Dora Ivniski, su deceso.
Comunicamos con profundo dolor el fallecimiento de la licenciada Dora Ivniski.

Ver más

Entrevista inédita a Naum Kreiman
Realizada por Enrique Márquez

Ver más

Nuevo libro de parapsicología en la Argentina
"El buscador de maravillas" por Juan Gimeno

Leer crónica

COLABORACIÓN PARA UNA INVESTIGACIÓN
Se solicita a aquellas personas que hayan sido protagonistas o testigos de fenómenos poltergeist (ruidos inexplicables, movimiento de objetos, aparición de luces, etc), y que estén dispuestas a ser entrevistadas para relatar sus experiencias, manteniendo en reserva sus datos personales si fuera necesario, que escriban aquí

Grupo de estudios
en el Instituto de Parapsicología
En respuesta al interés manifestado por numerosas personas, el Instituto de Parapsicología ofrece un Grupo de Estudios de parapsicología, de acuerdo a las siguientes consignas:

"Científico
y Psíquico" - "Scientist
and Psychic"
por el Dr. José María Feola.

NUEVO LIBRO
Naum Kreiman, la Parapsicología y la Ciencia

por Dora Ivnisky y Juan Gimeno.

Comunicaciones
de Parapsicología
Nº 47, Especial 2016.
Nº 46, Junio 2015.
Nº 45, Marzo 2015.
Nº 44, Dic. 2014.
Nº 43, Sep. 2014.
Nº 42, Junio 2014.
Nº 41, Marzo 2014.
Nº 40, Dic. 2013.
Nº 39, Sep. 2013.
Nº 38, Junio 2013.
Nº 37, Marzo 2013.
Nº 36, Sep.2012.
Nº 35, Sep.2012.
Nº 34, Junio 2012.
Nº 33, Marzo 2012.
Nº 32, Dic. 2011.
Nº 31, Sep. 2011.
Nº 30, Junio 2011.
Nº 29, Marzo 2011.
Nº 28, Dic. 2010.
Nº 27, Sep. 2010.
Nº 26, Junio 2010.
Nº 25, Marzo 2010.
Nº 24, Dic. 2009.
Nº 23, Sep. 2009.
Nº 22, Junio 2009.
Nº 21, Marzo 2009.
Nº 20, Dic. 2008.
Nº 19, Sep. 2008.
Nº 18, Junio 2008.
Nº 17, Marzo 2008.
Nº 16, Dic. 2007.
Nº 15, Sep. 2007.
Nº 14, Junio 2007.
Nº 13, Marzo 2007.
Nº 12, Dic. 2006.
Nº 11, Sep. 2006.
Nº 10, Junio 2006.
Nº 9, Marzo 2006.
Anexo Cuad. Nº 7/8.
Nº 7/8, Dic. 2005.
Nº 6, Jun./Sept. 2005.
Nº 5, Marzo 2005.
Nº 4, Diciembre 2004.
Nº 3, Setiembre 2004.
Nº 2, Junio 2004.
Nº 1, Marzo 2004.



Parapsicología de Investigación
Nuevo sitio en Internet.

Noticias anteriores.
Ver todas







EXPERIMENTO DE GANZFELD

Fecha del experimento: de junio a septiembre de 1996
Lugar del experimento: oficinas del Instituto de Parapsicología

Participantes: Marcelo Di Tullio y Juan Gimeno administraron los ensayos. Naum Kreiman estuvo siempre presente en los ensayos. Dora Ivnisky y María Lucía Riedo eligieron las figuras objetivo, de diarios y revistas, en un tamaño aproximado de 6 x 6 centímetros, las ensobraron y armaron los grupos de cuatro figuras; ellas no tuvieron acceso al conocimiento de los objetivos seleccionados.

Procedimiento:
Cada objetivo fue ensobrado en un sobre forrado (sobre A). Cada grupo de cuatro objetivos ensobrados fue a su vez colocado en otro sobre (sobre B). La señora Dora Ivnisky seleccionó los grupos de cuatro figuras.
Se hizo un pozo de ochenta sobres A, que fueron numerados de 1 a 80 aleatoriamente. En cada sobre B, en su exterior, se registraban los números de los sobres A que contenía, en forma correlativa. Con una tabla de números aleatorios se elegía el número del sobre A que sería el objetivo del ensayo; los otros tres sobres serían los señuelos.
Todas las figuras eran objetivos potenciales. Cada vez que se sacaba un sobre B(que contenía cuatro sobres A), se lo reponía de un pozo auxiliar, también al azar con un bolillero.
Para no confundir un número ya retirado con el repuesto se utilizaba una clave.
Se utilizaron en el experimento 240 figuras. Se ensobraron a tal efecto más de 300. Cada vez que se utilizaba un objetivo y sus señuelos, éstos no se volvían a utilizar en ningún otro ensayo con ningún otro sujeto.
De todas las figuras se hicieron dos fotocopias. De manera que una fotocopia se utilizaba para el ensayo con el sujeto. Otra fotocopia se utilizaba para darle al sujeto para la autoevaluación, de manera que el sobre utilizado para el ensayo no se utilizaba para la autoevaluación del sujeto; y los originales se utilizaron para entregarlos a los jueces para la evaluación. Todos ellos ensobrados en sobres A y B de la misma manera.

Tipo de experimento:
El sujeto debía percibir por ESP una figura ensobrada. No había sujeto emisor.
El sujeto estaba recostado en un diván, los ojos tapados con pelotitas de ping-pong de color rosado. El ensayo duraba aproximadamente 25 a 30 minutos. El sujeto expresaba sus "visiones" a un grabador o en algunos casos lo relataba al terminar el ensayo. Por unos auriculares escuchaba durante los primeros minutos instrucciones para la relajación física y para su tranquilización mental. Luego se le hacía oír un ruido blanco hasta terminar el ensayo.

Procedimiento de administración:
El sobre A que contenía el objetivo, era traído de su domicilio por el señor Gimeno, a quien le era entregado por la señora M. L. Riedo, doblemente ensobrado de manera que los que administraban el ensayo no sabían qué número de sobre era el elegido. En estas condiciones se lo colocaba sobre una mesa que estaba junto al diván donde se recostaba el sujeto. A veces el sujeto tenía el sobre en la mano. En esta etapa del experimento el sujeto no quedaba en ningún momento solo en la habitación, siempre estuvo acompañado por el señor Di Tullio o el señor Gimeno.
Terminado el relato del sujeto, recién se veía el número en el exterior del sobre; con ese número conocido, se retiraba de un pozo de fotocopias el sobre B que contenía las cuatro figuras: el objetivo y los señuelos, cada uno en su sobre, y se lo entregaba al sujeto. De manera que el sobre A que tuvo el sujeto en sus manos o sobre la mesa, no se utilizaba para la evaluación por el sujeto ni por los jueces. Este sobre A se abría cuando el sujeto terminaba sus relatos y los comentarios. Hasta este momento nadie de los experimentadores conocía las figuras objetivo y señuelos.

Autoevaluación del sujeto:
El sujeto quedaba solo en la habitación, abría el sobre B, sacaba los sobres A y ordenaba las figuras en función de su mayor o menor parecido o similitud con su visión. El sujeto graduaba con uno a la figura que más tenía que ver con sus "visiones", y con cuatro a la que menos se parecía. Terminada la evaluación del sujeto, recién entonces los experimentadores entraban a la habitación, veían las figuras y conversaban con el sujeto sobre los motivos de su graduación, etc. Nadie sabía todavía cuál era el objetivo. Terminada esta evaluación y los comentarios, recién entonces se abría el sobre A con el que el sujeto había hecho su ESP, y se hacían los registros correspondientes. Todo quedaba grabado.
Se proyectó hacer 60 ensayos con 15 sujetos. Debían hacer cada uno cuatro ensayos. Solamente 14 sujetos hicieron los cuatro ensayos cada uno, y para completar los sesenta ensayos, otros cuatro sujetos hicieron un ensayo cada uno.
Los resultados de la autoevaluación de los sujetos son los siguientes:

Frecuencia de los rangos asignados al objetivo
en la autoevaluación del sujeto

 Rangos 1 2 3 4
 Frecuencia 12 18 16 14
 Suma de rangos por su
 respectiva frecuencia
= 152

Resultado no significativo



Procedimiento de evaluación de los jueces:
Para la evaluación de los jueces, se utilizó un pozo de sobres que no fueron utilizados en el experimento ni para la autoevaluación del sujeto.
A los jueces se les dio una copia de los dichos de los sujetos durante el Ganzfeld, que como decimos se había grabado. Esta copia era una lista de los dichos del sujeto clasificados o divididos en ítems. El juez evaluaba cada ítem con un rango de 1 a 9. se sumaban estos rangos, y a esta suma se asignaba un rango de 1 a la suma mayor y un rango de 4 a la suma menor. De esta manera se obtenían los rangos para la evaluación final: de uno a cuatro.

Frecuencia de los rangos asignados a los objetivos
Evaluación del juez Licenciado Horacio Ostri

 Rangos 1 2 3 4
 Frecuencia 13 22 14 11
 Suma de rangos por su
 respectiva frecuencia
= 143
Resultado no significativo


Evaluación del juez Licenciado Aldo Ivnisky
 Rangos 1 2 3 4
 Frecuencia 19 11 16 14
 Suma de rangos por su
 respectiva frecuencia
= 145
Resultado no significativo


Estadística aplicada para la evaluación de rangos

Suma de rangos esperable por azar: Nx(R + 1) / 2
DS = ÖN (R2 - 1) / 12

Evaluación por acierto pleno (p = ¼) es igualmente no significativa.
Resultados

Se puede apreciar que sólo en 12 casos los sujetos evaluaron con éxito (evaluación con 1) y en esas circunstancias sólo cuatro veces todos los jueces y el sujeto coincidieron. Y sólo en tres casos por lo menos uno de los jueces coincidió con el sujeto.
El juez A.I. tuvo además 13 éxitos en 19 ensayos en que el sujeto erró. Que sumados a los éxitos coincidentes con el sujeto de la tabla 1, tiene un total de 19 evaluaciones exitosas. El juez H.O. tuvo ocho aciertos que sumados a los cinco de la tabla 1, da un total de 13 asignaciones exitosas. La tabla 3 muestra las asignaciones erróneas del sujeto y de los jueces, en total 29 ensayos.
Del total de 60 ensayos, como ya lo indicamos más arriba, el sujeto evaluó con éxito 12 veces, el juez A.I. 19 veces y el juez H.O. 13 veces.

