Dic. 2006.
Nº 11, Sep. 2006.
Nº 10, Junio 2006.
Nº 9, Marzo 2006.
Anexo Cuad. Nº 7/8.
Nº 7/8, Dic. 2005.
Nº 6, Jun./Sept. 2005.
Nº 5, Marzo 2005.
Nº 4, Diciembre 2004.
Nº 3, Setiembre 2004.
Nº 2, Junio 2004.
Nº 1, Marzo 2004.



Parapsicología de Investigación
Nuevo sitio en Internet.

Noticias anteriores.
Ver todas







La nueva parapsicología, el superado escepticismo.

El Sr. Sergio Matteucci interesado siempre en mantener informada a la comunidad parapsicológica y a los lectores de nuestra página WEB, ha entrevistado a nuestro asesor científico en temas de actualidad parapsicológica. (Agosto de 2002)

Dora Ivnisky
(Directora de Cuadernos de Parapsicología)



S.Matteucci.- Profesor Kreiman, ¿qué nos puede decir respecto de la posición escéptica actual hacia la parapsicología?
N.K.- Parece ser que los escépticos tradicionales, han apaciguado las críticas tradicionales a la parapsicología. Estas críticas iban dirigidas a la forma en que se hacían los experimentos, fallas de diseño, indicios sensoriales, fallas en la aleatorización, etc.
Que los resultados son consecuencia de las curiosidades del azar, sigue siendo ahora la base de sus críticas.
El Azar es terrible, es capaz de producir los más diversos resultados significativos, cuando menos lo piensa el experimentador, y por supuesto cuando menos se lo espera el escéptico.

S.M.- ¿Cómo responde la parapsicología a estas críticas o a ésta posición de algunos escépticos?
N.K. La investigación experimental parapsicológica está mostrando una faceta de la naturaleza que el dogmatismo determinista había ocultado, desde luego que no con mala intención. Simplemente es una cuestión histórico cultural.
El modelo de las ciencias físicas, mostró un tipo de investigación experimental y un modelo de repetibilidad y de predicción aparentemente irrefutable.
El avance de las ciencias, las llamadas no duras, mostró repetidamente que esa repetibilidad experimental no se cumplía muchas veces, y sin embargo la confianza en los descubrimientos y aplicaciones de esas ciencias seguían y siguen teniendo la confianza del experimentador.
La historia de las ciencias está poblada de descubrimientos aparentemente debidos al azar, casualidades; hoy nos preguntamos si verdaderamente han sido casualidades, si han sido producto del azar.
Hoy nos preguntamos sobre las cualidades de imaginación, investigación y procesamiento de la mente a un nivel no consciente. Y un poco más de sus capacidades de precognición. O de clarividencia. Al fin y al cabo una precognición en muchos casos podría ser el resultado de un procesamiento inconsciente de la mente, capaz de evaluar indeterminadas relaciones para llegar a la más probable y casi segura.
El argumento del azar no nos preocupa, el azar se comprende y se supera con la investigación experimental y la consistencia de los resultados. Hay que crear un nuevo paradigma.

S.M.- En la historia de la ciencia, seguramente hay ejemplos de descubrimientos y de resultados en los que el azar aparentemente jugó un papel decisivo, ¿para Ud. fueron realmente azarosos?
N.K.- Hay cosas que son increíbles. Por ejemplo, el famoso astrónomo Kepler llegó a calcular la correcta órbita de Marte, cometiendo dos errores matemáticos, uno compensando el error del otro, y así llegó a la medida justa.
Es un mito que la ciencia descubre siguiendo pasos perfectamente determinados por un método experimental perfectamente definido. Habrá algunos casos en que esto es así, pero cuando estamos frente a descubrimientos casi revolucionarios, este mito ya no rige, aparecen procedimientos reñidos con la más perfecta metodología experimental y lógica.
No vamos a abundar en ejemplos ya antiguos por todos conocidos, sólo citemos uno que no es tan lejano.
René Thom, el creador de la teoría de las catástrofes, dice: "... modelo de yeso que representaba la gastrulación del huevo de la rana. Al ver el surco circular que se formaba, para luego volver a cerrarse, vi, por asociación, la imagen de una cúspide truncada, de una singularidad. Esta especie de 'visión' matemática fue el origen de los modelos que a continuación propuse para la embriología". (Parábolas y Catástrofes. Tusquets editores. Pag. 49).
El mismo Max Planck dice, en el tema de la búsqueda de una teoría para explicar lo que ocurre en un cuerpo negro, relación de la intensidad de la radiación y la correspondiente longitud de onda. Se expusieron dos teorías, la de Wilhelm Wien expone una fórmula para las ondas cortas, y Rayleigh-Jeans una teoría para las ondas largas. Max Planck pensó, tengo que encontrar una sola fórmula que concuerde con los resultados experimentales, así nació la teoría de los Quanta. Comentando o reflexionando sobre su descubrimiento dijo "En este punto tuve una afortunada intuición" (pag. 15 Biografía. " Autobiografía científica" "La Teoría de los Quanta" de Elisa Spielbert, Oficina de publicaciones del CBC).
Seguramente el lector conoce muchas más citas que estas que puedo recordar o tener guardadas en algún archivo.

