Dora Ivniski, su deceso.
Comunicamos con profundo dolor el fallecimiento de la licenciada Dora Ivniski.

Ver más

Entrevista inédita a Naum Kreiman
Realizada por Enrique Márquez

Ver más

Nuevo libro de parapsicología en la Argentina
"El buscador de maravillas" por Juan Gimeno

Leer crónica

COLABORACIÓN PARA UNA INVESTIGACIÓN
Se solicita a aquellas personas que hayan sido protagonistas o testigos de fenómenos poltergeist (ruidos inexplicables, movimiento de objetos, aparición de luces, etc), y que estén dispuestas a ser entrevistadas para relatar sus experiencias, manteniendo en reserva sus datos personales si fuera necesario, que escriban aquí

Grupo de estudios
en el Instituto de Parapsicología
En respuesta al interés manifestado por numerosas personas, el Instituto de Parapsicología ofrece un Grupo de Estudios de parapsicología, de acuerdo a las siguientes consignas:

"Científico
y Psíquico" - "Scientist
and Psychic"
por el Dr. José María Feola.

NUEVO LIBRO
Naum Kreiman, la Parapsicología y la Ciencia

por Dora Ivnisky y Juan Gimeno.

Comunicaciones
de Parapsicología
Nº 47, Especial 2016.
Nº 46, Junio 2015.
Nº 45, Marzo 2015.
Nº 44, Dic. 2014.
Nº 43, Sep. 2014.
Nº 42, Junio 2014.
Nº 41, Marzo 2014.
Nº 40, Dic. 2013.
Nº 39, Sep. 2013.
Nº 38, Junio 2013.
Nº 37, Marzo 2013.
Nº 36, Sep.2012.
Nº 35, Sep.2012.
Nº 34, Junio 2012.
Nº 33, Marzo 2012.
Nº 32, Dic. 2011.
Nº 31, Sep. 2011.
Nº 30, Junio 2011.
Nº 29, Marzo 2011.
Nº 28, Dic. 2010.
Nº 27, Sep. 2010.
Nº 26, Junio 2010.
Nº 25, Marzo 2010.
Nº 24, Dic. 2009.
Nº 23, Sep. 2009.
Nº 22, Junio 2009.
Nº 21, Marzo 2009.
Nº 20, Dic. 2008.
Nº 19, Sep. 2008.
Nº 18, Junio 2008.
Nº 17, Marzo 2008.
Nº 16, Dic. 2007.
Nº 15, Sep. 2007.
Nº 14, Junio 2007.
Nº 13, Marzo 2007.
Nº 12, Dic. 2006.
Nº 11, Sep. 2006.
Nº 10, Junio 2006.
Nº 9, Marzo 2006.
Anexo Cuad. Nº 7/8.
Nº 7/8, Dic. 2005.
Nº 6, Jun./Sept. 2005.
Nº 5, Marzo 2005.
Nº 4, Diciembre 2004.
Nº 3, Setiembre 2004.
Nº 2, Junio 2004.
Nº 1, Marzo 2004.



Parapsicología de Investigación
Nuevo sitio en Internet.

Noticias anteriores.
Ver todas







Génesis: Seréis como Dioses

Naum Kreiman

Este panorama a vuelo de pájaro de la historia de la civilización, texto inédito del profesor Naum Kreiman, cobra singular actualidad en estos momentos, cuando se vislumbra la posibilidad de que la acción humana trascienda los límites de nuestro planeta para ir a colonizar las estrellas.

La vida aparecida en este planeta de acuerdo a la naturaleza físico química del mismo según biólogos y naturalistas, comenzó en el agua donde minúsculos organismos iniciales se desplazaban y luego en la tierra se arrastraban, sin patas, luego con patas. El hombre tiene ese origen.

Desde hace unos diez mil años, y últimamente con más énfasis, hemos comenzado a tener una tecnología y una convivencia muy distinta a la que se desarrolló y permaneció casi constante durante millones de años, al extremo de que no sería absurdo preguntarnos si todavía necesitamos un planeta como el que nos dio origen y sobre la necesidad de modificarlo en algun aspecto.ya que nosotros mismos estamos a punto de modificarnos. Creo que es el momento de definir:

1. La naturaleza humana en el contexto, tempo-espacial y astronómico, en el que nació y se desarrolló sobre el planeta.
2. El nuevo hombre y su nuevo mundo.
3. Posibilidades y limites de un control social sobre la libertad humana y la libertad científica.

Primero: El 99% del tiempo que el hombre tiene sobre el planeta lo ha sido como cazador y recolector. En estos millones de años las modalidades físicas de su trabajo y las exigencias mentales han terminando por construir su cuerpo y su mente.
Por ejemplo los ojos al frente como en casi todos los animales para ver qué es lo que hacen las manos: fundamentalmente era un manipulador manual y las herramientas creadas hasta no hace mucho no eran más que una extensión de sus manos y de su fuerza. Las horas de reposo son necesarias para reponer las energías de un trabajo físico y orgánico. Las funciones mentales conscientes en un nivel relativamente reducido, solo servían para satisfacer las mínimas exigencias a que estaba sometido. De todas maneras la mente creó niveles más profundos casi innecesarios en la vida cotidiana, donde también se realiza actividad mental pero que accidentalmente accede a la conciencia. Esta mente resulta bastante incapaz hasta hoy para organizar la vida social en el planeta. Educada durante millones de años en una actitud alerta competitiva, esta lucha violenta la ha condicionado hasta hacerla hoy incapaz de resolver muchos problemas que hacen también a la supervivencia pero en un contexto social y económico distinto. Todavía reacciona como si estuviera en un mundo de cazadores y de lucha a muerte por la defensa de su territorio. De todas maneras tuvo y tiene algunos resultados prodigiosos en algunos seres humanos excepcionales.