Una propuesta de evaluación

Estas son consideraciones que agregamos a la evaluación hecha en su oportunidad. Lo hacemos con dos propósitos:
a) posiblemente ayude a la consideración de las evaluaciones de este tipo de experimento; b) considerar un error en el procedimiento de evaluación que hicimos con el sujeto.
En la Tabla 1 tenemos las evaluaciones exitosas del sujeto (rango 1) y las correspondientes evaluaciones de esos objetivos por parte de los dos jueces.
Como se ve, el sujeto hizo 12 evaluaciones exitosas (rango 1). En esta tabla tenemos evaluaciones exitosas (rango 1) del juez A.I. en objetivos, coincidentes con la evaluación del sujeto, total 6 evaluaciones.

Tabla total de resultados

Tabla 1
Evaluación de los jueces en los casos en que el sujeto evaluó con éxito
Sujetos Jueces
A.I. H.O.
rangos
A 1 2 1
B 1 1 1
B 1 3 4
C 1 4 4
C 1 1 1
D 1 2 2
E 1 1 1
F 1 1 1
F 1 3 4
G 1 4 2
H 1 1 3
I 1 1 2
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
aciertos 12 6 5
Tabla 2
Evaluación con éxito de los jueces en los casos en que el sujeto no tuvo éxito
Sujetos Jueces
A.I. H.O.
rangos
A 3 1 1
B 2 1 2
J 2 1 2
D 3 1 4
D 2 3 1
E 4 1 2
E 2 1 2
K 4 2 1
L 2 4 1
L 2 1 2
L 3 4 1
M 4 2 1
F 3 1 2
S 2 1 3
H 3 1 2
I 2 1 1
I 4 3 1
I 2 1 3
P 3 1 3
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
0 13 8


Tabla 3
Evaluación sin éxito de los jueces y el sujeto
  
Sujetos Jueces
A.I. H.O.
rangos
A 4 4 3
A 2 3 2
B 3 3 4
J 4 2 4
J 4 3 4
J 4 4 2
C 4 3 3
C 4 2 2
D 2 3 3
P 3 4 3
P 2 3 3
P 3 4 2
E 3 2 4
K 3 3 3
K 3 4 3
K 3 2 2
L 3 3 3
M 2 3 2
M 4 4 3
M 2 3 2
F 3 3 2
G 2 4 4
G 2 3 3
G 4 4 4
Q 3 4 4
R 3 3 2
H 2 2 2
H 2 2 2
N 3 4 2
0 0 0


La Tabla 2 muestra las evaluaciones del juez A.I. exitosas (rango 1) que son 13.
En total el juez A.I. tuvo 13 + 6 = 19 evaluaciones exitosas (Tabla 1 + Tabla 2).
Nuestra pregunta es por qué el juez A.I. no pudo detectar seis objetivos en que el sujeto tuvo éxito según la tabla 1 (objetivos A, B, C, D, F, G).
Nuestros registros de los dichos del sujeto nos indican que el sujeto no eligió al azar, lo cual no descartamos. El sujeto siempre buscaba algún indicio que lo llevara a evaluar el objetivo. Posiblemente había algún indicador muy subjetivo al que el juez no puede llegar. De todas maneras no descartamos el azar, ya que el sujeto, puesto a elegir entre las cuatro figuras (objetivo y tres señuelos), tenía que decidirse por alguno.

Error de procedimiento
Cuando el sujeto salía del Ganzfeld, inmediatamente le dábamos las cuatro figuras, y el sujeto, solo en la habitación, debía hacer la evaluación. Al sujeto no se le hacía escuchar la grabación de sus dichos. Porque si el juez pudo detectar los objetivos por las grabaciones, es porque en las mismas había indicadores objetivos.
El sujeto, sin escuchar sus propias grabaciones, es posible que no recordara todo lo que dijo en ese estado de Ganzfeld, algunas visiones fugaces que no prendieron en su memoria, pero que al estar grabadas pudieron orientar al juez A.I.
Nuestro tema es el de las seis evaluaciones erróneas del juez A.I., en la tabla 1, que el sujeto evaluó bien (rango 1).
En estos objetivos el juez no encontró indicadores objetivos en los dichos del sujeto. En cambio el sujeto encontró indicadores que le hicieron detectar el objetivo, pero estos indicadores del sujeto no están escritos.
¿Serían tan subjetivos e inconscientes que no llegaron a expresarse? ¿Serían elecciones puramente aleatorias de parte del sujeto?
Yo pienso que no son aleatorias. Mi experiencia en otros experimentos informales de ESP sobre figuras me hace pensar que hay indicadores a los que el juez no puede llegar. Voy a poner un ejemplo: En una oportunidad, ante una figura que era "un campo con animales pastando", entre otras figuras señuelos, el sujeto eligió correctamente la figura objetivo. Sus dichos eran que se le presentó la imagen de billetes de banco, y que esto lo asoció al objetivo porque todos los meses iba al campo que tenía arrendado a cobrar una renta. Ningún juez puede acertar correctamente esta relación "campo con animales pastando" con "billetes de banco". Ésta es una relación que solo el sujeto podía hacer.

Hagamos ahora una nueva evaluación.

Evaluación por acierto pleno:
A los 19 aciertos del juez A.I. le sumamos los seis aciertos del sujeto; tendremos en total 25 aciertos.
np = 60 x 0,25 = 15
DS = Ö60 x 0,25 x 0,75 = 3,35
RC = (25 - 0,05) - 15 / 3,35 = 2,83 p < 0,01

Las investigaciones y críticas al Ganzfeld llegaron a un punto crítico al finalizar el año 1999.
Uno de los problemas que se creyó resolver fue lograr un procedimiento para obtener auténticos fenómenos de ESP y condiciones psicológicas para que el experimento logre repetibilidad.

Se trataba de encontrar ciertas condiciones favorecedoras de Psi. Esto fue el Ganzfeld.
El procedimiento de Ganzfeld consiste en disminuir en lo posible los estímulos sensoriales, especialmente visuales, lo cual se logra colocando sobre los ojos medias pelotitas de ping-pong para obtener una visión difusa, incluso coloreada ya sea al rojo, al azul o al verde, según la decisión del investigador; se utilizan también unos auriculares que emiten un zumbido liso, llano, suave, que anula los estímulos auditivos, de manera que el sujeto logre un estado de pasividad psíquica.
Además se realizan algunos minutos previos de relajación física, y así el método constituía toda una gestalt psicofísica adecuada y favorable a la percepción extrasensorial.

Las prácticas yogas, de meditación o concentración, según unas u otras, también se consideraron favorables. Algunos experimentos de ESP en otros diseños mostraron que el haber realizado estas prácticas favorecía resultados significativos.
Se supone que suprimiendo en alguna medida todo ese "ruido" psicofísico, podrían acceder a la mente las débiles señales de la ESP.
Estos experimentos de Ganzfeld fueron desarrollados primero por Honorton, Braud y Parker.
Ganzfeld es una palabra alemana que significa "campo total".
Los objetivos que se utilizaron fueron figuras, dibujos o fotos tomados de diarios, revistas o colecciones de cuadros, que podían ser transmitidos por un agente transmisor, en cuyo caso el diseño era telepático, o se encerraban en un sobre, cuyo contenido debía percibir el agente Psi, y en ese caso el diseño era de clarividencia.

Posteriormente se utilizaron chips, o pequeños trozos de película, con acción. De ahí que luego se clasificaron los objetivos en dinámicos y estáticos, o sea que involucraban movimiento o no.
Los primeros experimentos de Ganzfeld se diseñaron en forma "manual", eligiendo y formando un pozo de objetivos, aleatorizados por el experimentador con una tabla de números aleatorios; posteriormente se hicieron los Ganzfeld automatizados en una computadora. El programa elegía al azar dentro de la computadora la figura objetivo, y luego le agregaba los señuelos. Al procedimiento computado se lo llamó autoganzfeld.

El procedimiento consistía en lo siguiente: el sujeto debía percibir el objetivo, y luego se le daba el objetivo utilizado mezclado con otras tres figuras, para que reconociera cuál era la que se había utilizado como objetivo.
Este juzgamiento pueden hacerlo también jueces.
El experimento que nosotros hemos efectuado y que se publica en este libro, puede servir como modelo, cuando no se utilizan métodos computacionales.

Nuestro experimento, evaluado en su totalidad, no dio un resultado estadístico significativo.
Nosotros estudiamos los aciertos obtenidos, para evaluar psicológicamente el resultado. Este análisis nuestro, fue inicialmente efectuado por Parker et al. sobre su propia base de datos. Los signos psicológicos significativos se repiten en nuestra base de datos como se puede ver a continuación:

Análisis Cualitativo de los Resultados

Lo interesante en estos resultados es observar las asociaciones que puede hacer el sujeto. Entendemos que el sujeto tiene la percepción de la figura objetivo. Decimos que esta percepción la obtiene a un nivel PSI de la mente, que es un nivel inconsciente. Cuando la información llega a la conciencia, el sujeto la integra a todos sus contenidos mentales, y sus contenidos memorísticos no son ajenos a la percepción PSI. Puede llegar en forma asociativa o simbólica o en forma directa. Éstas son presunciones. Pero una vez que se halla en la conciencia, la percepción PSI obedece a todas las leyes o características de una percepción normal. Y esta percepción normal sobre un objetivo, puede ser perfectamente definida o bien vaga o confusa. Cuando es vaga o confusa, el sujeto hace inconscientemente su hipótesis sobre la naturaleza de su objetivo. Pero esta hipótesis sobre la naturaleza del objetivo, no sabemos si la hace también en el nivel PSI de la percepción. Yo creo que no. El análisis de los resultados podrá esclarecer este problema.
Se presentan distintas situaciones.