S.M.- He leído en algunas oportunidades, que eminentes científicos le dan a la imaginación y a la fantasía un papel interesante en la creación científica. ¿Está ello en contradicción con los rigores del método científico? ¿Qué nos puede decir al respecto?
N.K.- Lo que interesa decir es que la imaginación, las combinaciones que la mente inventa o aparentemente inventa, los caminos que muchas veces seguimos en un experimento, nada tienen que ver con la lógica científica que el experimentador muchas veces describe en su informe, en el que oculta sus pasos previos, que no son nada científicos.
Como se ve, algunos científicos sin temores lo dicen con toda honestidad e ingenuidad.
Los psicólogos, en general despotrican contra la parapsicología, en función de innumerables teorías psicológicas, que en realidad aparecen en relación con los avances tecnológicos, como por ejemplo, la psicología cognitiva, basada en los mecanismos computacionales, y ocurre que los físicos, los que están más en contacto con la naturaleza que llamaríamos "no mental", en la investigación del átomo, en la investigación de los últimos tramos de la naturaleza, terminan diciendo: "El universo comienza a parecer más un gran pensamiento que una gran máquina" (James Jean, citado en "Las Raíces del Azar" A. Kostler. Ed. Kairos. Pag. 82)
También el famoso físico Eddington dijo " La materia del Universo es materia Mental".
Y comenta Kostler "tanto en el cosmos einsteniano como en el microcosmos subatómico dominan los aspectos no substanciales, en ambos casos la materia se disuelve en energía y esta última en cambiantes configuraciones de algo desconocido". ( opus citado, Pagina 83).
Hoy, los que hemos pasado alguna vez por el arte, y estamos en la actividad científica y experimental, podemos decir que lo que primero hemos tenido fue una simple y fantasiosa imaginación de algo que aparentemente no tenía sentido o realidad, luego, casi sin saber cómo, implementamos un procedimiento experimental.
El científico sabe muy bien cuáles son los limites de la fantasía o la imaginación, y sabe que el único método que puede hacerle poner los pies sobre la tierra, es el método experimental.

S.M.- Me gustaría que nos diga algo mas sobre la relación entre el arte y la ciencia, especialmente Ud. que sabemos que en alguna época fue un aficionado a la música y cultor del violín.
N.K.- Cuando tomo el violín comienzo a hacer sonidos, uno a continuación del otro, pareciera que hay un instinto natural para combinarlos y que salga algo agradable, cuando, después de un sonido improviso uno contraproducente con el anterior, el instinto busca inmediatamente otro para que ambos se armonicen, ambos terminan por no irritar la sensibilidad. La sensibilidad es esa especie de interioridad fisiológica, el instinto del equilibrio entre la vibración del oído y la apreciación psíquica. Algo parecido ocurre con la investigación científica. Estamos buscando una explicación, una comprensión de algo que creemos que es real en la naturaleza, ¿cómo es que funciona tal o cual cosa? ¿es que tal o cual cosa realmente existen?. ¿Realmente existen tal como yo las siento y las pienso?. Estos interrogantes quedan en la mente, en algún sitio oscuro o subterráneo de la mente, cuando de pronto tenemos la solución o un procedimiento que nos satisface.
Un día, leyendo los experimentos de ESP y memoria que se publicaban en el Journal of Parapsychology, que daban todos resultados dispares, buscando relaciones entre experimentos de memoria, y luego con los mismos sujetos experimentos de ESP, buscando correlaciones, de pronto pensé, "yo soy memoria, yo soy ESP", ¿por qué tengo que buscar uno fuera del otro?. Así fue que realicé un diseño experimental de memoria y ESP, que una notable parapsicóloga, la Dra. Schmeidler, calificó de verdaderamente original.
Una hipótesis en la creación artística es similar a una hipótesis en la investigación científica, las dos deben ser sometidos a la prueba experimental, esta prueba tiene como se sabe distintas características.
Son distintas, pero son pruebas.
Para el científico la prueba tiene que estar fuera de él mismo. Para el artista la prueba tiene que estar dentro de él mismo, y también dentro de sí mismo para quien siente, ve u oye, es decir, participa de la creación artística.
Los grandes científicos alguna vez tuvieron algún contacto con el arte.