A veces algunos seres humanos han pretendido extender a toda la humanidad los sentimientos religiosos y de protección de su propio núcleo familiar y tribal, pero también lo hicieron y lo hacen en forma violenta y sangrienta.
El hombre empezó muy débilmente a darse cuenta de cuáles son sus limitaciones mentales y físicas.

Segundo: Desde hace algo más de diez mil años se está preparando para un cambio.
Lo que está consiguiendo en forma por ahora insignificante no es ajeno a las fantasías del hombre desde las civilizaciones primitivas.
En algunos siglos fue lento, en otros más rápido.
Los últimos cincuenta años, han sido tecnologicamente revolucionarios respecto de lo que tenía adquirido.
La electrónica y la bioingenieria son las ciencias y técnicas que más frutos han dado.
Este es el siglo de la búsqueda de interacciones de la biología y la electrónica.
Hay una transferencia de ideas de una a la otra. Ya no puede avanzar una sin la otra.

La base de toda la bioingeniería es el descubrimiento del gen como un sistema de información. El gen es un programa. Aislar un gen y ubicarlo en otro organismo, cambiarlo de lugar, modificarlo en algún aspecto, suprimirlo de un organismo. Así de simple y así de difícil es el procedimiento utilizado. El otro descubrimiento extraordinario es que hay un aspecto de los genes, sus programas, que no son esencialmente distintos entre los distintos bichos que pueblan el planeta.

Estas técnicas ya mostraron su efectividad en todos los aspectos de la agricultura. Hemos aprendido a transformar los elementos fisicos y crear otros nuevos inexistentes en la naturaleza, le toca ahora a lo orgánico.
Se pueden ahora criar peces de aguas templadas en aguas frías, gracias al transplante de un determinado gen.
El Dr.Walter Gehring y su equipo, en sus estudios sobre el ojo, en un experimento hecho con verdadero coraje, pudo colocar el gen de los ojos en las patas y alas de la mosca, y casi milagroso, en las patas de una rata. (Francois Jacob: El ratón, la mosca y el hombre. Ed. Drakontos. Barcelona, España , Pag. 124).

En algunos casos y en algunas profesiones, cuán útil nos sería un ojo en la punta del dedo índice.
El Dr. Jonathan Slack de la universidad de Bath, Reino Unido, pudo hacer nacer una rata sin cabeza; esto le hizo decir que dentro de unos cincuenta años, podremos hacer nacer un cuerpo humano sin cabeza, para poder aprovechar sus órganos para transplantes (Jeremy Rifkin: El siglo de la Biotecnologia, Ed. Marcombo. Barcelona España. Pag. 45).
En realidad sería casi innecesario: ya se están preparando los procedimientos para hacer crecer órganos en moldes especiales para utilizarlos en los humanos que los necesiten. Posiblemente serán utilizados dentro de unos 150 años.

No falta nada para hacer crecer una cabeza sin el cuerpo, claro que no necesitaría nariz, ni ojos, ni orejas.
Estamos tratando de hacer interactuar la computadora con nuestro cerebro, he aquí un camino interesante.
La matriz artificial, decía Jean Rostand, Premio Nobel, es un hecho. (El siglo de la biotecnología, pag. 44).
El Dr. Jean Crutian Jerson, de la universidad de Louisiana, en el laboratorio de bioingeniería, logró independizar las dos mitades del cerebro de un mono, y hacerle hacer actividades motoras y cuasi intelectuales distintas y simultáneas a las dos mitades cerebrales. (J. C.Jerson. "La nueva Biología" edición Taurinas. Mejico ed. 2000. Pagina 156)

Posiblemente esto nos permitiría duplicar nuestra actividad, mejorar nuestro conocimiento, utilizar un cerebro mientras el otro descansa, o que cada uno tenga una especialización distinta.
Por sus condiciones las jirafas solo duermen algunos minutos. Los delfines duermen con cada uno de los hemisferios cerebrales alternativamente ( Dale Purves y otros. Invitacion a la Neurociencia. Pag. 541)
Todo depende de unos genes que pueden ser trasladados al ser humano.Ya no nos hace falta dormir un promedio de ocho horas.
La interacción hombre-máquina deja de ser una tema de ciencia ficción.

La actividad sexual, que todavía nos emparienta con los animales, será una distracción agradable, independizada de la gestación, podríamos desvincularla de las otras funciones orgánicas que tiene, y cambiarla de lugar, un lugar más cómodo y agradable, e incluso a la vista para placer de los involucrados. Porque, la verdad, la posición que tenemos que adoptar para ejercerla no es muy elegante que digamos.

El nuevo hombre ya es un hecho.

Tercero: La vida social se hará más interactiva, más estrecha y los seres necesitarán mucho más unos de los otros para la supervivencia y el mantenimiento de sus nuevas estructuras. Posiblemente la sociedad y la legislación impongan algunas limitaciones, pero ello no podrá impedir nuevas investigaciones y posibles aplicaciones. La historia ha demostrado que toda limitación es negativa desde todo punto de vista. Mentes temerosas siempre han preetendido ponerle límites a las aplicaciones de la ciencia. Siempre han fracasado. Seguramente hay aspectos de la sociedad que no los podemos predecir, pero estará muy lejos del modelo de las termitas que nos rige todavía.






Google
 

Puede encontrar mayor información sobre Parapsicología utilizando este buscador:
Google
Web Este sitio
© Copyright 2001 - 2015 todos los derechos reservados. www.naumkreiman.com.ar