1) Una cognición obtenida por mediación de PSI, contiene una percepción exacta del objetivo.
Es el caso de la figura Nº 65. Un hombre en un espacio abierto, hablando por un teléfono inalámbrico sobre su oreja y un tubo de ensayo en la otra mano. La cara está iluminada en parte por el sol.
El sujeto manifestó lo siguiente: "La sensación primera es como un espacio muy grande, después debo haber asociado con el sistema planetario. Un sol, una comunicación, como si fuera un... un receptor, como si fuera un teléfono. Algo de comunicación con otra cosa grande". La mente perfilaba un teléfono, una oreja, un sol, un sistema solar.
La coincidencia es perfecta. El hombre está en un espacio abierto, el sol le da en la cara. El teléfono es inalámbrico, de ahí que la idea de sistema solar, puede estar asociada a la idea de comunicación satelital. La expresión "la otra cosa grande", podemos inferir que es lo que la persona tiene en la otra mano, o sea un tubo de ensayo. Aquí hay una percepción correcta del objetivo y asociaciones e ideaciones que no son arbitrarias a nuestra comprensión.



Los dos ejemplos a continuación pertenecen al mismo sujeto. En el primer ensayo se expuso la figura Nº 15 (la figura de un ciervo). El sujeto en el Ganzfeld dijo: "Veo montañas... vi árboles... es Bariloche [una región de la Argentina, zona turística precordillerana, boscosa, donde hay ciervos y otras especies]. Los picos [de las montañas] están poco nevados. Se fue... alguien se fue... es un camino... Siento tristeza... es un lugar hermoso. Veo una cara de hombre... con ojos profundos. Algo amarillo [la foto tiene una mancha amarilla]".
Como se puede apreciar, el sujeto no dijo la palabra "ciervo", pero lo asoció a un lugar de la Argentina donde el ciervo es un animal protegido. La figura tiene una mancha amarilla en el ángulo inferior derecho.


El siguiente ensayo, el objetivo era la figura Nº 5, una cara de mujer, pintándose las cejas.
Las manifestaciones en el Ganzfeld fueron las siguientes: "Vi un cielo azul y nubes. Me sentí un poco presionado por las fotos del ensayo anterior". Sigue relatando que en su mente volvieron a repetirse escenas de Bariloche, lugar al que hizo un viaje. Manifestó que asistió a la muerte de una mujer en un accidente.
Después del Ganzfeld y con las cuatro figuras a la vista, sin que nadie supiera todavía cuál había sido el objetivo dijo: "Vi un cielo azul con nubes. Elijo la figura Nº. 5, porque vi a mi esposa. Vi en un momento la cara de mi esposa, quizás no haya sido mi esposa". La figura, como decimos, era una cara de mujer.





2) También aparecen respuestas asociativas
Podemos citar el caso de la figura 22. Un grupo de tres personas y otras al fondo, que están en actitud dubitativa, pensando, uno con la mano sobre su nariz, y el otro con un dedo en la boca.
El sujeto dijo: "Me parece una novela, creo que se me agolpan muchas cosas. Había como un fuerte deseo de que saliera bien, de que encontrara la brecha para salir". Describe algunas sensaciones físicas, como calor en el pecho, etc.
En manifestaciones post-ganzfeld dijo:
"La primera intención fue máscaras, de a poco se sintetizaron en máscaras."
No es extraño que haya visto esta figura 22 con las tres personas, como una representación teatral. La idea de máscaras está asociada perfectamente a la de representación teatral.



3) A veces se producen malas percepciones.
En una de las sesiones se expuso para el Ganzfeld la figura 52, en la que hay una figura central (una mujer con una camisa blanca) y dos mujeres, una de cada lado, atendiendo a su vestimenta.
En el Ganzfeld el sujeto dijo: "Veo el rostro de una persona... mujer, no sé si es oriental. Las vías de un tren. Las manos de una persona que tenía una camisa blanca. Unas [manos] parecen de mujer otras de hombre, trabajando, haciendo algo". Además en una mezcla aparentemente incoherente, veía árboles, gallinas, las manos de un caballo, colores y algunas letras. En los últimos minutos volvió a decir: "Otra vez veo el rostro de la mujer oriental o hindú. Tiene como pintadas cosas en la frente. Es la única escena que se me repitió". Después del Ganzfeld, dijo: "Lo más claro fue al principio, el rostro de la mujer, las vías del tren y dos o tres veces la letra N".
Cuando tuvo las cuatro fotos a la vista, y sin saber aun cuál había sido el objetivo, dijo: "Vi dos veces la cara de una mujer y como que lo principal de esta foto es la cara de la mujer. Pero también vi color azul, y vi letras" (uno de los objetivos tenía palabras escritas). La elección del sujeto fue correcta.

4) Pueden presentarse efectos multimodales.
Muchos sujetos señalaban colores. Las fotos utilizadas en nuestro Ganzfeld están en colores.
Podemos mencionar un ensayo en el que el sujeto identificó el objetivo (un automóvil) por haber tenido sensaciones físicas que identificó como similares a las que siente cuando maneja su auto (figura Nº 69). Esta percepción es un claro ejemplo en que ningún juez podría haber identificado el objetivo, frente a las expresiones del sujeto. Ya que sus sensaciones responden a un código subjetivo, imposible de ser identificado por un juez, por lo menos tal como lo expresó el sujeto.


5) La defensa contra la percepción parece distorsionar o retardar las imágenes.
Podemos citar un caso de rechazo de una percepción (Figura Nº 12). El sujeto manifestó:¨"Aparecen manchas entre lila y celestes. Siento una ligera sensación en el pecho, como algo emocional pero con un tinte agradable, es como si sintiera la emocion y la alegría de encontrarme con alguien que hacía mucho tiempo no veía. Estuve siempre viendo algo muy brillante en el centro. Pareciera que la foto tuviera colores vivos, tal vez verde, algo de azul y celeste. La sensación es de emotividad y alegria. Parece que tiene que ver con algo que me pasó en la niñez o en algún lugar en que estuve en esa época de mi vida. Tengo la sensación de no tener cuerpo".



Después del ganzfeld, y con las figuras a la vista pero sin saber todavía cuál era el objetivo, se decidió erróneamente por la figura 11.
"La parte emocional tiene que ver con el accidente de mi padre [el padre murió en un accidente automovilístico, por el cual tiene un cargo de conciencia]. Podría ser también la figura 12" [figura del Papa con un grupo de fieles; el Papa se destaca en el centro de la foto por su figura brillante].
Nosotros interpretamos ese rechazo a la figura 12, como un rechazo inconsciente a una figura religiosa, que le recordaba el accidente de su padre, cuando él era niño, y del cual se sentía culpable, sin que hubiera motivos para ello.









6) Parecen producirse efectos PSI holísticos significativos, fuera de los límites del diseño experimental.
Podemos citar un ensayo en que el sujeto tuvo percepciones de los cuatro objetivos.
Durante el Ganzfeld dijo: "Lo primero que me vino fue un instrumento, objeto no muy grande, como un elemento, un bate de béisbol, una cosa así" (foto Nº 30). "Después vi un reloj... La cosa estaba entre un objeto, aparecía un objeto". "Después un par de veces aparecían como dos personas" (figura 32, que era la figura objetivo).
"Un par de veces aparecieron animales, un animal apareció una vez, dos perros, como que había algo animal. Alguna vez, muy fugaz apareció una casa, como un espacio libre.



Un lugar abierto". Podemos apreciar que hay una casa y un lugar abierto en la figura 32, que coincide con lo expresado por el sujeto.
Después del Ganzfeld y con las figuras a la vista, sin saber aun cuál era el objetivo, comentó: "En un momento, no sé si lo dije, se apareció una guitarra (figura 30), y que no dije y me apareció un auto (figura 29), y una persona apareció fugaz, pero más bien un niño (figura 31).
Como se puede apreciar, figuran elementos de los cuatro objetivos potenciales. El objetivo que era las dos personas (figura 32), fue mencionado en el Ganzfeld. La figura fugaz de una persona, sería la mitad de la cara de una mujer joven (figura 31), que podía ser confundida con un niño. En el Ganzfeld, la guitarra fue mencionada confusamente como un instrumento. El sujeto, erróneamente, se decidió por la guitarra (figura 30).



Se puede observar que los sujetos, habitualmente, ven casas, autos, personas, cielo, animales, etc., que no es raro que se le presenten en la mente de manera espontánea, en la condición de pasiva recepción en que se colocan para el ganzfeld.
Estas consideraciones que se hacen en estos experimentos de Ganzfeld también podrían hacerse en los experimentos de visión remota.

El metaanálisis de los experimentos de Ganzfeld.
Charles Honorton presentó a la reunión de la P.A. en 1982, un largo experimento de ganzfeld que según su informe mostraba evidentes signos de ESP.

La práctica del metaanálisis en parapsicología, fue iniciada por Hyman en 1985.
El metaanálisis consiste en el cálculo de estadísticos promedios, de todos los experimentos introducidos en el examen, para obtener un valor estadístico final que indique si el conjunto ha logrado una significación estadística positiva, que pruebe la existencia del efecto analizado.
Hyman hizo un metaanálisis de 42 experimentos de ganzfeld realizados entre 1974 y 1981. La lista de estos experimentos se halla publicada en el Journal of Parapsychology V. 49, Marzo 1985.
Supuestamente el 55% de estos estudios alcanzaron significación en una primera visión.
Pero un análisis de las fallas de diseño en algunos experimentos, nos lleva a considerar que solo un 30% pueden ser considerados como significativos. La probabilidad del 0,05 en virtud de análisis múltiples efectuados llega al p = 0,25 o más.

