Dora Ivniski, su deceso.
Comunicamos con profundo dolor el fallecimiento de la licenciada Dora Ivniski.

Ver más

Entrevista inédita a Naum Kreiman
Realizada por Enrique Márquez

Ver más

Nuevo libro de parapsicología en la Argentina
"El buscador de maravillas" por Juan Gimeno

Leer crónica

COLABORACIÓN PARA UNA INVESTIGACIÓN
Se solicita a aquellas personas que hayan sido protagonistas o testigos de fenómenos poltergeist (ruidos inexplicables, movimiento de objetos, aparición de luces, etc), y que estén dispuestas a ser entrevistadas para relatar sus experiencias, manteniendo en reserva sus datos personales si fuera necesario, que escriban aquí

Grupo de estudios
en el Instituto de Parapsicología
En respuesta al interés manifestado por numerosas personas, el Instituto de Parapsicología ofrece un Grupo de Estudios de parapsicología, de acuerdo a las siguientes consignas:

"Científico
y Psíquico" - "Scientist
and Psychic"
por el Dr. José María Feola.

NUEVO LIBRO
Naum Kreiman, la Parapsicología y la Ciencia

por Dora Ivnisky y Juan Gimeno.

Comunicaciones
de Parapsicología
Nº 47, Especial 2016.
Nº 46, Junio 2015.
Nº 45, Marzo 2015.
Nº 44, Dic. 2014.
Nº 43, Sep. 2014.
Nº 42, Junio 2014.
Nº 41, Marzo 2014.
Nº 40, Dic. 2013.
Nº 39, Sep. 2013.
Nº 38, Junio 2013.
Nº 37, Marzo 2013.
Nº 36, Sep.2012.
Nº 35, Sep.2012.
Nº 34, Junio 2012.
Nº 33, Marzo 2012.
Nº 32, Dic. 2011.
Nº 31, Sep. 2011.
Nº 30, Junio 2011.
Nº 29, Marzo 2011.
Nº 28, Dic. 2010.
Nº 27, Sep. 2010.
Nº 26, Junio 2010.
Nº 25, Marzo 2010.
Nº 24, Dic. 2009.
Nº 23, Sep. 2009.
Nº 22, Junio 2009.
Nº 21, Marzo 2009.
Nº 20, Dic. 2008.
Nº 19, Sep. 2008.
Nº 18, Junio 2008.
Nº 17, Marzo 2008.
Nº 16, Dic. 2007.
Nº 15, Sep. 2007.
Nº 14, Junio 2007.
Nº 13, Marzo 2007.
Nº 12, Dic. 2006.
Nº 11, Sep. 2006.
Nº 10, Junio 2006.
Nº 9, Marzo 2006.
Anexo Cuad. Nº 7/8.
Nº 7/8, Dic. 2005.
Nº 6, Jun./Sept. 2005.
Nº 5, Marzo 2005.
Nº 4, Diciembre 2004.
Nº 3, Setiembre 2004.
Nº 2, Junio 2004.
Nº 1, Marzo 2004.



Parapsicología de Investigación
Nuevo sitio en Internet.

Noticias anteriores.
Ver todas







NAUM KREIMAN. Su deceso

Cuadernos de Parapsicología, año 36, Nº 3, Setiembre 2003

Con profundo dolor debo comunicar a lectores, colegas y amigos, que el Asesor Científico y alma mater de esta revista, profesor Naum Kreiman, falleció el 1 de agosto de 2003, a los 84 años de edad.
Como esposa y colaboradora lo he acompañado durante más de 50 años, y puedo dar fe de toda una vida dedicada al estudio y la investigación, con la energía de un espíritu infatigable en la búsqueda del conocimiento.
Más de cuarenta años de trabajos experimentales fueron volcados en los tres tomos de su obra "Investigaciones experimentales en Parapsicología" (dos ya publicados y el tercero de próxima aparición).
Hasta el último minuto de su vida mantuvo su entusiasmo por la labor científica, su deseo de más y mejores proyectos, y conservó intacto el sentido del humor y la fina ironía que siempre lo caracterizaron.
Prueba de la lucidez y profundidad de su pensamiento, y de su constante interés en la experimentación, la dan el artículo sobre la aplicación de la estadística a la parapsicología, uno de los últimos que escribió, que publicamos en este mismo número, y el experimento por e-mail que se hallaba en ejecución cuando la muerte lo sorprendió.
Ningún esfuerzo le pareció excesivo, ningún interés que no fuera puramente científico lo impulsó jamás.
A quienes fueron sus amigos, a los colegas y a todos los lectores de esta revista, les pido que dediquen un pensamiento o una oración a su querida memoria.

Dora Ivnisky

Cuadernos de Parapsicología suspende su aparición.

Con este número, se cierra la trayectoria de una publicación que se mantuvo vigente en forma ininterrumpida a lo largo de 36 años, durante los cuales contribuyó a la difusión y el análisis crítico de la investigación experimental en parapsicología, y enfocó temas de interés general, especialmente en lo concerniente a la ciencia y la educación.




Parapsicología Clínica


DR. ROGER EL KHOURY
Director del Centro Libanés de
Parapsicología Médica (C.L.P.M.)

Publicamos aquí la segunda y última parte del artículo del Dr. Roger El-Khoury, cuya primera parte se publicó en el número anterior de "Cuadernos de Parapsicología": año 36, Nº 2, junio 2003.

