Dora Ivniski, su deceso.
Comunicamos con profundo dolor el fallecimiento de la licenciada Dora Ivniski.

Ver más

Entrevista inédita a Naum Kreiman
Realizada por Enrique Márquez

Ver más

Nuevo libro de parapsicología en la Argentina
"El buscador de maravillas" por Juan Gimeno

Leer crónica

COLABORACIÓN PARA UNA INVESTIGACIÓN
Se solicita a aquellas personas que hayan sido protagonistas o testigos de fenómenos poltergeist (ruidos inexplicables, movimiento de objetos, aparición de luces, etc), y que estén dispuestas a ser entrevistadas para relatar sus experiencias, manteniendo en reserva sus datos personales si fuera necesario, que escriban aquí

Grupo de estudios
en el Instituto de Parapsicología
En respuesta al interés manifestado por numerosas personas, el Instituto de Parapsicología ofrece un Grupo de Estudios de parapsicología, de acuerdo a las siguientes consignas:

"Científico
y Psíquico" - "Scientist
and Psychic"
por el Dr. José María Feola.

NUEVO LIBRO
Naum Kreiman, la Parapsicología y la Ciencia

por Dora Ivnisky y Juan Gimeno.

Comunicaciones
de Parapsicología
Nº 47, Especial 2016.
Nº 46, Junio 2015.
Nº 45, Marzo 2015.
Nº 44, Dic. 2014.
Nº 43, Sep. 2014.
Nº 42, Junio 2014.
Nº 41, Marzo 2014.
Nº 40, Dic. 2013.
Nº 39, Sep. 2013.
Nº 38, Junio 2013.
Nº 37, Marzo 2013.
Nº 36, Sep.2012.
Nº 35, Sep.2012.
Nº 34, Junio 2012.
Nº 33, Marzo 2012.
Nº 32, Dic. 2011.
Nº 31, Sep. 2011.
Nº 30, Junio 2011.
Nº 29, Marzo 2011.
Nº 28, Dic. 2010.
Nº 27, Sep. 2010.
Nº 26, Junio 2010.
Nº 25, Marzo 2010.
Nº 24, Dic. 2009.
Nº 23, Sep. 2009.
Nº 22, Junio 2009.
Nº 21, Marzo 2009.
Nº 20, Dic. 2008.
Nº 19, Sep. 2008.
Nº 18, Junio 2008.
Nº 17, Marzo 2008.
Nº 16, Dic. 2007.
Nº 15, Sep. 2007.
Nº 14, Junio 2007.
Nº 13, Marzo 2007.
Nº 12, Dic. 2006.
Nº 11, Sep. 2006.
Nº 10, Junio 2006.
Nº 9, Marzo 2006.
Anexo Cuad. Nº 7/8.
Nº 7/8, Dic. 2005.
Nº 6, Jun./Sept. 2005.
Nº 5, Marzo 2005.
Nº 4, Diciembre 2004.
Nº 3, Setiembre 2004.
Nº 2, Junio 2004.
Nº 1, Marzo 2004.



Parapsicología de Investigación
Nuevo sitio en Internet.

Noticias anteriores.
Ver todas







EXPERIMENTO DE PSICOKINESIA EN CONDICIONES DE CONCENTRACIÓN VERSUS VISUALIZACIÓN

Cuadernos de Parapsicología, año 9, Nº 2, junio 1976

Este experimento tuvo por objeto repetir estudios anteriores, realizados por otros investigadores, en los cuales el sujeto debía tratar de influir conscientemente en la caída de los dados a fin de obtener una determinada cara mayor número de veces que el esperado por azar. Se buscaba, además, obtener un efecto diferencial entre dos condiciones distintas: una de ellas, concentrándose el sujeto mentalmente en la cara del dado que deseaba que saliera; la otra, tratando de visualizar dicha cara.
Entre los antecedentes de esta investigación, mencionaremos el estudio de C. Honorton y W. Barksdale sobre experiencias de PK con tensión muscular versus relajación; el de W. G. Braud y L. W. Braud sobre relajación muscular como estado que favorece la manifestación de psi; y el estudio de Bjorn J. Steilberg, sobre "concentración consciente" versus "visualización" en tests de PK.

Sujetos
Se comprometió a doce sujetos para realizar el experimento, pero sólo ocho de ellos lo efectuaron en forma completa. Las pruebas se realizaron entre los meses de octubre y noviembre de 1975. Se trataba de personas que habían asistido a un curso general de Parapsicología, y cuyas edades oscilaban entre los 25 y los 40 años.

Experimentador y Asistente
El experimentador (A) diseñó el experimento y los procedimientos de aleatorización; no asistió a las sesiones experimentales.
El asistente (B) aplicó el test a los sujetos.
Cada sujeto hacía cuatro juegos por sesión en cada condición psicológica. Quiere decir que cada sujeto dejaba de jugar a dos caras del dado en cada condición.
Las caras objetivo se elegían antes de iniciarse la sesión, en presencia del sujeto.
Los sujetos se sentaban frente a la mesa en que se hallaba dispuesto el tobogán, frente al asistente (B) que se hallaba del otro lado de la mesa.
Informado el sujeto de cómo debía actuar, se comenzaba el juego.
Durante toda la sesión, el asistente (B) iba repitiendo la consigna correspondiente a la condición psicológica, para que el sujeto no perdiera en ningún momento la conducta psicológica que se le había solicitado.
Cada vez que se arrojaban los dados, el asistente (B) anotaba en su planilla las caras salidas en el orden en que más fácil le resultara su lectura.

Condiciones psicológicas
Los sujetos fueron probados cada uno en las dos condiciones siguientes:
¨ Visualización: Se solicitaba al sujeto que se dispusiera en forma relajada y tranquila. Se le hacía previamente un breve ejercicio de relajación física. Debía visualizar mentalmente la cara del dado que se había elegido como objetivo del juego.
¨ Concentración consciente: Se le solicitaba al sujeto que se pusiera en tensión muscular, como haciendo fuerza sobre los dados para que saliera la cara elegida como objetivo. Se le pedía que se pusiera tenso, si quería podía incluso levantarse de la silla y hacer fuerza mental y muscularmente.
A todos los sujetos se les sometió primero a la condición de visualización, y a los siete u ocho días se los sometió a una nueva prueba, esta vez en condición de concentración.

Dispositivos mecánicos
Para arrojar los dados, se utilizó un tobogán, formado por una tabla inclinada de 80 centímetros de largo, apoyada sobre una bandeja cuadrangular de 40 ´ 40 centímetros, dentro de la cual caían los dados. La altura de la tabla en su otro extremo era de 48 centímetros sobre el nivel de caída.
Se colocaban los dados en un dispositivo en el extremo alto del tobogán, y se los arrojaba sobre el tobogán en forma automática, apretando un dispositivo del aparato. Es decir que el asistente no arrojaba los dados con su propia mano. El operador recogía los dados de la bandeja una vez registrada la caída, y los colocaba sobre el dispositivo en cualquier orden, tal como se dispersaban de sus manos.
Se utilizó la misma habitación y el mismo aparato para todos los sujetos. También la disposición del aparato fue la misma para todos los sujetos; es decir, no se lo movió del lugar en que estaba emplazado.