El hallazgo de fallas en la aleatorización, los posibles indicios sensoriales y errores estadísticos sugieren que estos estudios fueron primeramente planeados como exploratorios y no como experimentos confirmatorios.
Tanto los tamaños de efecto como los puntajes Z se aproximan a cero, cuando se utilizan ecuaciones de regresión para predecir sus valores para el caso en que estos últimos tipos de fallas sean igual a Cero. Se concluye que esta base de datos es demasiado débil para apoyar ninguna afirmación sobre la existencia de Psi.
Honorton tomó de estos 42 experimentos solo 28, porque eran los únicos estudios que habían informado la cantidad de aciertos directos, ya que había experimentos que informaban una evaluación por rangos con los cuales se hizo su metaanálisis.
A continuación transcribimos la tabla A1, que publica Honorton (J.of P. Vol. 49 Nº 1, Marzo 1985). El z de Stouffer de estos estudios da un valor z = 6,60 con un p = 10(-9).

TABLA A1 (C.Honorton)
Estudios con aciertos directos

Estudio Nº de sujetos Nº de ensayos Aciertos directos p (aciertos) Proporción de aciertos Puntaje z Tamaño de efecto
1 4 32 14 0.25 0.44 2.15 0.37
2 10 10 3 0.167 0.30 0.76 0.31
4 14 14 0 0.20 0.00 -1.71 -0.93
7 4 7 6 0.25 0.86 3.00 1.33
8 30 30 13 0.25 0.43 2.02 0.38
10 40 40 6.5* 0.20 0.16 -0.57 -0.32
11 30 30 7 0.25 0.23 -0.39 -0.05
12 20 20 2 0.25 0.10 -1.97 -0.40
16 10 10 9 0.25 0.90 4.02 1.44
17 10 10 4 0.25 0.40 0.76 0.32
18 28 28 8 0.25 0.29 0.25 0.09
19 1 10 4 0.25 0.40 0.76 0.32
21 20 20 7 0.25 0.35 0.79 0.22
23 26 26 8 0.25 0.31 0.48 0.13
24 20 20 9 0.25 0.45 1.74 0.42
25 20 20 9 0.25 0.45 1.74 0.42
26 30 30 16 0.25 0.53 3.15 0.58
27 3 36 12 0.25 0.33 0.97 0.18
28 32 32 9 0.25 0.28 0.24 0.07
29 40 40 11 0.25 0.28 0.21 0.07
30 26 26 12 0.25 0.46 2.16 0.44
31 20 20 12 0.25 0.60 3.11 0.73
33 20 100 41 0.25 0.41 3.41 0.34
34 40 40 13 0.25 0.33 0.92 0.18
38 12 27 11 0.25 0.41 1.62 0.34
39 6 60 27 0.25 0.45 3.24 0.42
41 24 48 10 0.25 0.21 -0.82 -0.10
42 49 49 18.5* 0.20 0.38 2.89 0.40
* Rangos derivados de posiciones empatadas

Honorton comenzó en 1982 una serie de experimentos automatizados y computacionales (autoganzfeld) que eliminaban algunos pasos de los anteriores experimentos en que se utilizaron procedimientos diríamos manuales.
Se completaron 11 series, se hicieron 329 ensayos, el z (stouffer) = 3,41 con una p = 0,00033.
Los informes de Bem y Honorton, señalaban además la existencia de cinco variables psicológicas que se hallaban correlacionadas con el Ganzfeld, ellas son:
1) Figuras dinámicas versus figuras estáticas. Las dinámicas con mayor éxito significativo que las estáticas.
2) La práctica de ejercicios de meditación y prácticas de yoga, con más éxito que aquellos que no las practican.
3) Los que manifiestan que han tenido alguna experiencia Psi, tienen mayor éxito que aquellos que no las han tenido.
4) Los sujetos extravertidos obtienen mayor éxito que los introvertidos.
5) La creencia de los participantes en la existencia y realidad de Psi, e incluso cierta capacidad creadora y artística. Además la creación de un ambiente cálido y positivo en la experimentación.
Las diferentes conclusiones a que llegaron, por una parte Hyman y por la otra Honorton, dieron lugar a una variada intervención de científicos parapsicólogos, que originó un debate sobre la cuestión, tanto del método como del metaanálisis y su aplicación y efectividad (Journal of Parapsychology Vol. 5, Nº 4, dic. 1986).
Incluso participó del debate el Dr. Robert Rosenthal, conocido matemático estadístico, especializado en el tema del metaanálisis. Sus conclusiones fueron las siguientes (J of P. V.50, Nº 4, diciembre 1986, página 333/334):

"Los parapsicólogos en particular y los científicos en general tienen una deuda de gratitud con Ray Hyman (1985) y con Charles Honorton (1985) por su esmerado y extenso trabajo analítico y metaanalítico sobre el problema del ganzfeld. Su debate ha sido pródigo en luz y calor, y muchos de los principales temas han sido puestos de relieve.

"En mi comentario acerca del debate sobre el ganzfeld, he enfocado más de cerca el concepto de replicación. Me pareció conveniente, no sólo por ser el de la replicabilidad un problema central en la literatura parapsicológica, sino también por serlo igualmente en muchas ciencias, en especial cuando los tamaños de efecto buscados en la población son pequeños. El tamaño de efecto cero no es sino un caso especial de la clase de tamaños de efecto pequeños.

"Para terminar, sólo quiero sugerir que la parapsicología y otras ciencias de la conducta harían bien en modificar su punto de vista acerca del éxito en la replicación, en las siguientes direcciones:
1. Una replicación es exitosa en la medida en que el segundo estudio obtenga un tamaño de efecto similar al tamaño de efecto del primer estudio.
2. Tres o más investigaciones son replicaciones exitosas de una anterior, en la medida en que los tamaños de efecto sean homogéneos.
3. La prueba de significación no tiene nada que ver con el éxito en la replicación, aunque puede ser útil de diversas maneras, entre ellas, para evaluar la probabilidad de la nulidad dadas todas las investigaciones anteriores, y la probabilidad de diferencias reales entre los tamaños de efecto de dos o más estudios."

Algo muy importante de este debate fue el comunicado conjunto emitido por Hyman y Honorton, en el que ambos coinciden en continuar analizando y perfeccionando este tipo de experimento, especialmente en lo que se refiere al control de los indicios sensoriales, los procedimientos de aleatorización, el control de los juzgamientos, la unificación de evaluaciones estadísticas y el rol del metaanálisis. Decía incluso "se urge a los parapsicólogos investigadores, diseñar sus experimentos con la idea de que puedan ser introducidos en futuros metaanálisis".
Las conclusiones a que arribaron fueron las siguientes:
"Al hacer estas recomendaciones, reconocemos la necesidad de distinguir entre el ideal y la práctica.
Creemos que las recomendaciones que hemos hecho son compatibles con una consideración realista de lo que los recursos al alcance de la parapsicología permiten alcanzar. El paradigma del ganzfeld en la investigación parapsicológica tiene ya una década de antigüedad, y si bien la necesidad de innovaciones y de creatividad individual es tan grande como siempre, creemos que también hay necesidad de mayor disciplina y estandarización. Esperamos que los investigadores parapsicológicos y los editores de periódicos consideren bienvenidas nuestras sugerencias como un constructivo paso adelante, que mediante la activa cooperación que ellos le brinden, pueda llevarnos a un amplio consenso al menos sobre los "hechos" empíricos básicos.
"Nuestra recomendación final, a diferencia de las anteriores, probablemente sea menos factible en las actuales circunstancias; y sólo la proponemos aquí para señalar cuántos de los problemas en discusión podrían ser evitados si se alcanzaran ciertos ideales.

"Muchos de los problemas que enfrentamos al evaluar los experimentos psi con ganzfeld podrían evitarse en futuros experimentos si los revisores pudieran estar seguros de que cuentan con la población total de los correspondientes estudios, y pudieran asegurar la validez interna de esos estudios. Idealmente, la mejor manera de conseguirlo sería patrocinar una serie de réplica sistemática bajo los auspicios de una entidad neutral como la National Science Foundation. La entidad patrocinante establecería guías y reglas basadas en recomendaciones conjuntas de investigadores exitosos y críticos conocedores. Así, las guías delimitarían los diseños experimentales, las bases de la investigación, y el tiempo de dedicación de la serie experimental, así como el encuadre básico para el consiguiente metaanálisis de la serie en conjunto.

"La redacción de este comunicado conjunto nos convenció de que, a pesar de las evidentes diferencias, los parapsicólogos y sus críticos comparten muchos objetivos comunes. Estos puntos en común pocas veces se notan en los debates, que suelen concentrarse en las diferencias. Sin embargo es en esos puntos comunes donde está la clave de cómo los parapsicólogos y los críticos pueden unir sus fuerzas para alcanzar los fines a que ambos aspiran."

Ya más recientemente, después de casi 10 años, Julie Milton y Richard Wiseman publicaron un metaanálisis de experimentos de Ganzfeld en el Psychological Bulletin (volumen 125, N. 4 Julio 1999) titulado "Does Psi Exist? Lack of Replication of an Anomalous Process of Information Transfer". Hacen una revisión de 30 experimentos publicados entre 1993 y 1996, de los cuales dieciséis dieron una desvío positivo y 14 un desvío negativo. Como se puede apreciar en la tabla que reproducimos, de los 16 con desvío positivo, hay seis resultados que son importantes, y de los que tuvieron desvíos negativos, tenemos solo tres experimentos con probabilidades importantes. Todos los otros dan probabilidades que son muy pequeñas, y se repiten tanto en los experimentos con desvíos positivos como negativos.
El valor de z (Stouffer) = 0,70 con un p = 0,24 es totalmente no significativo. Los valores positivos se compensaron con los valores negativos.
Estos 30 experimentos, corresponden a 10 distintos autores y a siete distintos laboratorios, y suman un total de 1198 ensayos.