--Ahora bien, problemas muy diversos se discuten en la clínica médico-parapsicológica con el fin de simplificar los problemas personales y restarles el halo patológico, si es posible.
De esta manera, trato al "Déjà Vu" ("already seen", lo ya visto) para no atribuirle siempre un sentido patológico. Muchos médicos, psicólogos, o psiquiatras siguen creyendo que este fenómeno es psicopático. Aseguran que emana de un sentimiento patológico de pérdida de la identidad debido a causas psicóticas, mucho más que neuróticas. Por supuesto que esto es una causa lógica y real del proceso psíquico, pero no todo lo que reluce es oro. En la inmensa mayoría de los casos que nos envían los médicos, no vemos indicios de patología psíquica, sino de fenómenos relacionados con comportamientos histéricos, relatos exagerados, recuerdos antiguos, procesos amnésicos, fabulaciones, y a veces hechos parapsicológicos (la ESP en todas sus formas: clarividente, precognitiva, telepática, etc.).

Esto último es raro y no como se suele repetir que es muy frecuente. Por todo ello, y en vista de recetar o no algún medicamento calmante o antidepresivo o restaurador del equilibrio del comportamiento, es menester hacer el diagnóstico médico psiquiátrico adecuado. Eso mismo me obliga a contactar a los médicos o interesados que me envían aquellos pacientes para discutir de sus problemas personales e intercambiar opiniones médicas, y sobre todo para que yo les informe de las aportaciones parapsicológicas en tales casos. Eso mismo es lo jugoso de la importancia de la parapsicología en la práctica médica, porque enriquece el enfoque médico para una mejor comprensión de los síntomas (y estado) del presunto paciente, lo que contribuye a un mejor tratamiento o a dar unos consejos más fructíferos.

No solamente mi conducta personal está orientada hacia el "Déjà Vu", sino también se hace extensiva a muchas otras facetas similares, tales el "Déjà entendu" ("already heard", ya escuchado), el "Déjà senti" ("already felt", ya sentido), el "Déjà vécu" ("already lived", ya vivido), y una lista interminable de sucesos emparentados que la medicina clásica no tuvo en cuenta como se debe.

--Veamos ahora cómo trato y discuto los casos relacionados con la posesión demoníaca.
Generalmente acuden a mi consultorio médico-parapsicológico curas y cheikhs (hombre de religión musulmana) que están involucrados en los casos de posesión diabólica, o sea que se enfrentan directamente con personas que consideran poseídas por Satanás. Suelen aplicar los dogmas de su religión, rezar de forma muy particular siguiendo normas especiales del ritual de exorcismo católico o leyendo algunas frases del Corán. Hay toda una serie de procesos religiosos complicados que se consideran en aquellos casos de presunta posesión.

Acuden las personas religiosamente responsables, de forma casi siempre secreta, o sea solitas, sin acompañantes, ni enfermos con ellos.
El diálogo comienza exponiendo el religioso su caso con detalles, citando cualquier manifestación o fenómeno raro, tales como las convulsiones del presunto poseído, su rechazo feroz a cualquier hecho relacionado con Dios, el fracaso de las medicinas que tomó y su visible calma al efectuar sobre él rituales religiosos, etc.
Entonces, es cuando empiezo a desmenuzar, detalle por detalle, todo lo que el religioso presentó, y entro en un tipo de debate explicativo, como sigue:

La existencia del demonio.

Antes de discutir si el caso que usted presentó es auténtico, real o no, me interesaría comunicarle que los médicos o parapsicólogos no estudian el demonio como si fuese una materia tangible, visible y palpable. Si existe o no, eso es un problema religioso que la ciencia no tiene el poder de afirmar o negar. El científico no se mete en asuntos puramente religiosos. No le interesa debatir temas parecidos.
No lo puede hacer, porque no es su campo. Ahora, lo que usted presenta como signos de su existencia, y precisamente su posesión de la persona, puede interesar al médico-parapsicólogo, porque ve en aquellos signos o síntomas, material de estudio y por lo tanto, entra esa compleja exteriorización del estado enfermizo dentro del campo de observación, análisis de los hechos, su comprobación, estudio de su naturaleza normal o patológica, etc., de forma que puede saber si ese comportamiento es humano o sobrehumano.

Esto no invalida la posible o no posible existencia del demonio, sino solamente permite saber si esta posesión es verídica o no. Si es explicable médica o parapsicológicamente, entonces no es necesario suponer que se trata de un caso de posesión.
El religioso puede cortar esa respuesta primera, insistiendo en que los libros divinos, todos, aludieron a la existencia del demonio. Es un dogma. No podemos negarlo. Los escritos religiosos son clarísimos en esto.
Mi respuesta podría ser: Por supuesto que esto está en los libros. Es un dogma de religión. Pero no su manifestación. Querer dar importancia a algo que, tal vez, podría ser explicado de modo natural, es anticientífico y no apoya la religión. La existencia de un ser no corporal en un nivel sobrenatural es una cosa, y su actuación en la tierra, en un cuerpo humano, es otra.

En cuanto a los "hechos clarísimos" del demonio en los escritos religiosos, no sé si esto está en el mismo nivel en las religiones cristiana y musulmana.
Lo que figura en el Corán es, según los musulmanes, divino porque es la Palabra de Dios dictada directamente, a su profeta. Pero lo que figura en los Evangelios son, solamente, recuerdos de lo que Jesús hizo y habló, escritos por sus fieles.
Yo al comentar los hechos escritos sobre el demonio, me refiero más a lo que está en los Evangelios, para no ofender lo dicho y anunciado directamente de Dios como figura en el Corán. Pero aun así, la aplicación de la ciencia a la manifestación del demonio, es extrapolable a todas las religiones.