Procedimiento experimental
Cada sujeto fue sometido a las dos condiciones psicológicas en días distintos, con un intervalo de 6 o 7 días entre ambas.
El experimentador (A) eligió al azar cuál de las dos condiciones (visualización o concentración) debía aplicarse en primer lugar, y cuál en segundo término. Esto se hizo antes de iniciar el experimento, y antes de saberse qué sujetos intervendrían. Se estableció así que primero se aplicaría la condición de visualización y en segundo término la de concentración, en igual forma a todos los sujetos.
La elección de las caras de los dados se hizo de la siguiente manera: el asistente tiraba un dado, y se elegían por su orden las siguientes caras de los dados como objetivos. Por ejemplo: si salía la cara 5, entonces se jugaba al 6, 1, 2 y 3, en este orden; si salía el dos, se jugaba al 3, 4, 5 y 6 en este orden; etcétera.
Análisis estadístico
Cada sujeto realizó en cada una de las condiciones cuatro juegos, que constaban de 20 ensayos cada uno. Se tiraban 6 dados en cada ensayo, de modo que en cada juego se hacían 120 tiradas de dados (6 ´ 20 = 120); por lo tanto, cada sesión constaba de 480 tiradas (120 ´ 4 = 480). Los ocho sujetos hicieron un total de 3840 tiradas (480 ´ 8 = 3840) en cada condición. El total de tiradas en las dos condiciones es, pues, de 7680 (3840 ´ 2 = 7680).
En cada juego, la media esperada por azar es de 20; luego, la media esperada por azar para todos los sujetos en cada condición es de 80 ´ 8 = 640, y para todos los sujetos en las dos condiciones: 640 ´ 2 = 1280.
Los resultados se compararon con la siguiente fórmula:

Se contó la salida de caras de todos los dados (objetivos y no objetivos) en las dos condiciones psicológicas.
Se dividió cada juego en cuatro partes: ensayos del 1 al 5, del 6 al 10, del 11 al 15 y del 16 al 20, y se contó las salidas de las caras de los dados, tanto de las caras objetivo como de las no objetivo, en las dos condiciones psicológicas, para estudiar el efecto de ESP dentro de los juegos.

Resultados
La tabla 1 da los resultados de las salidas de los números jugados en las dos condiciones: Visualización y Concentración.

Tabla 1
Salidas de los números que fueron jugados, en las dos condiciones,
para cada sujeto


Tabla 1 A
Total de salidas de las caras de los dados jugadas y no jugadas
en todo el experimento


Cada sujeto jugó sólo a cuatro caras del dado, realizando cuatro juegos. De manera que para cada sujeto hay dos caras del dado que no han sido jugadas. Por ejemplo: el sujeto 1 jugó en la condición de visualización a las caras 1, 2, 3 y 4, y no jugó a las caras 5 y 6, y en la condición de concentración jugó a las caras 2, 3, 4 y 5 y no jugó a las caras 1 y 6.

Muestra de control
Las caras de los dados no jugadas por cada sujeto constituyen la muestra de control para todo el experimento. Sobre estas caras el sujeto no efectuó ninguna acción de PK, y sus resultados han de ser comparados con las caras de los dados sobre las cuales los sujetos efectuaron acción de PK.

Resultados en cada una de las condiciones
La condición de visualización, como se puede apreciar en la tabla 2, arrojó un desvío respecto del azar de +14 que no es significativo. La proporción de aciertos esperada por azar es de 0,167, y las salidas de cada una de las caras no ofrece diferencias estadísticamente significativas.

Tabla 2
Salida de las caras jugadas (objetivos) Condición: visualización

Los resultados son aleatorios.
Salidas por azar para cada cara = J x 120. Ejemplo: para la cara 3: J = 5, luego 5 x 120 = 600.
Proporción calculada = 97 ¸ 600= 0,160.

La condición de concentración arrojó un desvío de +7 que también es aleatorio respecto del azar, y las salidas de cada una de las caras de los dados objetivos tampoco tiene diferencia significativa con la proporción esperada por azar que es de 0,167. Los resultados están dados en la tabla 3.

Tabla 3
Salida de las caras jugadas (objetivos) Condición: concentración

Los resultados son aleatorios.

Los resultados de la muestra de control están dados en la tabla 4. Como se puede apreciar, las salidas de cada una de las caras de los dados no difieren significativamente de la proporción esperada por azar, 0,167.

Tabla 4
Salida de las caras no jugadas (no objetivos) en las dos condiciones

Las proporciones no se desvían del azar 0,167 en forma significativa


Análisis dentro de los juegos

Investigaciones realizadas por otros investigadores mostraron en un análisis interno de los juegos, divididos en segmentos, que los sujetos mostraban un efecto de declinación a lo largo del juego, es decir, que los "aciertos" eran superiores en el segmento inicial respecto al segmento final de cada juego, siendo esta diferencia estadísticamente significativa.
A los efectos de este análisis, hemos dividido cada juego en cuatro segmentos: ensayos del 1 al 5, del 6 al 10, del 11 al 15 y del 16 al 20. Se computaron las salidas de las caras objetivo en cada uno de estos segmentos en los juegos en ambas condiciones, como también las salidas de las caras de los dados no objetivos.
La tabla 5 y el gráfico 1 dan las proporciones de salidas de las caras de los dados.
Contrariamente a lo obtenido en otras investigaciones, en nuestro caso se produjo un efecto de emergencia en lugar de uno de declinación.

Tabla 5
Salidas de las caras dividiendo los juegos en segmentos


Gráfico 1
Comparación de los resultados dividiendo los juegos en segmentos


La Tabla 5 nos da los valores obtenidos dividiendo los juegos por segmentos de ensayos. Podemos apreciar que los juegos de Visualización y Concentración acusan un efecto de emergencia. Este efecto de emergencia cronológico dentro de los juegos, también se ha dado en otras investigaciones, En nuestro caso si comparamos las proporciones de los primeros cinco ensayos respecto de los últimos cinco ensayos, tanto en los juegos de Visualización como en los de Concentración, obtenemos un valor estadístico significativo.
La diferencia entre primeros y últimos en Visualización (comparación por proporciones) da z = 1,862 con una p = 0,063 (a dos colas). La diferencia en Concentración (comparación por proporciones) da z= 2,074 con una p = 0,038 (a dos colas). Lo cual nos muestra un claro efecto de emergencia.
La comparación entre los primeros cinco ensayos y los últimos cinco ensayos de las salidas de control, nos muestra un claro resultado aleatorio, como lo muestra también el gráfico 1, para la tabla 5.

Análisis de los resultados por sujeto.

Si estudiamos los resultados totales de los juegos en las dos condiciones en cada uno de los sujetos, podemos observar que solo en el sujeto Nº 3, la diferencia de resultados fue mayor en visualización que en concentración en valores significativos: Visualización: desvío + 21, Concentración: desvío - 9, la diferencia da un valor z = 2,44 con una p = 0,015 (diferencia de proporciones). En el caso de los sujetos número 2 y número 8, los desvíos están en la misma dirección que los del número 3, pero con valores aleatorios, y los otros cinco sujetos dan resultados en ambas condiciones en dirección opuesta a los mencionados, con valores totalmente aleatorios.