Tabla 1
Milton y Wiseman
(Psychological Bulletin, julio 1999, Vol. 125 Nº 4)
Estudio Ensayos Puntaje z Tamaño de efecto
 Bierman (1995) Serie III 40 1,94 0,31
 Bierman (1995) Serie IV 36 1,33 0,22
 Bierman et al. (1993) Serie I 50 0,03 0,00
 Bierman et al. (1993) Serie II 50 - 0,30 - 0,04
 Broughton & Alexander (1996) FT1 50 - 0,30 - 0,04
 Broughton & Alexander (1996) FT2 50 - 1,33 - 0,19
 Broughton & Alexander (1996) EC1 51 1,81 0,25
 Broughton & Alexander (1996) CLAIR1 50 - 0,64 - 0,09
 Broughton & Alexander (1996) GEN1 8 0,46 0,16
 Dalton (1994) 29 1,76 0,33
 Johansson & Parker (1995) Estudio 1 30 - 0,83 - 0,15
 Johansson & Parker (1995) Estudio 2 30 1,25 0,23
 Johansson & Parker (1995) Estudio 3 30 1,25 0,23
 Kanthamani & Broughton (1994) Serie 3 40 - 0,91 - 0,14
 Kanthamani & Broughton (1994) Serie 4 65 2,01 0,25
 Kanthamani & Broughton (1994) Serie 5a 4 0,22 0,11
 Kanthamani & Broughton (1994) Serie 5b 10 - 2,06 - 0,65
 Kanthamani & Broughton (1994) Serie 6a 20 - 0,46 - 0,10
 Kanthamani & Broughton (1994) Serie 6b 40 0,52 0,08
 Kanthamani & Broughton (1994) Serie 7 46 0,03 0,00
 Kanthamani & Broughton (1994) Serie 8 50 0,03 0,00
 Kanthamani & Palmer (1993) 22 - 2,17 - 0,46
 McDonough et al. (1994) 20 1,02 0,23
 Morris et al. (1993) Estudio I 32 1,78 0,31
 Morris et al. (1993) Estudio II 32 - 0,17 - 0,03
 Morris et al. (1995) 97 1,67 0,17
 Stanford & Frank (1991) 58 - 1,24 - 0,16
 Williams et al. (1994) 42 - 2,30 - 0,35
 Willin (1996a) 100 - 0,33 - 0,03
 Willin (1996b) 16 - 0,24 - 0,06


La crítica que hacen Milton y Wiseman, incluye la falta de repetibilidad de tres variables psicológicas, que Honorton señalaba como correlacionadas con el éxito del ganzfeld, y que son:
1) Los objetivos dinámicos obtuvieron más éxitos que los objetivos estáticos.
2) Los participantes novicios, sin experiencia anterior de ganzfeld, que relataron experiencias psi en la vida cotidiana, tuvieron más éxitos que aquellos que no tuvieron experiencias psi.
3) los que manifestaron haber practicado alguna disciplina mental, como meditación yoga, dieron mayores puntajes que los que no reunían esas condiciones.
Señalan que solo una de estas variables, la de haber practicado una disciplina mental, tuvo repetibilidad, es el caso del experimento de Bierman et al. (1993) que tuvo una z = 2,34 con una p = 0,013.

El funcionamiento del ganzfeld, señalan Milton y Wiseman como conclusión, en estos momentos no puede considerarse como una sólida prueba a favor del funcionamiento de Psi.
Este metaanálisis de Milton y Wiseman dio lugar a un debate que se realizó por e-mail en el que participaron más de cuarenta parapsicólogos. (J. of P., V. 63, número 4, Dic. 1999).
Una nueva serie de experimentos posteriores al metaanálisis de Milton y Wiseman, publica Milton en el J. of P. V. 63, N. 4, Dic. 1999). En esta lista como se puede apreciar en la tabla, tenemos el experimento de Dalton que dio una z = 5,26. Es decir dio un éxito sobresaliente, y Milton señala que si lo suprimimos de la tabla el resto de los experimentos da una z (Stouffer) = 1,45 con una p = 0,74 o sea no significativo.


Tabla A1
Estudios de ganzfeld publicados hasta marzo 1999
desde la terminación del metaanálisis de Milton & Wiseman (febrero 1997)
(Journal of Parapsychology, Vol. 63, Nº 4, Diciembre 1999)
Estudio Nº de ensayos z z/N 1/2
 Dalton (1997a) 128 5,26 0,46
 Parker & Westerlund (1998) Estudio IV 30 2,40 0,44
 Parker & Westerlund (1998) Estudio V 30 1,25 0,23
 Parker & Westerlund (1998) Ganzfeld serial 30 - (a) - (a)
 Symmons & Morris (1997) estudio piloto 12 - (b,c) - (b,c)
 Symmons & Morris (1997) estudio principal 51 2,98 (b) 0,42 (b)
 Wezelman & Bierman (1997) Serie Amsterdam IVB 32 - 1,48 - 0,26
 Wezelman & Bierman (1997) Serie Amsterdam V 40 - 0,91 - 0,14
 Wezelman & Bierman (1997) Serie Amsterdam VI 40 - 0,15 - 0,2
 Wezelman & Bierman (1997) Serie Amsterdam VI - Ensayos exploratorios de meditación 7 - 1,11 - 0,42
 Wezelman & Bierman (1997) Serie Amsterdam VI - Ensayos exploratorios de psilocibina 12 - (d) - (d)
 Wezerman et al. (1997) 32 2,15 0,38


Esta tabla tiene las siguientes aclaraciones:
(a) "En este estudio, la tarea del receptor era colocar los cuatro objetivos del conjunto de juzgamiento en el orden en que habían sido presentados durante la sesión de ganzfeld. Los autores presentan los resultados como una tabla de frecuencias del número de ubicaciones correctas dentro de cada ensayo. Por inspección, el resultado está ligeramente debajo del azar; sin embargo, los autores no presentan ni se refieren a ningún análisis estadístico inferencial específico, y, al no estar claro qué análisis se proponían, no se realizó aquí ningún análisis post hoc.
(b) "En los dos estudios de Symmons & Morris se utilizaron grabaciones de un tamborileo en lugar de ruido blanco, por lo cual es cuestionable que pueda considerarse que hubo ambientación de ganzfeld. Se incluyen aquí estos estudios para dejar aclarados los efectos que produce en la base de datos el hecho de incluirlos o excluirlos.
(c) "No se informó ningún resultado para los ensayos piloto.
(d) "Dos receptores adivinaban el mismo objetivo en 6 ensayos, obteniendo 7 aciertos en los 12 ensayos resultantes; pero no se presentan esos datos que hubieran requerido corrección por falta de independencia de las respuestas ("stacking effect": Milton & Wiseman, 1999b), por lo cual aquí no figura ningún resultado."

En el debate por e-mail se pueden clasificar las siguientes cuestiones debatidas.
- El abuso del metaanálisis como una prueba de la ESP.
- El efect Size, como la única medida de la replicación.
- Anomalías estadísticas.
- La consideración de los procesos defectuosos, los indicios sensoriales, el logro de estados psicológicos facilitadores de Psi, y recomendaciones para estudios futuros.

Todas son consideraciones interesantes y atinentes al tema, pero en general, rondan específicamente alrededor de la repetibilidad significativa de los experimentos.
Esta polémica y crítica ha llevado el tema de la repetibilidad al punto crítico, y es necesario considerarlo desde el principio, con un criterio totalmente nuevo.
Esto significa que debemos definir el nivel de repetibilidad que pueden ofrecer estos tipos de fenómenos, porque 1) los admitimos, y entonces la polémica estaría dirigida a que si son o no son aptitudes de la psiquis humana, y si lo son tienen un bajo nivel probabilístico y de repetibilidad; son inconscientes y han desafiado todo intento de aprendizaje; o 2) son fenómenos esporádicos, no habituales y azarosos, y que no autorizan a tejer teorías cognitivas paranormales; o 3) los consideramos lisa y llanamente coincidencias azarosas y nada más.

Después de ya casi sesenta años de investigación experimental, con distintos objetivos y los más variados procedimientos, se ha visto que no hay una repetibilidad significativa en los resultados experimentales, y que las características psicológicas que asociamos a la ESP, no siempre se cumplen en medida significativa.
De todas maneras en estos sesenta años, se han podido detectar en los resultados experimentales indicios psicológicos interesantes que permiten una mejor comprensión de la ESP, tanto del fenómeno Psi gama, como del fenómeno Psi Kappa.

La ESP no es un fenómeno excepcional, sino que es un fenómeno propio de una aptitud de la que está equipado nuestro psiquismo, funciona permanentemente en correlación con todas nuestras otras aptitudes o facultades psíquicas, que llamamos normales.
La polémica entre Parapsicólogos y Escépticos ha llegado a un callejón sin salida. Cuando no se deduce la existencia de indicios sensoriales por un supuesto mal diseño del experimento, entonces se suponen, no hay necesidad de identificar el origen.
Cuando dos experimentos o diez experimentos, la mitad por ejemplo da valores significativos positivos, y la otra mitad valores significativos negativos, sumarlos algebraicamente y obtener un promedio nulo, y en consecuencia decir que la ESP no ha probado repetibilidad de los valores positivos, es un absurdo científico, diríamos que ni siquiera es no científico.




La parapsicología experimental, la investigación de campo
y los fenómenos espontáneos


Los dos ámbitos de la investigación.
Hay que distinguir dos ámbitos de la investigación parapsicológica: uno: el de las investigaciones de campo y los fenómenos espontáneos (visión remota espontánea, poltergeist, telepatía en los sueños, precogniciones espontáneas, etc.); el otro: el de la investigación experimental de laboratorio.
Es cierto que algunos investigadores han tratado de imitar o crear en lo posible en el laboratorio, las condiciones psicológicas propias de los fenómenos espontáneos; hasta cierto punto, esto ha sido relativamente posible, pero en la medida en que los resultados no fueron positivos, dio lugar a un aprendizaje importante de cómo funciona la ESP y cuáles son los límites de la experimentación.
Estas investigaciones de laboratorio han llegado a fines del siglo XX a un punto crucial, que vamos a tratar de esclarecer.
El esclarecimiento de este punto crucial implica dos temas básicos:
primero: una concepción científica y filosófica de la realidad o de la naturaleza;
segundo: una cuestión de criterio dentro del método científico.