-(P) del padre: De lo que usted dice entiendo que si la ciencia puede explicar la sintomatología demoníaca, la lógica querrá, en mayor o menor grado, negar a posteriori, la existencia del demonio. También usted de esta forma, negaría su realidad, que sea dicho aquello, directa o indirectamente, de Dios.
Pero antes de entrar en ese diálogo, ¿por qué no vemos si los textos religiosos, evangélicos, certifican o no la sintomatología del demonio?. Si lo hacen, podríamos concluir que el demonio existe y que la medicina o la parapsicología no está capacitada para alcanzar toda la verdad.

-(R): Eso es. Pero lo fundamental de esa conversación, es la clara alusión en los textos religiosos a la interpretación de los casos de posesión, como si fueran completamente casos de locura y no de posesión por mal espíritu.
Grosso modo, en el evangelio de San Mateo, vemos con toda claridad que la forma de redactar los evangelios estaba en relación con la cultura de aquel tiempo. En el cap.4 (24), leemos que mucha gente que padecía de dolores difusos... y del demonio... eran curados por Jesús. No se usó la palabra "expulsar", sino "curar", lo que hace deducir lógicamente, que se trataba de un mal orgánico que hace sufrir.
Igualmente en el cap.8(2), hablando del leproso, vemos que el enfermo pedía a Jesús que lo limpiase, que lo curase... y eso ocurrió efectivamente. Eso hace pensar que Mateo empleaba los términos dentro de lo que cabe en su "cultura médica primitiva", de forma que si Jesús curaba al leproso (o a cualquier enfermo), pues la gente consideraba entonces que Jesús expulsaba los demonios.
Más todavía, en el mismo capítulo, v.(28), se lee sin lugar a dudas que se trataba de locos feroces (antes de ser curados), y en el v.(33), se confirma más aún esto, al informarnos que la gente se enteró de esta curación.
No solamente en un solo evangelio encontramos esa interpretación, sino que en otro también {(Evangelio de San Lucas, cap.8(35)}, nos informan que la gente consideraba al hombre de Geresa como loco habiendo recobrado su perfecto estado mental, confirmándose esta observación en el v.(36), al comentar que el loco fue sanado, curado.

Más pruebas tenemos en el Evangelio de Mateo, cuando en el cap.9(32-33-34) nos enteramos que Jesús hizo hablar al mudo (considerado endemoniado!). Nos preguntamos si al demonio le interesa hablar por orden de Jesús, para que pierda su batalla, o si el enfermo mental se curó por sugestión. Más aún, nos preguntamos en el cap.8(22-24-25-26) si los demonios han sido expulsados del mudo por su jefe, como figura en el texto religioso, actuando en contra de su interés, o si así se consideraba entonces a los enfermos enloquecidos.
En resumen, hay muchísimas frases en los evangelios que confirman que se trataba de enfermos y no de endemoniados.

-(P): Aun así, quedan en los evangelios frases clarísimas que demuestran que se trataba entonces de casos de endemoniados y que Jesús no vino a confundirnos, además de la pauta de la iglesia y de los innumerables casos comprobados por hombres de religión y ciencia. Usted, doctor, no puede resumir toda una arquitectura de conocimientos en favor de los endemoniados, analizando algunas frases sueltas de los evangelios.

-(R): La parapsicología que trato de acercar al común de los mortales en Líbano, se caracteriza por sus diferentes ramas en la medicina, psicología, etc. Trato de demistificar ciertos sucesos, hechos, acontecimientos, usando la rama adecuada según cada circunstancia. Cuando se trata de demostrar si sus métodos son científicos o no, hablaremos entonces de la parapsicología científica de laboratorio (estadística, metaanálisis, aleatorización, etc.). Si se trata de discutir de casos mentales, usaremos los recursos médicos, y así sucesivamente. Pero en todas las formas, trato de seguir las pautas de la lógica, sin querer de ningún modo convencer por fuerza o por algún interés particular a alguien. Veamos.
A) Lo escogido de los evangelios era una muestra, no-sesgada. Si tuviera que analizar el caso del presupuesto endemoniado de Geresa, hubiera demostrado ampliamente que se trataba de un histérico, completamente, con fuerza tremenda, que llamamos en parapsicología-médica sansonismo. La excesiva sobrecarga de adrenalina y demás sustancias, provoca una exteriorización de fuerzas difícilmente manifestada por los sanos en circunstancias normales.
Igualmente, los hechos de hiperestesia, de comunicación por ondas materiales entre la mente de Jesús y del enfermo, pueden explicar el diálogo entre ellos. El comportamiento histérico, de llamar la atención, que el enfermo presentaba, era típico en situaciones de pseudo-endemoniados, donde se creía que los malos espíritus vivían en los cementerios, etc.
Igualmente, el hecho de andar desnudo era conocido antiguamente (y sigue siendo activo hoy día) para reunir a la gente y expresar sus ideas. El hecho podría estar, a veces, relacionado con los sentimientos placenteros, del pecado también.