Otras consideraciones

En un experimento contrastando las dos condiciones mencionadas, de Steilberg, cuyos datos se transcriben en nuestro experimento realizado con un sujeto, en Cuadernos de Parapsicología Año 9 número 1 (ver pagina ), los juegos en condición de visualización dieron un resultado superior a los juegos en condición de concentración.
Honorton y Barksdale (Journal of the American Society for Psychical Research (1972, Vol. 66 N. 2) informaron de tres experimentos en los que contrastaron las condiciones de tensión muscular versus relajación. El experimento se realizó con un aleatorizador electrónico binario. Se comparó un estado por sugestión de tensión muscular (realizar un esfuerzo consciente de acción para obtener los objetivos) versus un estado de relajación (estar en forma pasiva frente al objetivo). Estas dos condiciones las podemos asimilar muy bien a las condiciones de "concentración" versus "visualización" que hemos realizado nosotros y otros investigadores.
Uno de los experimentos fue con seis sujetos. El resultado total (1280 ensayos) dio un desvío + 38, con una p < 0,04 a dos colas. El resultado se debió a un desvío positivo de + 36 para los juegos con tensión muscular: p = 0,005 dos colas. La condición de relajación dio un desvío +2, aleatorio. La diferencia t = 2,49 (gl 39) p < 0,02. dos colas.
Un segundo experimento con 10 sujetos, con un total de 6400 ensayos, dio un desvío total de + 9, totalmente aleatorio. El estado de tensión muscular dio un desvío + 13 y el de relajación un desvío -4, la diferencia totalmente aleatoria.
Un tercer ensayo se realizó con un solo sujeto seleccionado. Se realizaron 1920 ensayos. El desvío total fue de + 6, totalmente aleatorio, pero la condición de tensión muscular dio un desvío + 59 con una p < 0,00005. La condición de relajación dio un desvío de -53, con una p < 0,0005. La diferencia con el test de t = 5,13 (GL 59) p = < 0,0005.
Los experimentos contrastando el estado de tensión muscular y el de relajación también se hicieron en tests de ESP. A tal efecto podemos citar el experimento de Braud y Braud (Journal of the American Society for Psychical Research (1973), Vol. 67 N. 1: "Preliminary Explorations of Psi Conducive States.
Progresive Muscular Relaxation". Se utilizó el procedimiento de la Jacobson's Progressive Relaxation Technique (que se transcribe en el anexo del informe).
El informe de Braud y Braud dice que se examinó a sujetos en estado de relajación profunda muscular y mental para encontrar percepción PSI de figuras objetivos elegidas al azar, en una serie de siete experimentos exploratorios. Los primeros dos estudios, uno de los cuales comprendía pruebas repetidas de un solo sujeto y el segundo tests individuales de seis sujetos, dieron aciertos altamente significativos y proporciones de aciertos directos del cien por cien.
Un intento de replicar estos resultados en situación de grupo, fue igualmente exitoso. De cuatro experimentos confirmatorios en grupo que se realizaron, dos fueron exitosos y dos no.
Los análisis generales tomando los sujetos como unidad básica de observación, dieron aciertos altamente significativos (86% contra 50% esperado por azar, y aciertos directos del 59% contra 17% esperado por azar).
Un test estadístico mucho más conservador (realizado contra una posible crítica basada en el stacking effect) dio 16 aciertos en 17 tests individuales (p binomial: p< 0,001). Los resultados generales sugieren que un estado de relajación muscular profunda puede facilitar ciertas formas de PSI y justificar la continuación de la investigación utilizando diseños experimentales más sofisticados, en los cuales la relajación muscular y sus factores relacionados (estado de ánimo, actitud, expectativas, fisiología) estén más directamente estimados.
Hay numerosos experimentos contrastando condiciones psicofisiológicas; en general se trata de experimentos contrastando estados de "meditación", "concentración", "esfuerzo", incluso estados de hipnosis, prácticas de Yoga, etc.
El término "Meditación", según la explicación de Gissurarson L.F. (Methods of Enhancing PK Task Performance, en Advances in Parapsychological Research 8, 1997) ha sido usado como una denominación amplia que abarca diferentes técnicas de respiración, relajación mental y ejercicios de concentración, para aquietar el flujo de pensamientos mediante la contemplación de un sonido, una palabra, una imagen, un pensamiento, o de nada en absoluto. Lo que hay en la meditación que la hace potencialmente conductora de PK no está claro. La presunción es que mientras uno está en estado de relajación mental la capacidad incrementada de concentrar o enfocar la atención que se adquiere mediante la práctica de la meditación puede estar relacionada con la producción de la PK (ver por ejemplo Honorton 1977 b. Pag. 438).
Según Braud W.G. (1990) "Meditation and PK" (Parapsychology Review, Vol. 21 N. 1, Jan-Feb 1990) "Se puede formular la hipótesis de que el éxito de la PK puede estar relacionado con las aptitudes del agente PSI para a) generar y mantener fuerte y constante la intención de afectar determinado sistema objetivo de una manera específica; b) producir y mantener una representación mental vívida y completa (una imagen o pensamiento de la meta deseada); c) prestar total atención a los hechos que señalan el éxito o fracaso en el acto de influir en el proceso (feedback); d) permanecer inmune a las distracciones que pudieran desviar la atención de la tarea a realizar".
Hay diferentes métodos de meditación y esto complica un poco la comprensión del procedimiento y la comprensión de los resultados.
De todas maneras, las técnicas de meditación implican un entrenamiento disciplinado y una habilidad en enfocar la atención.
Shapiro, citado por Braud, dice que la meditación se refiere a una familia de técnicas que tienen en común un intento consciente por focalizar la atención de una manera no analítica y un intento de no entrar en un tipo de pensamiento discursivo.
Hay investigaciones en las cuales se comparó los resultados de "meditadores" versus "no meditadores": podemos citar a Matas y Pandas (1971), Schmidt y Schlitz (1988); para ellos, los "meditadores" obtuvieron mayor éxito que los "no meditadores", en cambio la investigación de Braud y Hartgrove (1976) no encontró diferencias.
Los resultados varían en general entre los experimentadores.
Los experimentos se hicieron en un principio con dados de juego y luego con RNG. Un análisis y exposición de los experimentos con RNG iniciados por Schmidt, no los vamos a tratar aquí. Nos hemos referido a ellos en el tomo I.
En general la idea prevaleciente es que los ejercicios de meditación y un entrenamiento adecuado favorecen la PK.
Un experimento más reciente fue el realizado por Gissurarson y Morris (1990): "Volition and Psychokinesis. Attempts to enhance PK performance through the practice of Imagery Strategies". (Journal of Parapsychology, Vol. 54 N. 4, Diciembre 1990. Pag. 331-370).
Es un experimento algo complicado, con específicas instrucciones a los sujetos. Está descripto en el "Abstract" de la siguiente manera:
"Este experimento comprende dos estudios cuyo propósito fue explorar el rol de la volición en tareas de PK con RNG. Se examinaron tres estrategias volicionales para el trabajo con imágenes: una, orientada hacia el proceso (Process-Oriented, PO); la segunda, orientada hacia la meta (Goal-oriented, GO); y la tercera, orientada hacia el resultado final (End-Oriented, EO)".
PO: Las instrucciones tratan de que el sujeto imagine una energía "física" o eléctrica, que dinamiza todo su cuerpo y se dirige a la pantalla para obtener el objetivo propuesto. Se le pide que lo haga primero con los ojos cerrados y que luego los abra.