Las exigencias del método científico
Sabemos, como científicos, que afirmar la realidad y existencia de una aptitud de conocimiento paranormal por medio de la experimentación, tiene sus límites, y aun conociendo estos límites, hay quienes investigan ya su posible utilización, o aplicación, desde que todo conocimiento tiene que tener algún uso o aplicación.
Los resultados de los experimentos de laboratorio en parapsicología con los que se pretende probar la existencia de estas aptitudes, no responden a las exigencias del método científico básico y clásico, como ser, los resultados experimentales significativos no son repetibles, no son independientes, ni son predecibles (repetibilidad, independencia del experimentador, y predictibilidad, por lo menos las tres condiciones básicas más importantes). Para un gran sector de los científicos, sin esas condiciones no hay conocimiento científico. Los escépticos científicos utilizan estos argumentos para negarle a la parapsicología su calidad de ciencia.

Si admitimos estas condiciones, así, a rajatabla, según los escépticos científicos, la parapsicología experimental de laboratorio no ha probado nada.
Hay dos clases de escépticos:
Los que aceptan que hay fenómenos esporádicos, aislados, no comunes, cuya naturaleza aun nos es desconocida, lo cual no autoriza o justifica considerarlos, como afirman los parapsicólogos, debidos a una aptitud paranormal propia del ser vivo de carácter cognoscitivo y psicoquinético.
Y los otros escépticos y sus simpatizantes, para quienes estos fenómenos no existen, es pura fantasía, y los resultados de los experimentos son un accidente aleatorio, cuando no el resultado de un procedimiento experimental viciado que permite la entrada de indicios sensoriales, deficiente aleatorización, selección de datos, etc. Ya en otra oportunidad nos hemos referido a este tipo de mentalidad. Son una secta.


El punto crítico
Actualmente, el mundo científico de la parapsicología experimental ha llegado a un punto crítico, específicamente los del ámbito experimental de la parapsicología de los EE.UU., herederos de la escuela de Rhine, representados especialmente por la revista Journal of Parapsychology.
La crisis fue iniciada con la evaluación de los experimentos de Ganzfeld, palabra alemana que identifica al procedimiento, y que consiste en someter al sujeto que va a obtener una información por vía paranormal en un experimento, a determinadas condiciones psicofisiológicas que ya hemos señalado antes.
Estas condiciones constituyen toda una gestalt experimental, y darían lugar a experimentos exitosos y a su repetibilidad, y por ende a una predictibilidad estadística significativa.
Pero la realidad experimental es que no siempre hay un resultado estadísticamente significativo, no siempre se repiten los resultados con las variables psicológicas mencionadas, o sea con esa Gestalt relativamente cumplida.
Decimos relativamente cumplida, porque como vamos a ver, el logro de una muestra homogénea respecto de estas variables es, primero: difícil de obtener, y segundo: difícil de repetir.

El metaanálisis
El metaanálisis es un procedimiento estadístico que comenzó a utilizarse en la evaluación de la experimentación parapsicológica, hace ya, por lo menos, más de dos décadas. Consiste en calcular estadísticos promedios de todos los experimentos similares, realizados en condiciones comparables.
Los realizaron tanto parapsicólogos como Honorton, Bem y Honorton, como científicos escépticos como Hyman, Milton, y Wiseman.
Unos encontraron que estos promedios daban valores estadísticamente significativos, y los otros que el conjunto de los experimentos no probaban nada. O sea que no alcanzaban un promedio estadísticamente significativo. Objetivamente, un metaanálisis no prueba la existencia de la ESP, solo puede probar la existencia de un efecto, luego hay que interpretarlo y darle un significado sobre la base de una teoría.
Los argumentos de los escépticos científicos son, que como los resultados experimentales no alcanzan un nivel de aciertos estadísticamente significativo, y cuando lo logran no se obtiene una repetición del resultado significativo en sucesivas muestras, no hay prueba científica de que el método ganzfeld sea apto para la replicabilidad experimental.

Las condiciones de la gestalt psicofisiológica paranormal
Analicemos la Gestalt psicofisiológica del Ganzfeld que hemos mencionado.
Las condiciones psicofisiológicas arriba enumeradas son esencialmente subjetivas y difíciles de medir, como para obtener una muestra homogénea, o sea un grupo de sujetos estadísticamente iguales en tales condiciones.
1ª) la creencia en la ESP tiene grados, e incluso componentes subconscientes.
Cuando dos personas nos dicen que creen en la ESP, no podemos saber cuál es la profundidad de dicha creencia ni las correlaciones intelectuales y afectivas que ella conlleva.
2ª) La extroversión, si bien es una variable personal medible por algunos tests, como característica de la personalidad, ella es solo fiable en la conducta espontánea y social del sujeto, pero no es válida en una situación experimental en la que el sujeto debe hacer un trabajo de autoobservación de sus sensaciones y percepciones en una situación experimental de autocontrol.
3ª) Que haya tenido alguna experiencia que crea que ha sido de ESP, es una condición fluctuante: no hay procedimiento cuantificador capaz de igualar cuantitativamente esa experiencia en dos sujetos y menos en dos muestras. Esta experiencia puede haber sido relativamente superficial o puede haber movilizado profundos factores íntimos de la persona. Incluso puede estar asociada a vivencias tan distintas entre las personas, que ninguna evaluación puede ser comparable.
4ª) La diferencia de objetivos dinámicos y estáticos, es realmente ingenua y falta de criterio científico psicológico. Son figuras o dibujos que se va a utilizar como objetivos del experimento, por lo tanto tienen que ser captados por la percepción extrasensorial, y la ESP no es una máquina fotográfica; esta aptitud pertenece a la estructura de todo nuestro psiquismo, de nuestras vivencias, y las vivencias son dinámicas. Una mesa fotografiada puede ser considerada estática, pero dentro de mis vivencias está impregnada de movimiento y de vida. No hay test con confiabilidad y validez suficiente para identificar e igualar a sujetos con esas características, y además si tiene una de esas características puede no tener la otra, y no sabemos cuál es la que prevalece, en qué momento y qué circunstancia, en la situación experimental. Esta es la primera objeción a las condiciones objetivas de repetibilidad que tenemos que hacer: las muestras de sujetos comprometidos en los experimentos realizados no pudieron cumplir con esta exigencia de homogeneidad de la muestra.
No estamos haciendo tests de selección de personal para saber si están en condiciones psicofisiológicas y mentales de manejar una sierra eléctrica o un martillo.
Para seleccionar o identificar a estos sujetos los investigadores lo hacen con un cuestionario, que no es ninguna garantía de objetividad, confiabilidad y validez para las variables a identificar, ni aun ciertos tests psicológicos también utilizados.

La prueba está en que los resultados experimentales no convalidaron las predicciones experimentales. Lo que pasa, es que hemos perdido de vista lo que estamos investigando. Para entendernos haría la siguiente comparación. Los cuerpos físicos, los puedo estudiar utilizando balanzas, pesas, mediciones de velocidad, aceleración, tiempos de reacción, repetibilidad y predicción, pero los fenómenos atómicos dentro de esos cuerpos físicos no los puedo estudiar con esos mismos instrumentos. Los fenómenos parapsicológicos no tienen las mismas condiciones de los fenómenos físicos y psicológicos. Esto es lo que se quiere significar con este ejemplo.
En los experimentos realizados e informados por nuestros colegas, especialmente de los EE.UU., los éxitos dentro de las muestras de sujetos, son muy variados, desde tener éxitos por debajo de lo esperado por azar, o por encima de lo esperado por azar aunque no significativo, hasta éxitos cuya frecuencia está bien por encima de lo esperado por azar, es decir ampliamente significativo.

La repetibilidad
El planteo es bien sencillo. Los experimentos parapsicológicos de laboratorio se diseñan en función de un diseño probabilístico. Así es desde Rhine, e incluso antes de Rhine también. Si hago cuarenta ensayos, con probabilidad 0,25, quiere decir que diez éxitos es lo esperable por azar, para que la frecuencia de aciertos llegue a ser significativa tenemos que estar más allá de los 16 o 17 aciertos.
Y como resulta de un metaanálisis, si hacemos treinta o cuarenta experimentos por ejemplo, y una parte de ellos dio menos que el azar, y otra más del azar, y hacemos un promedio de todos los valores estadísticos obtenidos y ese promedio no logra un valor significativo, ese conjunto de experimentos no alcanzó la prueba de repetibilidad experimental.
¿Qué valor tiene este cálculo aritmético, que no atiende a la cualidad de los éxitos, sino a considerarlos un simple recuento cuantitativo?.

Lo que el parapsicólogo tiene que preguntarse es: ¿estamos obteniendo un fenómeno cognitivo, psicológico y parapsicológico por excelencia o estamos contando cuántos cantos rodados arroja el mar a la playa o midiendo la eficacia del abono en la germinación de semillas? ¿Cuál es la repetibilidad que estamos buscando? Realizar un análisis psicológico de estos fenómenos cognoscitivos paranormales y descubrir en ellos particularidades, leyes características que son comunes en todos los individuos que los producen, y que se repetirán en los sujetos en las muestras experimentales, y entonces enfocar la repetibilidad en ese nivel fenoménico, y no en el nivel cuantitativo como se lo ha estado haciendo hasta ahora.
Lo que corresponde, y es lo que ya están haciendo algunos colegas, es investigar las características de la cognición paranormal en los pocos sujetos en los cuales se ha dado, y buscar la repetibilidad de esas características en los sujetos de las otras muestras en las que también se dieron con igual o distinta frecuencia. Es decir, buscar una repetibilidad fenoménica parapsicológica.
De otra manera estamos buscando una repetibilidad macroscópica, newtoniana, cuando lo que estamos estudiando es un fenómeno de percepción extrasensorial cuya característica fenoménica es aespacial-atemporal.

En este planteo estamos queriendo igualar condiciones y aplicar procedimientos de evaluación propios de los fenómenos en los que rige un riguroso determinismo, sobre el cual en cierto nivel de la naturaleza no se discute. Y es aplicable cuando uno puede medir confiadamente las variables que entran en juego en un experimento, y esta evaluación tiene confiabilidad y validez suficiente como para poder predecir repetibilidad, pero en el caso de las condiciones psicofisiológicas en el experimento parapsicológico, como ya lo hemos clarificado, no se pueden obtener estas condiciones y menos su repetibilidad.
En consecuencia, los resultados experimentales son fenómenos auténticos, pero en un bajo nivel de repetibilidad y bajo nivel de predicción experimental, que no alcanza para los estándares utilizados habitualmente en la investigación científica de las otras ciencias y en el nivel macroscópico de la naturaleza.