B) Respecto a que Jesús no vino a confundirnos, pues, la lógica nos aclara que la misión de Jesús no era dar discursos de psicopatología profunda, ni corregir los errores de su siglo y de los siglos anteriores, ni emplear términos que sobrepasan el nivel mental de aquella época, etc., de forma que ese problema de la confusión no se debe plantear.

C) En cuanto a la existencia de muchos otros hechos a favor de los endemoniados y la posible actuación del demonio en nuestro mundo, conviene re-analizar las mejores pruebas al respecto.
- Las tentaciones de Satanás en el desierto, confirman la existencia, a escala psicológica, de la lucha eterna de los hombres entre la tentación material y el deber religioso. Y cuanto más penas y problemas tenemos, más tentaciones se nos presentan. Es un desafío a la naturaleza humana y la sensación de conquista y satisfacción moral que tenemos al no caer en las tentaciones.
- Los endemoniados de Loudoun en Francia confirman la histeria colectiva de las monjas y el contagio psicógeno entre las religiosas y hasta con el padre exorcista. Son instintos reprimidos que, por circunstancias agresivas, se exteriorizan. Y todas las exuberantes manifestaciones corporales de las monjas se explican por la flexibilidad muscular y articular, llevadas al extremo. Cuanto más exorcismo se practica, más manifestaciones patológicas se exteriorizan. Llegaría un momento en que, si se aísla a los responsables, se corta el circuito. El tiempo que agota al sistema nervioso podría, en algunas circunstancias ayudar a parar la fenomenología.
- Si examinamos el impacto que la película "The exorcist" ("El exorcista") hizo en el mundo, veremos que es provocado con el afán de conquistar la mente de los crédulos. Se exageraron tanto los acontecimientos, que casi nada ligaba la verdadera historia del caso con lo que se presentó en la película.
- Ahora lo que se refiere a la pauta de la Iglesia a favor del exorcismo, conviene rápidamente aclarar que ELLA no puede o no debe reestructurar todas sus enseñanzas muy rápidamente, porque esto podría, tal vez, perjudicar la credulidad de los fieles.
Ya muchísimos teólogos no creen en la posesión demoníaca, pero temen confesarlo públicamente. Son cautos. Pero, si revisamos como se fue redactando el ritual romano referente a los casos de endemoniados (en vista de ejercer el exorcismo), observaríamos, entre muchos signos, lo siguiente:

- necesidad de hablar alguna lengua no conocida...
- adivinar cosas lejanas, escondidas...
- presentar una fuerza muy grande que supera la correspondiente a la persona o lo admitido...

Ahora bien, la parapsicología médica está preparada para explicar el fenómeno de la Xenoglosia (por hiperestesia, telepatía, pantomnesia, etc.), como también las intuiciones y lecturas de pensamientos (por telepatía y clarividencia en todas sus manifestaciones, etc.). También la clínica médica puede interpretar la hiperfuerza o sansonismo que caracteriza a determinados perturbados mentales (autosugestión, sobrecarga de catecolaminas, sugestión bajo hipnosis, etc.)

Esto mismo podríamos, estimado padre o cheikh, abordarlo médicamente con muchísimos detalles, de forma que no quedaría, científicamente, ninguna duda al respecto. Además todo ello figura en mis tratados.
Pero, lo que más podría ayudar a no interpretar rápidamente los presuntos casos endemoniados como verídicos, es la pauta que el Vaticano adoptó para minimizar la importancia de tales casos.
En efecto, la Iglesia sustituyó la palabra "argumentos" por "signos", como sustituyó también, luego, la expresión "son pruebas" por "tal vez son pruebas".
Además sancionó el ejercicio del exorcismo sin permiso especial del arzobispo de la diócesis. Ya no se ven tantos exorcismos como antes, porque los curas ya son más cultivados y sabios y algunos de ellos médicos o parapsicólogos. Eso explica que ocasionalmente, pueda recrudecer alguna práctica exorcista, pero el diagnóstico médico y la aplicación de la parapsicología médica hicieron casi desaparecer aquellas prácticas.

Por la tanto, la lógica de la iglesia nos debe hacer pensar que no debemos exagerar más los acontecimientos relacionados con la posesión demoníaca, dejando la medicina, la psicología y la parapsicología enriquecer nuestra visión en tales asuntos.

-(P) o cheikh (X): Usted, doctor, quiere decirnos que ya no hay posesión demoníaca en este mundo y que todo podría ser explicado naturalmente!
-(R): Lo que podría asegurar es que los que quieren creer en la posesión demoníaca deberían presentar los argumentos a su favor y no pedir siempre a los demás demostrar lo contrario. Aun así, he intentado adelantar algunas explicaciones muy resumidas. Y mientras haya tales explicaciones, no podemos recurrir a otras más complicadas y no fundamentadas.
Dicho de otra forma, la histeria, el deseo de llamar la atención, el sentimiento de frustración y la necesidad de pedir ayuda, la disociación de la personalidad, el síndrome de Tourette (bastante olvidado de casi todos los médicos), son algunas de las causas más importantes de los presuntos casos de endemoniados.

La cuestión de la parapsicología-médica en su vertiente clínica, ayuda, como ustedes ven, a entender los casos de los pseudo-endemoniados y trata de informar que el tratamiento es causal y no "exorcizante". Cuanto más exorcismo se quiere expandir, más superstición se dispersa entre los hombres y más difícil curación médica se logra. Cuanto más raciocinio se instala en la cultura general, menos tendencia a la propagación y diseminación de ideas primitivas se implanta, y menos casos de pseudo-endemoniados y fenómenos parecidos subsisten en la sociedad.