GO: Se le solicita que focalice su atención en la pantalla de la computadora teniendo la imagen en su mente. Se le pide que lo haga primero con los ojos cerrados y que luego los abra. EO: Para esta técnica se le pide que seleccione un número entre 11 y 19, ese número será el objetivo a visualizar. Luego se indica que dé una orden a su subconsciente de que logre el éxito. Énfasis en las imágenes:
"Visualice su número apareciendo en la pantalla, después del test, junto con las palabras "lo ha hecho bien", y oiga el sonido que indica su éxito. Sienta la excitación".
En el estudio 1, 24 sujetos practicaron cada una de las tres estrategias en seis ocasiones; en el estudio 2, en el cual 51 sujetos completaron cuatro sesiones cada uno, se agregó una condición de control. En conjunto se realizaron 352 sesiones. En ambos estudios, ninguna de las tres estrategias dio ningún puntaje significativo de PK ni un aumento en los puntajes de PK durante el período de tiempo predicho, de modo que no se pudieron confirmar anteriores hallazgos en estrategias de trabajo con imágenes y PK.
Los análisis post-hoc mostraron, para el estudio 2, que los puntajes de PK de las "ovejas" aumentaron de manera no significativa entre la primera y la segunda mitad del experimento, mientras que los de las "cabras", declinaron significativamente (p = 0,009 a dos colas). También en el estudio 2, los puntajes de los sujetos de control aumentaron a través de las sesiones en forma marginalmente significativa (p = 0,051 a dos colas), mientras que los puntajes de los sujetos que utilizaron la estrategia volicional disminuyeron en forma no significativa."
Un amplio informe sobre investigación en PK, lo puede encontrar el estudiante en Advances in Parapsychological Research Nº 8, editado por Stanley Krippner, expuesto por el Dr. L. R. Gissurarson (Pag. 88-125).
Radin (The Conscious Universe, página 133) escribe:
"Hacia 1989 los experimentos con dados habían sido revisados y criticados muchas veces, a través de los años, pero a pesar de todos los experimentos y las revisiones no existía un consenso claro. El sustento de la controversia era una combinación de la creencia en que el efecto de interacción entre mente y materia era excepcionalmente difícil de replicar, y por lo tanto el "efecto" era sumamente sospechoso, y la de que detrás de la tirada de dados, tarea aparentemente clara, hay una serie de escollos capaces de arrojar legítimas dudas sobre los resultados experimentales. Otro factor era que casi todas las reseñas se habían concentrado en la presencia de fallas de diseño en algunos experimentos, en lugar de examinar la base de datos empírica en su totalidad."
En 1989, el Dr. Radin y Diane Ferrari, realizaron un amplio estudio meta-analítico de este tipo de experimentos con dados. Se analizaron los experimentos en la literatura inglesa hasta 1989. Para cada estudio se calculó su resultado aleatorio o no con un 50%. Además para cada estudio se marcó la presencia o ausencia de una serie de 13 criterios de calidad, tales como el empleo de registración automática, la presencia de testigos y la realización de pruebas de control. Se localizaron 73 publicaciones relevantes que representan los esfuerzos de 52 investigadores, desde 1935 hasta 1987. A través de este medio siglo un total de 2569 personas habían intentado influir mentalmente en 2,6 millones de tiradas de dados en 148 experimentos diferentes, y de 150.000 tiradas de dados en 31 estudios de control en que no se aplicó ninguna influencia mental. El número total de dados arrojado por cada estudio variaba de 70 a 240.000; el número de participantes por estudio variaba desde 1 hasta 393.
La figura que va a continuación resume los resultados de esos estudios para el año en que se realizó el experimento. La proporción general de aciertos para todos los estudios de control (es decir estudios en que no se intentó influir la caída de los dados) fue del 50,02%. Y el intervalo de confianza estaba bien dentro de lo esperado por azar, de lo que resulta una probabilidad general contra el azar de dos a uno. Pero para todos los estudios experimentales la proporción general de aciertos fue del 51,2%. Esto no parece mucho pero estadísticamente resulta de una probabilidad contra el azar de más de uno contra 1000 millones.
Las investigaciones de PK con dados de juego dejaron el lugar a las investigaciones de PK con procedimientos de aleatorización computacional.
A este respecto podemos citar, entre muchos otros, los experimentos de Schmidt, que introdujo a lo largo de las investigaciones distintos elementos experimentales. Por ejemplo, la PK con observadores independientes (Schmidt, Morris y Rudolph, Journal of Parapsychology, Vol.50, N. 1, march 1986).
Se diseñaron experimentos utilizando juegos de computación; podemos citar el experimento publicado por Broughton R. S. y Perelstrom J.R.: "PK experiments with a Competitive computer Game" (1986) (Journal of Parapsychology, Vol. 50, N. 3, Sept 1986).
Un experimento publicado por Hansen G.P.: "A Cooperation-Competition PK experiment with computerized Horse Races" (1990) (Journal of Parapsychology, Vol. 54 N. 1 March 1990).
Broughton y Perlstrom diagramaron un juego de dados en computadora, en condiciones de competición y de no competición entre jugadores ("PK in a competitive computer game: A Replication", 1992: Journal of Parapsychology, Vol. 56 N. 4, Dic. 1992) sometiendo a los participantes a un test de ansiedad (alta y baja ansiedad). Los resultados para todos los participantes fueron aleatorios para las situaciones no competitivas, y para las condiciones competitivas, los resultados con alta ansiedad, fueron negativos, pero aleatorios; solo los de baja ansiedad tuvieron un resultado positivo con un p = 0,05.
Schmidt H. y Braud W. continuaron con sus experimentos con observadores independientes ("New PK Tests with an Independent Observer", 1993: Journal of Parapsychology, vol. 57 N. 3, Sept. 1993).
Los experimentos de PK se orientaron también a la obtención de efectos psico y neurofisiológicos, que habían comenzado desde hacía ya más de una década. Los últimos fueron realizados por Radin, en un informe a la 41ª. Convención de la P. A., midiendo efectos a distancia, de la tensión electrodérmica, respiración, frecuencia cardíaca, y otros. Se trata de un experimento piloto, no muy convincente dada la crítica que se le hizo por Naum Kreiman (Cuadernos de Parapsicología, Año 32 Nº 2, Junio 1999).
Otro experimento es el de Schlitz M. J. y LaBerge S. "Covert Observation Increases Skin Conductance in Subjects Unaware of When They are Being Observed. A Replication", 1997 (Journal of Parapsychology, Vol. 61 N. 3 Sept 1997). Este experimento no logró probar sus hipótesis, si bien para los autores la evaluación publicada por el test de t (student) es significativa. En las diferencias entre mediciones experimentales y de control de 48 datos, la significación estadística de p=0,005 solo esta respaldada por cinco diferencias excepcionales: si las eliminamos, el resto de las diferencias da un valor estadístico totalmente aleatorio; en consecuencia estimamos que este experimento no prueba nada.
(Consideraciones de Naum Kreiman sobre experimento de Schlitz y Laberge, Cuadernos de Parapsicología, Año 32 N. 3, Sept. 1999).
Otro reciente experimento es el de Wiseman R. y Schlitz M. "Experimenter Effect and the Remote Detection of Staring" (Journal of Parapsychology, Vol. 61 N. 3 Sept 1997). Este experimento aparentemente prueba que los ensayos dirigidos por Wiseman fueron aleatorios, mientras que los de Schlitz fueron significativos. Los autores consideran que este es un efecto del experimentador (escéptico vs. creyente). Una revisión de estos experimentos, muestra que no son del todo convincentes todavía.