Está claro que estamos utilizando el modelo probabilístico gaussiano, o la binomial. Este modelo ha mostrado y muestra ser útil e irreemplazable en biología, fisiología, agronomía, en la investigación médica, psicológica o psiquiátrica en general.
Evaluar en la forma en que lo están haciendo algunos parapsicólogos, utilizando el modelo probabilístico mencionado, y como lo hemos ejemplificado, es porque no se han podido desacondicionar de un modelo determinístico fenoménico de la naturaleza. Su mente sigue presa de un determinismo propio del siglo XVIII y XIX, hoy en que hace ya casi un siglo de física cuántica. Las ideas sobre el azar en la naturaleza, el caos, las teorías de catástrofe (René Tomm) los Twistors (nueva estructura matemática - R. Penrose), amén de otros aportes no menos importantes, están bombardeando el clásico determinismo .

Lo Macrofísico y lo Subatómico
Si estudio una piedra, detenida o arrojada, resulta claro que me va a servir toda la matemática y física determinística y propia de los fenómenos comúnmente llamados macrofísicos. Podré utilizar una balanza, medir velocidades, aceleraciones, utilizaré el cálculo integral y diferencial. Si estudio un fenómeno fisiológico o neurológico, utilizaré instrumentos eléctricos, tomografías computadas, utilizaré distintos tipos de medidas, tiempos de reacción, etc. Pero cuando tengo que estudiar los átomos de la piedra o los átomos de las neuronas, todo ese instrumental ya no me sirve. Estamos en un nivel de la naturaleza en que los fenómenos no tienen las mismas medidas y tiempos del nivel en que nos movemos los humanos, aquí hay medidas inconmensurables, velocidades imprevisibles. Hay partículas que tienen una duración de un millonésimo de segundo. Sirva esta sola cita para evitar extenderme en muchos más ejemplos.

Cuando estudio los fenómenos mentales, digamos la conciencia, la memoria, la atención, o incluso la personalidad de un sujeto, utilizo ciertos tests, mido reacciones dentro de un rango que vamos a llamar normal, medible, puedo evaluar aptitudes, evaluar la memoria, puedo incluso ver cómo se iluminan con ciertas técnicas algunos lugares del cerebro cuando hago tal o cual efecto psicológico, que al fin y al cabo no es otra cosa que iluminar cables, de entre todos los innumerables cables que tengo en el cerebro.

Pero no puedo saber nada de lo que pasa en los átomos porque hasta allí mis instrumentos no pueden llegar. Quizás algún día lleguen otros instrumentos, (y seguramente llegarán). En nuestro cerebro se dan fenómenos estudiados por la física cuántica, fenómenos cuánticos, a los cuales no podemos llegar con los instrumentos propios de la macrofísica. Veamos un ejemplo.
: En el estudio de los fenómenos psicológicos a nivel neurológico, una de las cosas que se sabe hasta hoy es lo siguiente.

Todo mi psiquismo se construye a partir de las sensaciones y percepciones. La evolución lo ha condicionado para construir el mundo a través de las sensaciones que tenemos ya antes de nacer.
Los impulsos eléctricos provocados por las sensaciones en los distintos sentidos, que llegan a las distintas zonas de la corteza cerebral, incluso modalidades dentro de cada sentido, son todos exactamente iguales.

Las neuronas disparan siempre el mismo tipo de mensaje, un potencial de acción que se cuantifica de acuerdo a la frecuencia de estos potenciales. De acuerdo con esto, si uno registra la actividad eléctrica de una neurona sensorial, no puede saber qué tipo de información está transmitiendo, es decir si estamos viendo un auto, una casa o un lápiz. Llegan ondas exactamente iguales a distintas partes del cerebro. No sabemos nada más.

. Si esta información de lo que estamos viendo, oliendo o sintiendo no está en la frecuencia y/o amplitud en los impulsos eléctricos (todos iguales), entonces estará a un nivel más profundo o distinto y a ese nivel no podemos llegar con la balanza, el metro o el tester.
Aquí repetiríamos una observación de F. Capra, en su libro "el Punto Crucial" (pag 344. Editorial Troquel, 1982). Toda percepción sensorial es también hasta cierto punto extrasensorial. Este es el punto crucial en donde lo sensorial se transforma en un fenómeno de conciencia. Llegamos a la física de las partículas, donde no podemos utilizar el metro, la balanza, o el tester.
Para el mundo clásico, el hombre podía controlar todos los fenómenos y predecirlos. En biología y en Psicología los tests pretendían predecir casi mecánicamente, pero ocurre que la ESP que debemos considerar como un fenómeno cuántico de la psiquis, escapa al determinismo mecánico y determinista. El fenómeno de cognoscibilidad paranormal, no es algo que adviene a la mente como una especie de fotografía o fotocopia de otra mente, es una construcción de la mente del sujeto "cognoscente", del objetivo que se halla en la mente del otro, o de objetivos clarividentes. De ahí la dificultad de la evaluación puntual.