La investigación nerviosa y neurológica durante decenas de años, ha logrado demostrar que tales pensamientos pseudo-religiosos no son asuntos de fe cristiana o musulmana, sino problemas de herencia, en el ADN. Los médicos ya saben que pueden existir diferencias notables, físicamente, en los cerebros de los fieles más creyentes. Si ahora aceptamos la existencia del fanatismo religioso y de los casos de endemoniados, que están extendidos en todas las religiones y que ilustran la falta de información médica y científica de los involucrados en ellos, entenderemos que tales experiencias personales y visiones especiales de demonios, etc. son el producto de un síndrome llamado médicamente la epilepsia del lóbulo temporal. Ese lóbulo temporal juega un papel importantísimo en asuntos de endemoniados y cuanto más activo parece ese lóbulo, más sentimiento de endemoniado presenta el involucrado en aquellos casos.

Hasta la voz del demonio se puede escuchar según la expresión del paciente que intenta reproducirla por su propia voz. Es el pensamiento del pseudo-endemoniado hecho realidad por exteriorización de su estado interno. Se origina en la arrea de Broca en el cerebro que se cree responsable del habla humana. Cuando se intensifica esta actividad eléctrica del lóbulo temporal, es sumamente difícil que el paciente pueda diferenciar si lo que siente es su propio sentimiento o si hay voces externas a él. Eso también puede ocurrir en otras situaciones parecidas, como en la meditación, por ejemplo, e incluso, hasta en los no creyentes.

3) CONCLUSIÓN:

Desde hace 25 años, trato en mi consultorio de explicar los fenómenos de Poltergeist, estigmas, ya visto, hipnosis, mal de ojo, sugestión, ESP, curación milagrosa, y docenas de fenómenos similares, emparentados con alguna forma de neurosis o perturbación del comportamiento. Es duro tener que repetir las explicaciones de forma eterna.
Pero igual en laboratorio, se repiten las experiencias en vista de confirmar las hipótesis.
Cuando una ciencia es válida, su fruto debe proliferar cada día más, sobre todo si esto se relaciona con la salud humana. Por esto seguimos ejerciendo la parapsicología médica.

La parapsicología pudo haber abierto la puerta a unos conocimientos teóricos para estudiar muchos hechos de interés y erradicar falsos conceptos. También ha podido experimentalmente demostrar que sus hechos son reales, usando los más diversos métodos de la estadística y otras ramas de la ciencia. Pero siempre hubo necesidad de enfocar su importancia, humanamente, por su aplicación clínica, ya que al paciente que acude a la consulta no le interesa saber cómo se estudia experimentalmente la telepatía, o si el metaanálisis es cierto, sino que anhela saber si lo que experimenta es locura, valor ficticio, hecho ordinario pero raro, histeria o en fin un don divino! Aquí radica el valor diario de esta parapsicología, ya que, cuanto más práctica y útil resulta a la salud humana, más crédito y aceptabilidad podría tener. Esto también sería una prueba clínica de su importancia médica y un arma efectiva para destronar las pseudo ciencias.



Estadística y Parapsicología


NAUM KREIMAN


Como se sabe y se puede verificar en los informes experimentales, los experimentos de ESP no siempre dan resultados significativos. En realidad los resultados estadísticos tienen una amplia gama de resultados. Incluso negativos.
Sabemos que el experimento PSI tiene características propias, que lo diferencian de los experimentos de física, biología, psicología y sociología, en la medida en que en sociología se pueda hacer un experimento. En realidad en sociología lo que se hace es una observación controlada de algún hecho o acontecimiento social.
El control de los resultados depende del diseño experimental, y cuando el diseño es probabilístico, se realiza mediante el uso de procedimientos estadísticos.
El problema que vamos a encarar, es la legitimidad de la utilización de algunos procedimientos estadísticos, que se hace en Parapsicología.

Los procedimientos estadísticos que se utilizan en parapsicología, el test de t, de chi cuadrado, correlaciones, los distintos análisis de variancia, son los mismos que se utilizan en psicología, biología, fisiología, y en física cuando el experimento es así diseñado.
Para la aplicación de este test estadístico, debemos calcular los promedios, el desvío estándar, la variancia, y otros estadisticos.
Cuando comparamos dos muestras con el test de t, debemos suponer técnicamente que las variancias son más menos iguales o por lo menos no son significativamente diferentes. Se considera que deben ser normales.
Además suponemos que los valores de la variable son independientes.
Es decir, si investigamos una muestra de sujetos para evaluar su aptitud extrasensorial, las mediciones de uno y otro sujeto deben ser independientes.

Ocurre que en algunas investigaciones experimentales, con procedimientos de medición cuantitativa, es decir, cantidad de aciertos en un diseño probabilístico, los sujetos pueden mostrar ya un efecto de declinación o de emergencia, es decir, acumulan los aciertos al final de los registros o al principio de los registros, no muestran una distribución aleatoria de los aciertos en sus registros.
Esta distribución de los aciertos, con una tendencia, pueden sí estar mostrando un efecto parapsicológico, justamente por su apartamiento de la distribución normal, y en ese caso no sería válida una evaluación con procedimientos estadísticos, en los que la normalidad de la distribución es una exigencia del método.