Consideraciones finales
Nuestro experimento no repitió los hallazgos de otros investigadores en la comparación de resultados con sujetos puestos en las condiciones de relajación y de tensión, en nuestro caso, en la condición de visualización, con relajación física y mental, y de concentración, en estado de atención y tensión muscular.
Es posible que los experimentos de PK no repitan con la misma frecuencia resultados experimentales que son más habituales de obtener en experimentos de ESP.
Nosotros mismos hemos obtenido diferencias significativas en experimentos de ESP en los cuales se probaba a los sujetos en las dos condiciones psicológicas mencionadas.
En nuestro experimento, parece que los sujetos mantuvieron un mismo nivel de aciertos, en el análisis por segmentos, que aunque no significativo estadísticamente, muestra una tendencia uniforme distribuida a lo largo de los cuatro segmentos.

Cuestionario para detectar la actitud de los sujetos hacia la PK 1) ¿Qué opina usted sobre las investigaciones científicas médicas según las cuales la mente puede obrar sobre el propio organismo para producir curaciones, trastornos o enfermedades?
a) creo firmemente en esa posibilidad
b) podría ser
c) no lo creo.

2) ¿Admite Ud. el poder mental de personas que son capaces de producir el crecimiento y germinación de semillas de plantas a mayor velocidad que lo normal?
a) si, efectivamente lo creo
b) admito esta posibilidad.
c) lo dudo
d) lo niego

3) ¿Cree Ud. que existen ondas mentales similares de alguna manera a las ondas electromagnéticas?
a) efectivamente es así
b) no sabría decirlo
c) no es posible

4) ¿Tuvo Ud. experiencias mentales que las ha interpretado como de comunicación mental, ya sea entre parientes o amigos?
a) nunca
b) podría ser
c) algunas veces
d) con frecuencia

5) En los diarios o periódicos se publican a veces noticias sobre casas encantadas en las cuales se producen movimientos de objetos, roturas, etc. llamados fenómenos de poltergeist o de psicokinesia, ¿qué opina Ud.?
a) creo definitivamente en esa posibilidad.
b) esas cosas no pueden ocurrir

6) En su casa ¿tuvo Ud. o algún familiar experiencias personal de una fenómeno psicokinético?
a) nunca
b) podría ser
c) sí

7) ¿Cree Ud. tener aptitudes telepáticas?
a) sí, seguro
b) podría ser
c) no en absoluto

8) ¿Cree Ud. que el ser humano evolucionará y alguna vez tendrá aptitudes telepáticas y psicokinéticos en forma normal?
a) creo que sí
b) no sabría decirlo
c) no lo creo

9) ¿Ha hecho Ud. ejercicios o prácticas de Yoga?
a) sí
b) alguna vez
c) nunca

10) ¿Participó Ud. alguna vez de experiencias entre familiares o amigos para provocar el movimiento de la mesita o de la copa?
a) sí, alguna vez
b) no, nunca

11) ¿Le interesaría formar parte de un grupo experimental para provocar fenómenos de psicokinesia?
a) sí, me interesa
b) no sabría decirlo
c) no me interesa

12) En su familia, ya sea de parte de sus padres o de los de su esposa, ¿hubo personas que tenían aptitudes de psicokinesia?
a) sí
b) no sabría decirlo
c) no, en absoluto

13) Si Ud. tuviera aptitudes de psicokinesia, ¿cómo se sentiría o lo consideraría?
a) me sentiría molesto
b) me sentiría raro
c) tendría miedo
d) no lo revelaría
e) me agradaría

14) Cuando Ud. se dispone a realizar alguna tarea práctica: hacer o arreglar algo, ¿cuál es su disposición mental?
a) proyecto mentalmente el resultado a alcanzar
b) me mantengo firme hasta el final del proyecto
c) tiendo a modificarlo
d) abandono la tarea ante las primeras dificultades

15) ¿Cree Ud. en alguna divinidad, santos, ángeles, que le ayudan a resolver sus problemas y conflictos. ¿Los invoca a tal efecto?
a) definitivamente sí
b) a veces
c) nunca.

16) Es Ud. una de esas personas que:
a) le gusta realizar sus trabajos solo
b) busca colaboración
c) le agrada trabajar en compañía
d) se siente molesto con la presencia de otra persona

17) ¿La suerte lo acompaña en sus proyectos o emprendimientos?
a) nunca
b) a veces
c) casi siempre

18) ¿Participa Ud., de juegos de azar?, ¿con qué frecuencia?
a) nunca
b) raras veces
c) pocas veces
d) casi siempre