Bibliografía

ATKINSON, R. L., ATKINSON, R. C., SMITH, E. E., & BEM, D.J.; (1990). Introduction to psychology (10th ed.). Orlando, FL: Harcourt Brace Jovanovich.
BEM, D. J., & HONORTON, C.; (1994). Does psi exist? Replicable evidence for an anomalous process of information transfer. Psychological Bulletin, 115. 4-18.
BERTINI, M., LEWIS, H. B., & WITKIN, H. A.;· (1972). Some preliminary observations with an experimental procedure for the study of hypnagogic and related phenomena. In C. T. Tart (Ed.), Altered States of Consciousness (pp. 95-114). New York: Anchor Books.
BIERMAN, D. J.; (1995). The PRL autoganzfeld revisited: Refuting the sound-leakage hypothesis.
Proceedings of Presented Papers. The Parapsychological Association 38h Annual Convention, 43-47.
BRAUD, W. G.; (1978). Psi conducive conditions: Explorations and interpretations. In B. Shapin & L. Coly (Eds.), Psi and states of awareness: Proceedings of an international conference held in Paris, France (pp. 1-34). New York: Parapsychology Foundation.
BRAUD, W. G·, & BRAUD, L. W.; (1973). Preliminary explorations of psi-conducive states: Progressive muscular relaxation. Journal of the American Society for Psychical Research, 7, 26-46.
BROUGHTON, R.; (1992). Parapsychology: The Controversial science. London: Rider.
CARPENTER, J. C.; (1977). Intrasubject and subject-agent effects in ESP experiments. In B. B. Wolman (Ed.), Handbook of parapsychology (pp. 202-272). New York: Van Nostrand Reinhold.
DALTON, K.; (1997a). Exploring the links: Creativity and psi in the ganzfeld. Proceedings of Presented Papers: The Parapsychological Association 40th Annual Convention, 119-134.
DALTON, K.; (1997b). Is there a formula to success in the ganzfeld? Observations on predictors of psi-ganzfeld performance. European Journal of Parapsychology, 13, 71-82.
DRUCKMAN, D., & SWETS, J. K (eds.); (1988). Enhancing human performance: Issues, theories, and techniques. Washington, DC: National Academy Press.
HAYES, N.; (1998). foundations of psychology: An introductory text (2"1 ed.)Walton-on-Thames, England: Nelson.
HONORTON, C. & FERRARI, D. C.; (1989). Meta-analysis of forced-choice precognition experiments. Journal of Parapsychology: 53, 281-308.
HONORTON, C., & HARPER, S.; (1974). Psi-mediated imagery and ideation in an experimental procedure for regulating perceptual input. Journal of the American Society for Psychical Research, 68, 136-168.
HONORTON, C., BARKER, P., VARVOGLIS, M. P., BERGER, R. E., & SCHECHTER, E· L.; (1985). "First-timers:" An exploration of factors affecting initial psi ganzfeld performance. Proceedings of Presented Papers; The Parapsychological Association 28th Annual Convention, 37-58.
HONORTON, C., BERGER, R. E., VARVOGLIS, M. P., QUANT, M., DERR, P., SCHECHTER, E. I., & FERRARI, D. C.; (1990). Psi communication in the ganzfeld: Experiments with an automated testing system and a comparison with a meta-analysis of earlier studies. Journal of Parapsychology, 54, 99-139.
HONORTON, C., FERRARI, D. C. & BEM, D. J.; (1998). Extraversion and ESP performance: A meta-analysis and a new confirmation. Journal of Parapsychology, 62, 255-276.
HONORTON, C.; (1985). Meta-analysis of psi ganzfeld research: A response to Hyman. Journal of Parapsychology: 49, 51-91.
HYMAN, R., & HONORTON, C.; (1986). A joint communiqué: The psi ganzfeld controversy. Journal of Parapsychology: 50, 350-364.
HYMAN, R.; (1985). The ganzfeld psi experiment: A critical appraisal. Journal of Parapsychology: 49, 3-49.
KANTHAMANI, H., & BROUGHTON, R. S.; (1994). Institute for Parapsychology ganzfeld-ESP experiments: The manual series. Proceedings of Presented Papers. The Parapsychological Association 37h Annual Convention, 182-189.
KANTHAMANI, H., & PALMER, J.; (1993). A ganzfeld experiment with "subliminal sending" Journal of Parapsychology, 57, 241- 257.
KRIPPNER, S., BRAUD, W., CHILD, I. L., PALMER,J., RAO, K. R., SCHLITZ, M., WHITE, R. A., & UTTS, J.; (1993). Demonstration research and meta-analysis in parapsychology. Journal of Parapsychology 57, 275-286.
LAWRENCE, T.; (1993). Gathering in the sheep and goats ... A meta-analysis of forced-choice sheep-goat ESP studies, 1947-1993. Proceedings of Presented Papers: The Parapsychological Association 36th Annual Convention, 75-86.
McDONOUGH, B. E., DON, N. S., & WARREN, C. A.; (1994). EEG in a ganzfeld psi task. Proceedings of Presented Papers: The Parapsychological Association 37th Annual Convention, 273-283.
MILTON, J., & WISEMAN, R.; (1997a). Ganzfeld at the crossroads: A meta-analysis of the new generation of studies. Proceedings of Presented Papers: Parapsychological Association 40th Annual Convention, 267-282.
MILTON, J., & WISEMAN, R.; (1997b). Guidelines for extrasensory perception research. Hatfield, England: University of Hertfordshire Press.
MILTON, J., & WISEMAN, R.; (1999a) Does psi exist? Lack of replication of an anomalous process of information transfer. Psychological Bulletin, 125, 387-391.
MILTON, J., & WISEMAN, R.; (1999b). A meta-analysis of mass-media tests of extrasensory perception.
British Journal of Psychology: 90, 235-240.
MILTON, J.; ( 1993). A meta-analysis of waking state of consciousness, free-response ESP studies.
Proceedings of Presented Papers: The Parapsychological Association 36h Annual Convention, 87-104.
MILTON, J.; (1997). Meta-analysis of free-response studies without altered states o consciousness.
Journal of Parapsychology: 61, 279-319.
MILTON, J.; (1999). Should ganzfeld research continue to be crucial in the search for a replicable psi effect? Part I. Discussion paper. Journal of Parapsychology, 63, 309-333.
MORRIS, R. L., CUNNINGHAM, S., MCALPINE, S., & TAYLOR, R.; (1993). Toward replication and extension of autoganzfeld results. Proceedings of Presented Papers. The Parapsychological Association 36h Annual Convention, 177-191.
PALMER, J., & CARPENTER, J. C.; (1998). Comments on the extraversion-ESP meta-analysis by Honorton, Ferrari, and Bem. Journal of Parapsychology 62, 277-282.
PALMER, J., & KANTHAMANI, H.; (1990). A ganzfeld experiment with subliminal "sending." Proceedings of Presented Papers: The Parapsychological Association 36th Annual Convention, 227-242.
PALMER, J.; (1978). Extrasensory perception: Research findings. In S. Krippner (Ed.), Advances in parapsychological research 2: Extrasensory perception, (pp. 59-243). New York: Plenum Press.
PARKER, A., & WESTERLUND, J.; (1998). Current research in giving the ganzfeld an old and a new twist.
Proceedings of Presented Papers: The Parapsychological Association 41st Annual Convention, 135-142.
PARKER, A., FREDERIKSEN, A. & JOHANSSON, H.; (1997). Towards specifying the recipe for success with the ganzfeld: Replication of the ganzfeld findings using a manual ganzfeld with subjects reporting prior paranormal experiences. European Journal of Parapsychology 13, 15-27.
PARKER, A., MILLAR, B., & BELOFF, J.; (1977).A three-experimenter ganzfeld: An attempt to use the ganzfeld technique to study the experimenter effect. In J· D. Morris, W. G. Roll, & R. L. Morris (Eds.), Research in Parapsychology, 1976 (pp. 52-54). Metuchen, NJ: Scarecrow Press.
PRATT, J. G.; (1966). New ESP tests with Mrs. Gloria Stewart. Journal of the American Society for Psychical Research, 60, 321-339.
RABURN, L.; (1975). Expectation and transmission factors in psychic functioning. Unpublished honors thesis, Tulane University, New Orleans, LA.
RADIN, D. I., & FERRARI, D. C.; (1991). Effects of consciousness on the fall of dice: A meta-analysis. Journal of Scientific Exploration, 5, 61-83.
RADIN, D. I., & NELSON, R. D.; (1989). Evidence for consciousness-related anomalies in random physical systems. Foundations of Physics, 19, 1499-1514.
RADIN, D. I.; (1997). The conscious universe. The scientific truth of psychic phenomena. New York: HarperCollins.
RADIN, D. T., & FERRARI, D. C.; (1991). Effects of consciousness on the fall of dice: A meta-analysis.
Journal of Scientific Exploration, 5, 61-83.
RHINE, J. B.; (1948) Conditions favoring success in psi tests. Journal of Parapsychology 12, 58-75 ROCO, D. S., SMITH, M., & TERRY, J.; (1976). The use of short-duration ganzfeld stimulation to facilitate psi-mediated imagery. European Journal of Parapsychology, (3), 72-77.
ROSENTHAL, R.; (1978). How often are our numbers wrong? American Psychologist, 33, 1005-1008.
SCHMEIDLER, G. R. & MAHER, M.; (1981).Judges' responses to the nonverbal behavior and psi-inhibitory experimenters. Journal of the American Society for Psychical Research, 75, 241-257.
STANFORD, R. G. & STEIN, A. G.; (1994). A meta-analysis of ESP studies contrasting hypnosis and a comparison condition. Journal of Parapsychology, 58, 235-269.
STANFORD, R. G., & FRANK, S.; (1991). Prediction of ganzfeld ESP-task performance from session-based verbal indicators of psychological function: A second study. Journal of Parapsychology 55, 349-376.
STANFORD, R. G., & STEIN, A. G.; (1994). A meta-analysis of ESP studies contrasting hypnosis and a comparison condition. journal of Parapsychology: 58. 235-269 STEINKAMP, F., MILTON, J., & MORRIS, R. L.; (1998). A meta-analysis of forced-choice experiments comparing clairvoyance and precognition. Journal of Parapsychology 62, 193-218.
SYMMONS, C., & MORRIS, R. L.; (1997). Drumming at seven Hz and automated ganzfeld performance.
Proceedings of Presented Papers: The Parapsychological Association 40th Annual Convention, 441-453.
UTTS, J.; (1991). Replication and meta-analysis in parapsychology. Statistical Science, 6, 363-403.
WEZELMAN, R., & BIERMAN, D. J.; (1997). Process oriented ganzfeld research in Amsterdam Series IV B (1995): emotionality of target material, Series V (1996) and Series VI (1997):judging procedure and altered states of consciousness. Proceedings of Presented Papers: The Parapsychological Association 4oth Annual Convention, 441-453.
WEZELMAN, R., GERDING, J. L. F., & VERHOEVEN, I.; (1997a). Eigensender ganzfeld psi: An experiment in practical philosophy. European Journal of Parapsychology, 13, 28-39.
WEZELMAN, R., GERDING, J. L. F., & VERHOEVEN, I.; (1997b). Eigensender ganzfeld psi: The practical philosophy of an experiment, European Journal of Parapsychology 13, 40-53.
WILLIAMS, C., ROE, C. A., UPCHURCH, I., & LAWRENCE, T. R.; (1994). Senders and geomagnetism in the ganzfeld. Proceedings of Presented Papers.· The Parapsychological Association 37th Annual convention, 429-438.
WILLIN, M. J.; (1996a). A ganzfeld experiment, using musical targets. Journal of the Society for Psychical Research 61, 1-17.
WILLIN, M. J.; (1996b). A ganzfeld experiment using musical targets with previous high scorers from the general population. Journal of the Society for Psychical Research, 61, 103-106
WISEMAN, R., & MORRIS, R. L.; (1995). Guidelines for testing psychic claimants. Amherst, NY: Prometheus. WISEMAN, R., & SCHLITZ, M.; (1997). Experimenter effects and the remote detection of staring. Journal of Parapsychology 61, 197-208.
WISEMAN, R., & SCHLITZ, M.; (1999). Experimenter effects and the remote detection of staring: An attempted replication. Proceedings of Presented Papers: The Parapsychological Association 42nd Annual Convention. 471-479.
WISEMAN, R., SMITH, D., & KORNBROT, D.; (1996). Exploring possible sender-to-experimenter acoustic leakage in the PRL autoganzfeld experiments. Journal of Parapsychology 60, 97-128.


Para Pensar

"La Mente Nueva del Emperador" de Roger Penrose. (Fondo de Cultura Económico. Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Traducción de la Edición en Ingles de 1989. Ed. Castellana 1996)(Pag.41/42)

"¿ Que es lo que le da su identidad a un individuo? ¿ Son, de alguna manera, los propios átomos que componen su cuerpo?, ¿ Depende su identidad de la elección particular de electrones, protones y otras partículas que componen estos Atomos? hay al menos dos razones por las que no puede ser así: En primer lugar hay una continua renovación en el material del cuerpo de cualquier persona viva., esto se aplica también a las células del cerebro, a pesar de que no se producen células cerebrales después del nacimiento. La inmensa mayoría de los átomos en cada célula viva ( incluyendo cada célula del cerebro) y, de hecho, virtualmente todo el material de nuestros cuerpos, han sido reemplazados varias veces desde el nacimiento.
La segunda razón procede de la mecánica cuántica y por una extraña ironía está , estrictamente hablando, en contradicción con la primera. Según esta, dos electrones cualquiera deben ser por necesidad totalmente idénticos, y lo mismo sucede para dos protones y para dos partículas cualesquiera de cualquier tipo específico. Esto no quiere decir que no haya manera de distinguir las partículas: El enunciado es mucho mas profundo que eso.
Si se intercambiara el electrón del cerebro de una persona con un electrón de un ladrillo, el estado del sistema seria exactamente el mismo que antes.
y no simplemente indistinguible de él. Lo mismo sucede para protones o cualquier otro tipo de partícula, y para átomos enteros, moléculas, etc.
Si todo el contenido material de una persona fuera intercambiado con las correspondientes partículas de ladrillos de su casa, , entonces en un sentido general, no habría sucedido nada en absoluto. Lo que diferencia a una persona de su casa, es la pauta con que están dispuestos sus constituyentes, y no la individualidad de estos constituyentes. "






Google
 

Puede encontrar mayor información sobre Parapsicología utilizando este buscador:
Google
Web Este sitio
Figura 65
Figura 65.
Figura 15
Figura 15.
Figura 5
Figura 5.
Figura 22
Figura 22.
Figura 52
Figura 52.
Figura 69
Figura 69.
Figura 12
Figura 12.
Figura 11
Figura 11.
Figura 30
Figura 30.
Figura 32
Figura 32.
Figura 29
Figura 29.
Figura 31
Figura 31.

© Copyright 2001 - 2015 todos los derechos reservados. www.naumkreiman.com.ar