Con respecto a la independencia de las mediciones de la ESP en los sujetos de la muestra, también podemos hacer algunas observaciones.
La investigación experimental ha mostrado en más de un experimento realizado con este propósito, que los sujetos de una muestra crean un campo psi de relaciones e interacciones. que pueden ir modificando las respuestas de uno o de otro de los sujetos en el transcurso del experimento. Lo cual nos está mostrando que la independencia de los valores de las variables que estamos midiendo, esto es el rendimiento de ESP, no es independiente entre los sujetos participantes. Esto es una nueva objeción a la utilización de los procedimientos estadísticos que exigen independencia y normalidad. Cuando utilizamos el test de t (student) para dos muestras correlacionadas, en un experimento de psicología o de biología, es decir que los valores de la variable dependen aquí uno de otro, en estos casos podemos aislar el factor relacional, cosa que no podemos hacer en el experimento parapsicológico.
Hubo algún científico de la estadística que impugnó el test de t (student) para la evaluación parapsicológica y propuso que el único test que podría servir para evaluar la ESP es el de Chi cuadrado.

Los procedimientos estadísticos de evaluación estandarizados por Rhine, por exigencias de su tiempo, no siempre fueron aceptados por diversos investigadores para estudiar la ESP.
Por ejemplo, el parapsicólogo italiano Dr. E. Marabini escribió ya por el año 1959 y 1960: "El método estadístico por potente que sea, no tiene nada de determinante ni demostrativo".
Es ya proverbial la resistencia de destacados parapsicólogos ingleses al método estadístico estilo Rhine y sus sucesores.
La escuela inglesa tiene reminiscencias de los fenómenos que producían los famosos dotados de fines del siglo XlX y principio del XX.
Ocurre que gracias a estos procedimientos estadísticos mostraron que los fenómenos PSI podían ser encarados científicamente, es así que la parapsicología accedió a los altos niveles científicos y universitarios y aunque en un mínimo porcentaje, hay científicos de jerarquía que aceptan con amplitud la parapsicología como una ciencia auténtica.

El Metaanálisis
Se puede decir que la polémica científica respecto de la parapsicología, fue renovada y renacida con el metaanálisis, hace de esto algo más de veinte años.
La gran variabilidad de los resultados, ya por encima o por debajo del azar, y la aparente falta de replicación de los diseños experimentales, parecía llevar a un callejón sin salida la experimentación parapsicológica. El metaanálisis y los rigurosos criterios de selección de los experimentos y una nueva medida que se introdujo en la evaluación de los experimentos, el Size Effect (efecto del tamaño) (z/Ön) amplió el campo de la evaluación e interpretación de los resultados. Así se realizaron numerosos metaanálisis, especialmente de los experimentos de Ganzfeld, que fue hasta no hace mucho, y lo es todavía, el caballito de batalla de la parapsicologia experimental.

Ahora la parapsicologia experimental está con los experimentos de EDA y DMILS, y algunos parapsicólogos con las relaciones electromagnéticas terrestres y la ESP.
Pero para algunos parapsicólogos el Metaanálisis no llevó la parapsicología a mayores límites de aceptabilidad.
El metaanálisis es un procedimiento estadístico que permite resumir una gran serie de experimentos que tengan la misma hipótesis e igual procedimiento en su implementación. Los experimentos pueden tener resultados ya en dirección a la hipótesis o en contra, aunque no todos con una probabilidad significativa. Reunidos en un metaanálisis ofrecen un resultado global, significativo o no. Nada nos dice sobre la realidad del fenómeno, sino solo en qué medida la gran masa de experimentos reunidos en el metaanálisis puede ser significativa en su conjunto.

Ocurre que en los experimentos parapsicológicos que se reúnen en un metaanálisis, unos pueden tener un resultado opuesto a la hipótesis, es decir valores negativos, y otros pueden tener valores positivos. Puede ocurrir, y así ocurre verdaderamente, que los valores positivos de algunos pocos experimentos compensen los valores negativos de otros muchos experimentos, y así, la compensación efectuada en el metaanálisis puede decirnos que ese conjunto de experimentos dio un resultado positivo y significativo. Puede incluso compensarse los positivos y los negativos y no dar nada a favor de uno o de otro.

Metaanálisis (Honorton, Milton y Wiseman, Bem et al.)
El Metaanálisis de Honorton de experimentos de Ganzfeld, uno de los primeros que realizó un parapsicólogo, dio un resultado ampliamente significativo y positivo (J. of Parapsychology, V. 49 Nº 1, 1985). A partir de aquí se realizaron metaanálisis de experimentos sobre otros diversos fenómenos PSI.
En 1999 Milton y Wiseman (Milton J. & Wiseman R. Does Psi exist? Lack of Replication of an anomalous process of information transfer.
Psychological Bulletin 125.4.1999. 387-91) investigadores escépticos, realizaron un metaanálisis de treinta experimentos de Ganzfeld, que tomaron de investigaciones parapsicológicas entre los años 1993 y 1996 realizados en importantes laboratorios de parapsicología, y el metaanálisis dio un resultado prácticamente nulo, los resultados positivos se compensaron con los negativos. Prácticamente hubo dieciséis experimentos con resultados positivos y catorce experimentos con resultados negativos, la probabilidad de los resultados del metaanálisis dio una p=0,24 no significativa, y un valor z (stouffer) = 0,70.