Bibliografía

ACHTERBERG, J., & LAWLIS, G. F.: (1984). Imagery and disease, image-CA, image-SP, image-DB. A diagnostic tool for behavioral medicine. Champaign, Illinois, Institute for Personality and Ability Testing.
ACHTERBERG, J., LAWLIS, G. F., SIMONTON, O. C., & MATTHEWS-SIMONTON, S.: (1977). Psychological factors and blood chemistries as disease outcome predictors for cancer patients. Multivariate Experimental Clinical Research, 3, 107-122.
BATCHELDOR, K. J.: (1984). Recent phenomena at Exeter. PK Messenger, No. 4, April.
BENOR, D.:(1990). Survey of spiritual healing research. Complementary Medical Research, 4 (1), 9-33.
BERGER, R. E., SCHECHTER, E. I., & HONORTON, C.: (1986). A preliminary review of performance across three computer psi games. In D. H. Weiner & D. I. Radin (Eds.), Research in parapsychology 1985 (pp. 1-3). Metuchen, NJ, Scarecrow Press.
BERGER, R. E.: (1988). Psi effects without realtime feedback. Journal of Parapsychology, 52, 1-27.
BETTS, G. H.: (1909). The distribution and functions of mental imagery (Contributions to Education Series, No. 26, pp. 1-99). New York. Columbia University Teachers' College.
BRAUD, C. R., & DEARY, I. J.: (1982). Intelligence and "Inspection Time." In H. J. Eysenck (Ed.), A model for intelligence (pp. 133-148). Berlin, Springer-Verlag.
BRAUD Y BRAUD: Preliminary explorations of Psi conducive states. Progressive muscular relaxation. Journal of the American Society for Psychical Research, V. 67, Nº 1 (1973).
BRAUD, W. G.: Meditation and PK. Parapsychology Review V.21 Nº 1, Jan-Feb. 1990.
BRAUD, W. & SCHLITZ, M.: (1989). A methodology for the objective study of transpersonal imagery. Journal of Scientific Exploration, 3, 43-63.
BRAUD, W. G.: (1980). Lability and inertia in psychic functioning. In B. Shapin & L. Coly (Eds.), Concepts and theories of parapsychology: Proceedings of an international conference (pp. 1-36). New York. Parapsychology Foundation.
BRAUD, W. G.: (1983). Prolonged visualization practice and psychokinesis. A pilot study. Research in parapsychology 1982 (pp, 187-189). Metuchen, NJ, Scarecrow Press.
BRAUD, W., SHAFER, D., & ANDREWS, S.: (1990). Electrodermal correlates of remote attention. Autonomic reactions to an unseen gaze. Proceedings of the Parapsychological Association, 33rd. Annual Convention, 14-28.
BRAUD, W., SHAFER, D., & ANDREWS, S.: (1992). Further studies of autonomic detection of remote staring. Replications, new control procedures, and personality correlates. Proceedings of the Parapsychological Association 35th. Annual Convention, 7-21.
BROUGHTON, R. S. & PERLSTROM, J. R: (1986) PK experiments with a competitive computer game. Journal of Parapsychology, V.50, Nº 3, Sep.1986.
BROUGHTON, R. S. & PERLSTROM, J. R: (1992). PK in a competitive computer game. A replication. Journal of Parapsychology, V.56, Nº 4 (Dic.1992).
BUDZYNSKI, T., STOYVA, J., AND ADLER, C.: Feedback-induced muscle relaxation. Application to tension headache. Journal of Behaviour Therapy and Experimental Psychiatry, 1, 1970, 205-211.
CAVANNA, R. (Ed.): Psi Favorable States of Consciousness. New York. Parapsychology Foundation, 1970.
CHARLESWORTH, E. A., & NATHAN, R. G.: (1984). Stress management.- A comprehensive guide to wellness. New York, Atheneum.
COOVER, J. E.: (1913). The feeling of being stared at. American Journal of Psychology, 24, 57-575. COSTA, P T., & MCRAE, R.: (1985). The NEO Personality Inventory manual. Psychological Assessment Resources, Inc.
DALE, L. A.: (1946). The psychokinetic effect: The first A.S.P.R. experiment.Journal of the American Society for Psychical Research, 40, 123-151.
DI VESTA, F. J., INGERSOLL, G., & SUNSHINE, P.: (1971). A factor analysis of imagery tests. Journal of Verbal Learning and Verbal Behavior, 10, 471-479.
FORISHA, B. D.: (1975). Mental imagery verbal processes: A developmental study. Developmental Psychology, II, 259-267.
FORWALD, H.: (1969). Mind, matter and gravitation: A theoretical and experimental study (Parapsychological Monographs No. 11). New York. Parapsychology Foundation.
GEORGE, L., & KRIPPNER, S.: (1984). Mental imagery and psi phenomena. A review. In S. Krippner (Ed.), Advances in parapsychological research. Vol. 4. (pp. 64-82). Jefferson, NC, McFarland.
GEORGE, L.: (1981). A survey of research into the relationships between imagery and psi. Journal of Parapsychology, 45, 121-146.
GISSURARSON, L. R. & MORRIS, R. L.: Cuestionario para identificar la actitud de los sujetos hacia la PK. Journal of Parapsychology, V.55 Nº 2, Jun. 1991.
GISSURARSON, L. R., & MORRIS, R. L.: (1990). Volition and psychokinesis. Attempts to enhance PK performance through the practice of imagery strategies. Journal of Parapsychology, 54, 331-370.
GISSURARSON, L. R.: (1986). RNG-PK microcomputer "games" overviewed. An experiment with the videogame "Psi Invaders". European Journal of Parapsychology, 6, 199-215.
GISSURARSON, L. R.: (1997) Methods of enhancing PK task performance. Advances in Parapsychology Research Nº 8.
GISSURARSON, L. R.: Studies into methods of enhancing and potentially training psychokinesis. A review. Journal of the American Society for Psychical Research.
GORDON, R.: (1949). An investigation into some of the factors that favour the formation of stereotyped images. British Journal of Psychology, 39, 156-167.
GREENE, F. M.: (1960). The feeling of luck and its effect on PK. Journal of Parapsychology, 24, 129-141. GUR, R. C., & HILGARD, E. R.: (1975). Visual imagery and the discrimination of differences between altered pictures simultaneously and successively presented. British Journal of Psychology, 66, 341-345.
HANSEN, G. P.: A cooperation-competition PK experiment with computerized horse races. Journal of Parapsychology, V.54 Nº 1, Mar. 1990
HARALDSSON, E., HOUTKOOPER, J., & HOELTJE, C.: (1987). The Defense Mechanism Test as a predictor of ESP performance. Icelandic Study VII and meta-analysis of 13 experiments. Journal of Parapsychology, 51, 75-90.
HARALDSSON, E.: (1981). Some determinants of belief in psychical phenomena. Journal of the American Society for Psychical Research, 75, 297-309.
HONORTON, C. (1975).: Psi and mental imagery: Keeping score on the Betts scale. Journal of the American Society for Psychical Research, 69, 327-332.
HONORTON, C., AND KRIPPNER, S.: Hypnosis and ESP performance. A review of the experimental literature. Journal A.S.P.R., 63, 1969, 214-252.
HONORTON, C., DAVIDSON, R., AND BINDLER, P.: Feedback-augmented EEG alpha, shifts in subjective state, and ESP card-guessing performance. Journal A.S.P.R., 65, 1971, 308-323.
HONORTON, C.: Automated forced-choice precognition tests with a "sensitive." Journal A.S.P.R., 65, 1971, 476-481.