S.M.- De acuerdo a lo que estuvo Ud. diciendo el azar es realmente un problema, ¿cómo lo superaría la ESP? Y ¿qué idea nos puede adelantar sobre su concepción de la ESP?
N.K.- Desde hace tiempo, he estado hablando en parapsicología de que debemos encontrar alguna aplicación práctica del conocimiento parapsicológico. Que esto terminaría de alguna manera con la polémica sobre el azar.
Aunque yo creo que el azar no es tan ciego como se dice. Yo creo que el azar existe, sí, pero que somos capaces de organizarlo a veces.
El objeto de la práctica y la experimentación en parapsicología, fue siempre y todavía lo es, buscar la confirmación de la ESP sobre acontecimientos exteriores al hombre mismo. Predecir un hecho exterior, obtener una información telepática de la mente de otro, transmitirse pensamientos entre personas diferentes. Esto se ha logrado con diversos niveles de éxito. Parecería que estuviera prohibido ejercer la ESP sobre uno mismo. Es que cada uno sabe lo impredecible que son los acontecimientos de nuestra vida y de qué manera dependen de los hechos del mundo circundante.
En las primeras psicologías del inconsciente, el inconsciente era un repertorio de emociones y pensamientos reprimidos, hasta que descubrimos que era también un procesador y un creador. Que poseía una capacidad creadora y original.
Para mí, contrariamente a lo que la mayoría de los parapsicólogos sostienen, la ESP no es sólo una aptitud de conocimiento extrasensorial. La ESP por su naturaleza inconsciente es también una capacidad creadora y organizadora de nuestras vivencias y nuestras conductas. Nuestras conductas vitales no tienen su origen en la superficie racional de la conciencia, sino en la profundidad de nuestras decisiones no conscientes, donde también la ESP, es capaz de organizar lo que yo llamo lo aleatorio del devenir.

S.M.- Sus nuevos experimentos ¿tienen que ver con esta concepción de la ESP?
N.K.- Efectivamente. Esto me ha inspirado un proyecto original porque lo considero novedoso para la concepción parapsicológica.
Seguramente deberá en el futuro ser implementado en forma distinta a lo que yo he diseñado. Por cuanto mi diseño está todavía atrapado en la metodología probabilística de los tradicionales experimentos de ESP.
Mi diseño experimental y de autoevaluación consisten en utilizar la ESP en la dilucidación introspectiva de nuestras situaciones críticas (Ver mi experimento C. De P. Año 35 Nº 3, 2002,).
Se ha dicho por los pedagogos, que el aprendizaje es una cuestión social; se aprende en la convivencia y en el intercambio. Lo mismo debemos decir de la ESP. La ESP se enriquece en la convivencia y en la práctica social y la conducta del ser humano, y no en el aislamiento de un ejercicio individual y personal.
Como decía un colega parapsicólogo, la parapsicología debe superar la metodología y la temática del siglo pasado, de buscar cada vez más eficientes pruebas de la ESP; lo que debemos hacer ahora es estudiar cómo funciona y por qué comete errores, y yo digo, no solamente eso, debemos buscar cómo utilizarla eficientemente.
El siglo XIX fue el siglo de la física, el siglo XX fue el siglo de la biología y la bioquímica. Sin que dejen de serlo cada vez mejor, el siglo XXI ha de ser el siglo de la psicología científica. Y en alguna medida ya lo estamos viendo. Escuelas, institutos e investigaciones para utilizar la mente en la curación de enfermedades realmente críticas, como el cáncer o algunas disfunciones autoinmunes, el acrecentamiento de la medicina psicosomática, la práctica de estrategias psicológicas para mantener la mente en equilibrio funcional en la vida cotidiana. La ESP deberá tener un lugar en todo esto. Y ya se está viendo que puede tenerlo.
No nos preocupemos de los escépticos. Esto ya pertenece al siglo pasado. Siempre se teme lo que se desconoce. Y los espíritus limitados se convierten incluso en enemigos de lo que ignoran.
Siempre fue difícil para la ciencia superar el conservadurismo espiritual y mental.


El profesor Kreiman y el autor de esta nota






Google
 

Puede encontrar mayor información sobre Parapsicología utilizando este buscador:
Google
Web Este sitio
© Copyright 2001 - 2015 todos los derechos reservados. www.naumkreiman.com.ar