La respuesta de los parapsicólogos no se dejó esperar. Recientemente Bem, Palmer y Broughton replicaron estos resultados. Agregaron a la serie de Milton y Wiseman diez experimentos más que se realizaron después de los inventariados por Milton y Wiseman, entregaron los informes a tres psicólogos universitarios, de la Cornell University, para que evaluaran los experimentos otorgándoles un rango de 1 a 7 respecto de su corrección y respecto a ciertas reglas estandarizadas para los experimentos de Ganzfeld. Se calculó el ES (size effect) de cada experimento (ES = z/Ön), se efectuó el cálculo correlacional entre este índice de estandarización y el ES, el cual arrojó un r(38) = 0,31, con una p = 0,024 considerada significativa. Lo cual mostraba para estos experimentadores, que cuanto mejor es el proyecto y diseño del experimento mejores son los resultados en su conjunto.

A continuación dividieron la serie de datos en función de los rangos tomando el rango 4, como divisor de la serie experimental así evaluada. Entonces rangos de uno a cuatro tenemos 29 experimentos que son los que están mejor estandarizados, y de cuatro a siete tenemos 9 experimentos con fallas y deficiencias en la estandarización. .El z (stouffer) de los mejor estandarizados dio un z = 3,49 con una p = 0,0002 y los mal o deficientemente diseñados z (stouffer) = -1,30 no significativo. La diferencia es ampliamente significativa. Los autores de este examen consideran probada la hipótesis de que una buena corrección en los diseños de experimentación muestran que el Ganzfeld es un procedimiento que puede mostrar la existencia de la ESP. (J. Bem, J. Palmer, R Broughton. "Updating the Ganzfeld database. A Victim of its own success". J. of P. 63, 3, sept 2001).

Si examinamos un poco la lista de los 30 experimentos bien estandarizados, encontramos que dos de ellos dieron un ES (tamaño del efecto) cero, diecisiete con signo positivo y 11 con signo negativo; de los 17 solo nueve (9) dieron un z mayor o igual a 1,66 (p= 0,05). O sea, de los 30 que consideramos bien estandarizados solo un 27% dieron valores probabilísticos superiores a p=0,05, que consideramos significativo. Y de los 11 valores negativos dentro de estos 30, tenemos dos valores z muy aproximados a p = 0,01 (z = -2,17 y z = -2,30).

Entonces, hay experimentos en donde la buena estandarización de los procedimientos no es una garantía de éxito. Porque como se ve, es imprevisible que en un conjunto de experimentos cuyo resumen metaanalítico dé a favor de la hipótesis, haya experimentos que den en la dirección opuesta probabilidades de alta significación.

O sea que las críticas que antes se le hacían a un experimento en particular, se le pueden hacer ahora a un conjunto de experimentos. No vamos a adoptar una actitud escéptica a toda la parapsicología, lo que se debe hacer es ampliar el contexto de la investigación. Los fenómenos parapsicológicos, como cualquier otro fenómeno psicológico, no solo los podemos estudiar dentro de un contexto cuantitativo, sino que debemos analizarlos también cualitativamente. Esto último es lo que está faltando en la investigación parapsicológica, por lo menos en una medida más profunda de lo que se ha efectuado hasta ahora. Es un prejuicio pensar que solo lo cuantitativo da categoría científica a una evaluación. Un análisis cualitativo, puede también utilizar algunos procedimientos cuantitativos y el análisis puede ser fundamentalmente cualitativo.

Como muy bien escribían Braud y Anderson (W. Braud y R. Anderson: "Transpersonal Research Methods", pag 281 y ssgg) refiriéndose a la calidad de los métodos experimentales: En un experimento, no solo en parapsicología, sino también en psicología, "Los procesos psíquicos son simplificados, artificializados y muchas veces banalizados, para poder llevarlos a métodos de laboratorio. Estos métodos pueden llegar a limitar la comprensión de la naturaleza de estos procesos en su forma plena y espontánea. Se sacan los hechos de su contexto natural y del sentido que tienen para las personas involucradas. Se remedan experiencias que se producen naturalmente. Se ciñen los fenómenos psíquicos dentro de moldes preestructurados que procuran esencialmente establecer cuán bien puede el 'sexto sentido' estimular los sistemas motores y sensoriales más familiares. Este buscar solo redundancia sensoriomotriz puede privar a los investigadores de ver formas menos familiares de conocer, hacer y ser, que los procesos psíquicos podrían enseñar".

Esto muestra que el paso siguiente al metaanálisis efectuado por Bem, Palmer y Broughton, era investigar a fondo los resultados negativos de los experimentos considerados bien estandarizados en su procedimiento, y especialmente los dos resultados negativos significativos. Los que como nosotros tenemos alguna experiencia en la investigación parapsicológica, sabemos que pequeños factores, que a veces consideramos insignificantes o aparentemente sin importancia, se acumulan hasta alcanzar niveles de significación importantes.
Estos dos experimentos con resultado estadístico significativo en contra de la hipótesis, fueron obtenidos en 64 ensayos, (22 ensayos y 42 ensayos respectivamente). Esto quiere decir que participaron seguramente 64 sujetos. En la mayoría de los experimentos de Ganzfeld, cada sujeto hace un solo ensayo.

Los Jueces
Está muy bien elegir jueces independientes para realizar un control de una investigación, pero es necesario que esos jueces sepan de la materia de que se trata. No es suficiente ser psicólogo, hay que saber también investigación en parapsicologia. No vamos a elegir para controlar o ser jueces de un experimento de biología a alguien que no conozca esta ciencia, ni tenga tampoco noticias de la especialidad a la que se refiere el estudio o el informe. Ya sabemos que el contexto psicológico y social de un juez es también importante.
Podemos señalar algunos aspectos psicológicos en el experimento parapsicológico que debemos tener en cuenta al tiempo de su evaluación cualitativa.