HONORTON, C.: Significant factors in hypnotically-induced clairvoyant dreams. Journal A.S.P.R., 66, 1972, 86-102.
HUMPHREY, B. M.: Help-hinder comparison in PK tests. Journal of Parapsychology, 11, 1947, 4-13. JACOBS, J. C.: (1985). PK experiments with a true and a pseudo random number generator. Journal of the Society for Psychical Research, 53, 18-25.
JAHN, R., & DUNNE, B. J.: (1987). Margins of reality. The role of consciousness in the physical world. San Diego, Harcourt Brace Jovanovich.
JUHASZ, J. B.: (1972). On the reliability of two measures of imagery. Perceptual and Motor Skills, 35, 874.
KATZ, J. O.: (1983). Psi sources and brain events. An examination of cortical evoked potentials at the moment of observation in a Schmidtian PK task. In W. G. Roll, J. Beloff, & R. A. White (Eds.), Research in parapsychology 1982 (pp. 218-221). Metuchen, NJ. Scarecrow Press.
KREIMAN, N.: Estadística y Parapsicología. Observación crítica al experimento de Schlitz & LaBerge. Cuadernos de Parapsicología, año 32, Nº 3, Sept. 1999.
KRIPPNER, S.: Electrophysiological studies of ESP in dreams.Sex differences in seventy-four telepathy sessions. Journal of the A.S.P.R., 64, 1970, 277-285.
LEVI, A.: (1979). The influence of imagery and feedback on PK effects. Journal of Parapsychology, 43, 275-289.
LOWRY, R.: (1981). Apparent PK effect on computer-generated random digit series. Journal of the American Society for Psychical Research, 75, 209-220.
MARKS, D. F.: (1973). Visual imagery differences in the recall of pictures. British Journal of Psychology, 64, 17-24.
MAY, E. C., RADIN, D. I., HUBBARD, G. S., HUMPHREY, B. S., & UTTS, J. M.: (1985). Psi experiments with random number generators: An informational model. In Proceedings of the Parapsychological Association. 28th annual convention (pp. 237-266). Cambridge, MA. Parapsychological Association.
MCKELVIE, S. J., & DEMERS, E. G.: (1979). Individual differences in reported visual imagery and memory performance. British Journal of Psychology, 70, 51-57.
MCKELVIE, S. J., & GINGRAS, P. P.: (1974). Reliability of two measures of visual imagery. Perceptual and Motor Skills, 39, 417-418.
MCKELVIE, S. J., & ROHRBERG, M. M.: (1978). Individual differences in reported visual imagery and cognitive performance. Perceptual and Motor Skills, 46, 451-458.
MCKELVIE, S. J.: (1979). Effects of instructions and format on reported visual imagery. Perceptual and Motor Skills, 49, 567-571.
MCKELVIE, S. J.: (1986). Effects of format of the Vividness of Visual Imagery Questionnaire on content validity, split-half reliability, and the role of memory in test-retest reliability. British Journal of Psychology, 77, 229-236.
MILLAR, B., & MACKENZIE, P.: (1977). A test of intentional versus unintentional PK. In J. D. Morris, W. G. Roll, & R. L. Morris (Eds.), Research in Parapsychology 1976 (pp. 32-35). Metuchen, NJ, Scarecrow Press.
MISCHO, J., & WEIS, R.: (1973). A pilot study on the relations between PK scores and personality variables. In W. G. Roll, R. L. Morris, & J. D.
MISHLOVE, J.: (1983). Psi development systems. Jefferson, NC, McFarland.
MORRIS, R, L.: (1982). An updated survey of methods and issues in ESP research. In S. Krippner (Ed.), Advances in parapsychological research, Vol. 3, (pp. 5-40). New York, Plenum Press.
MORRIS, R. L., & REILLY, V.: (1980). A failure to obtain results with goal-oriented imagery PK and a random event generator with varying hit probability. In W. G. Roll (Ed.), Research in parapsychology 1979 (pp.166-167). Metuchen, NJ. Scarecrow Press.
MORRIS, R. L., and others: EEG patterns and ESP results in forced-choice experiments with Lalsingh Harribance. Journal of the A.S.P.R., 66, 1972, 253-268.
MORRIS, R. L., NANKO, M., & PHILLIPS, D.: (1982). A comparison of two popularly advocated visual imagery strategies in a psychokinesis task. Journal of Parapsychology, 46, 1-16.
MORRIS, R. L.: (1977). The airport project. A survey of the techniques for psychic development advocated by popular books. In J. D. Morris, W. G. Roll, & R. L. Morris (Eds.), Research in Parapsychology 1976 (pp. 54-55), Metuchen, NJ., Scarecrow Press.
MORRIS, R. L.: (1980). New directions in parapsychology research. The investigation of psychic development procedures. Parapsychology Review II, 1-4.
MORRIS, R. L.: (1982). An updated survey of methods and issues in ESP research. In S. Krippner (Ed.), Advances in Parapsychological Research, Vol. 3, (pp. 5-40). New York, Plenum Press.
MORRIS, R. L.: Psi research and the concept of volition. In L. Coly & B. Shapin (Eds.), Psi research methodology.- A re-examination. New York, Parapsychology Foundation, Inc.
NANKO, M.: (1981). Use of goal-oriented imagery strategy on a psychokinetic task with "selected" subjects. Journal of the Southern California Society for Psychical Research, 2, 1-5.
NASH, C. B.: (1946). Position effects in PK tests with twenty-four dice. Journal of Parapsychology, 10, 51-57.
NOWICKI, S., & DUKE, M. P.: (1974). A locus of control scale for noncollege as well as college adults. Journal of Personality Assessment, 38, 136-137.
OTANI, S.: Relations of mental set and change of skin resistance to ESP score. Journal of Parapsychology, 19, 1955, 164-170.
PALMER, J.: (1978). Extrasensory perception. Research findings. In S. KRIPPNER (Ed.), Advances in parapsychological research 2; Extrasensory perception (pp. 59-243). New York. Plenum Press.
POORTMAN, J. J.: (1959). The feeling of being stared at. Journal of the Society for Psychical Research, 40, 4-12.
RADIN, D. I. & FERRARI D. C.: Effects of consciousness on the fall of dice. A meta-analysis. Journal of Scientific Exploration, 5, 61-84.
RADIN, D. I.: (1982a). Experimental attempts to influence pseudorandom number sequences. Journal of the American Society for Psychical Research, 76, 359-374.
RADIN, D. I.: (1982b). Mental influence on machine-generated random events: Six experiments. In W. G. Roll, R. L. Morris, & R. A. White (Eds.), Research in parapsychology 1981 (pp. 141-142). Metuchen, NJ. Scarecrow Press.
RADIN, D. I.: (1985). Pseudorandom number generators in psi research. Journal of Parapsychology, 49, 303-328.
RADIN, D. I.: (1997) The conscious universe. Pg. 133. Ed. Harper Edge.
RATTE, R. J., & GREENE, F. M.: (1960). An exploratory investigation'of PK in a game situation. Journal of Parapsychology, 24, 159-170.
RATTE, R. J.: (1960). A comparison of game and standard PK testing techniques under competitive and noncompetitive conditions. Journal of Parapsychology, 24, 235-244.
RHINE, L. E.: Mind Over Matter. New York. Macmillan, 1970.
ROSSI, J. S., & FINGERET, A. L.: (1977). Individual differences in verbal and imagery abilities: Paired-associate recall as a function of stimulus and response concreteness. Perceptual and Motor Skills, 44, 1043-1049.
ROSSI, J. S.: (1977). Reliability of a measure of visual imagery. Perc~ptual and Motor Skills, 45, 694.
SCHLITZ, M. J. & LABERGE, S.: Covert observation increase skin conductance in subjects unaware of when they are being observed. A replication. Journal of Parapsychology,V.61 Nº 3, Sept.1997.
SCHLITZ, M., & BRAUD, W.: (1997). Distant intentionality and healing. Assessing the evidence. Alternative Therapies, 3, 62-73.
SCHLITZ, M.: (1994). Psychokinesis on biological systems. Fact Sheet. Society for Psychical Research, London.
SCHMEIDLER, G. R., & MCCONNELL, R. A.: (1958). ESP and personality patterns. New Haven, CT. Yale University Press.
SCHMEIDLER, G. R., GAMBALE, J., & MITCHELL, J.: (1976). PK effect on temperature recordings: An attempted replication and extension. In J. D. Morris, W. G. Roll, & R. L. Morris (Eds.), Research in parapsychology 1975 (pp. 67-69). Metuchen, NJ. Scarecrow Press.
SCHMEIDLER, G. R.: (1987). Psychokinesis: Recent studies and a possible paradigm shift. In S. Krippner (Ed.), Advances in parapsychological research, 5 (pp. 9-38). Jefferson, NC. McFarland.
SCHMEIDLER, G. R.: (1943). Predicting good and bad scores in a clairvoyance experiment. A preliminary report. Journal of the American Society for Psychical Research, 37, 103-1 10.
SCHMIDT, H. & BRAUD, W.: New PK tests with an independent observer. Journal of Parapsychology, V.57, Nº 3, Sept.1993.
SCHMIDT, H.: (1987). The strange properties of psychokinesis. Journal of Scientific Exploration, 1, 103-l18.
SCHMIDT, H.: (1975a). Toward a mathematical theory of psi. Journal of the American Society for Psychical Research, 69, 301-319.
SCHMIDT, H.: (1975b). A logically consistent model of a world with psi interaction. In L. Oteri (Ed.), Quantum physics and parapsychology (pp. 205-228). New York. Parapsychological Foundation.
SCHMIDT, H.: (1981). PK tests with pre-recorded and pre-inspected seed numbers. In W. G. Roll & J. Beloff (Eds.), Research in parapsychology 1980 (pp. 47-50). Metuchen, NJ. Scarecrow Press.
SCHMIDT, H.: (1982). Collapse of the state vector and psychokinetic effect. Foundations of Physics, 12, 565-581.
SCHMIDT, H.: (1984). Comparison of a teleological model with a quantum collapse model of psi. Journal of Parapsychology, 48, 261-276.
SHAFER, M. G.: (1983). A PK experiment with random and pseudorandom targets. In W. G. Roll, J. Beloff, & R. A. White (Eds.), Research in parapsychology 1982 (pp. 64-66). Metuchen, NJ. Scarecrow Press.
SHEEHAN, P. W.: (1967). A shortened form of Betts' questionnaire upon mental imagery. Journal of Clinical Psychology, 23, 386-389.
SHELDRAKE, R.: (1994). Seven experiments that could change the world. London. Fourth Estate.
SIEGEL, S.: (1956). Nonparametric statistics for the behavioral sciences. New York, McGraw Hill.
SOLFVIN, J.: (1984). Mental healing. In S. Krippner (Ed.), Advances in Parapsychological Research 4 (pp. 51-63). Jefferson, NC. McFarland.
STANFORD, R. G., ZENHAUSERN, R., TAYLOR, A., & DWYER, M. A.: (1975). Psychokinesis as psi-mediated instrumental response. Journal of the Society for Psychical Research, 69, 127-133.
STANFORD, R. G.: (1969). "Associative activation of the unconscious" and "visualization" as methods for influencing the PK target. Journal of the American Society for Psychical Research, 63, 338-351.
STANFORD, R. G.: (1977). Experimental psychokinesis: A review from diverse perspectives. In B. B. Wolman (Ed.), Handbook of parapsychology (pp. 324-381). New York. Van Nostrand Reinhold Company.
STANFORD, R. G.: (1978). Toward reinterpreting psi events. Journal of the American Society for Psychical Research, 72, 197-214.
STANFORD, R. G.: (1981). "Associative activation of the unconscious" and "visualization" as methods for influencing the PK target: A second study. Journal of the American Society for Psychical Research, 75, 229-240.
STEILBERG, B. J.: (Í975). "Conscious concentration" versus "visualization" in PK tests. Journal of Parapsychology, 39, 12-20.
STEVENSON, I.: Telepathic impressions. A review and report of thirty-five new cases. Proceedings A.S.P.R., 29, 1970, 1-198.
TART, C. T.: (1986a). Attitudes toward strongly functioning psi: A preliminary survey. In D. H. Weiner & D. I. Radin (Eds.), Research in parapsychology 1985 (pp. 150-lsl). Metuchen, NJ. Scarecrow Press.
TART, C. T.: (1986b). Psychics' fears of psychic powers. In D. H. Weiner & D. I. Radin (Eds.), Research in parapsychology 1985 (pp. lsl-152). Metuchen, NJ. Scarecrow Press.
TART, C. T.: A psychophysiological study of out-of-the-body experiences in a selected subject. Journal A.S.P.R., 62, 1968, 3-27.
TART, C. T.: A second psychophysiological study of out-of-the-body experiences in a gifted subject. International Journal of Parapsychology, 9, 1967, 251-258.
THALBORNE, M. & EVANS, L.: (1992). Attitudes and beliefs about, and reactions to, staring and being stared at. Journal of the Society for Psychical Research, 58, 380-385.
TITCHENER, E. B.: (1898). The feeling of being stared at. Science, 8, 895-897.
WALKER, E. H.: (1984). A review of criticisms of the quantum mechanical theory of psi phenomena. Journal of Parapsychology, 48, 277-332.
WALLACE, R. K.: Physiological effects of transcendental meditation. Science, 167, 1970, 1751-1754.
WATKINS, G. K., WATKINS, A. M., & WELLS, R. A.: (1973). Further studies on the resuscitation of anesthetized mice. In W. G. Roll, R. L. Morris, & J. D. Morris (Eds.), Research in parapsychology 1972 (pp. 157-159). Metuchen, NJ. Scarecrow Press.
WATSON, D. & FRIEND, R.: (1969). Measurement of social-evaluative anxiety. Journal of Consulting and clinical Psychology, 33, 448-457.
WEINER, D. H.: (1979). A test of the relationship between PK and motor skill. Journal of Parapsychology, 43, 40-41.
WEINER, D. H.: (1982a). The effects of preferred cognitive mode and goal conceptualization in an intentional PK task. Journal of Parapsychology, 46, 56-57.
WEINER, D. H.: (1982b). Preferred cognitive mode and goal conceptualization in PK: An attempted replication. Journal ofParapsychology, 46, 388-389.
WHITE, R. A.: A comparison of old and new methods of response to targets in ESP experiments. Journal A.S.P.R., 58, 1964, 21-56.
WISEMAN, R. & SCHLITZ, M.: Experimenter effect and the remote detection of staring. Journal of Parapsychology, V.61, Nº 3, Sept. 1997.






Google
 

Puede encontrar mayor información sobre Parapsicología utilizando este buscador:
Google
Web Este sitio
© Copyright 2001 - 2015 todos los derechos reservados. www.naumkreiman.com.ar