Aspectos Psicológicos
Los efectos psicológicos se encuentran especialmente en los experimentos de laboratorio de respuesta libre, Ganzfeld, telepatía en los sueños, visión remota.
Al iniciar los ensayos experimentales al sujeto se le sugiere que deje su mente en libertad, pero atenta a una percepción vinculada al objetivo; su mente se llena de recuerdos, vivencias, que solo a su criterio las va a alejar o desatender, hasta que a su criterio considere que tal o cual contenido de conciencia refleja el objetivo. Otras veces al sujeto se le sugiere que vaya describiendo todo lo que pasa por su mente. Este procedimiento perturba un poco su libre imaginación, ya que al describir suspende su ideación, salvo que lo mencione con breves palabras y luego trate de recordar para escribirlo o grabarlo.

En los sueños se dan a menudo aspectos simbólicos, combinaciones de imágenes, que pueden deformar u ocultar el objetivo que el sujeto percibió por ESP.
En el Ganzfeld, por ejemplo, la ESP del sujeto puede asociar al objetivo vivencias o conocimientos personales, que tienen que ver con el objetivo, pero que no lo describen objetivamente.
Por ejemplo, en un experimento de Ganzfeld, el objetivo oculto era la foto de un ciervo (figura 1), y el sujeto manifestó en el Ganzfeld que sus recuerdos eran de la zona de Bariloche. En la Argentina la zona de Bariloche es una zona donde abundan los ciervos e incluso se permite la caza.


figura 1

En un experimento en el que el objetivo era la imagen de un grupo de jóvenes mujeres y varones de fiesta en un camping (figura 2), la sujeto expresó que "recordaba cuando cumplió sus quince años y la fiesta que le habían efectuado".


figura 2

Sabemos que un contenido de conciencia es una relación de vivencias. No olvidemos que tenemos preferencias y repulsiones e incluso represiones que pueden variar en distintos contextos.

Lo que llamamos un campo psicológico, es una interacción de vivencias regidas por parámetros temporales y espaciales que no escapan a sus propios límites en el contexto psicológico del sujeto.
En parapsicología es distinto. Las interacciones del campo PSI, involucran no solo las memorias del sujeto, sino también las de los otros sujetos vinculados en la situación social creada en el experimento.
Esta fenomenología compleja, nos permite detectar algunas variables principales, determinantes, que nos permitirían hacer una predicción, si no fuera por otra cantidad de variables indeterminadas para el investigador, pero que en algunas circunstancias se convierten dentro del contexto del experimento en variables determinantes. Los procedimientos estadisticos nos permiten evaluar, con ciertos artificios, aun en un contexto sistémico de muchas variables, reuniendo en clusters las variables detectadas. El análisis factorial también es útil Pero las condiciones psicológicas no son tan estables y repetibles en los experimentos, como para aplicar con confiabilidad ciertos procedimientos.

Esta es la razón por la cual la predicción y repetibilidad en parapsicología no tienen los mismos parámetros que en otras ciencias.
Es por ello que nosotros queremos que los resultados experimentales de la parapsicología tengan una evaluación analítica, cuantitativa y cualitativa.

Una de nuestras recomendaciones para la utilización de objetivos en los experimentos de Ganzfeld, es el de no utilizar figuras, dibujos, chips, etc., de contenido similar a las posibles experiencias de la vida cotidiana, porque en esos casos, no podemos eludir el argumento de que la coincidencia puede ser muy bien por azar. En cambio si utilizásemos combinaciones de figuras especialmente diseñadas la percepción extrasensorial no podría tan fácilmente atribuirse a una casualidad. Es decir utilizar objetivos que contengan elementos de la cultura o de la naturaleza de carácter excepcional. Esto tampoco es una garantía total. ¡En qué ciencia hay garantías totales!

Dejamos para una próxima oportunidad continuar con este tema en otros aspectos psicológicos importantes.



Elecciones Presidenciales en la Argentina



En el mes de abril de 2003, en la Argentina, se convocó a la ciudadanía para elegir Presidente de la República.
Ninguna persona ni institución puede estar al margen de un suceso político de la magnitud del vivido.
Argentina ha vivido en los últimos años acontecimientos políticos que afectan a todas las actividades de la vida social, económica y científica.
La actividad científica del país ha afrontado problemas económicos y políticos que dificultaron su progresivo avance y sus importantes realizaciones.

La Universidad casi no puede cumplir su cometido. Gobiernos impopulares e irrespetuosos de leyes fundamentales para la convivencia pacífica: leyes que hacen a la seguridad jurídica y económica han sido conculcadas y modificadas sin consulta ni respeto.
El 27 de abril el pueblo se expresó en sus variadas concepciones, propias de la democracia, y los resultados determinaron un ballotage que debía decidirse en una nueva elección el 18 de mayo, pero que finalmente no tuvo lugar por abandono de uno de los participantes, el Dr. Menem. Resultó electo así el Dr. Néstor Kirchner.

Lo importante es que nadie estuvo al margen ni desoyó esta consulta popular.
Nosotros somos parapsicólogos, y ante todo ciudadanos respetuosos de las leyes; y queremos que nuestra actividad científica se desarrolle en un país pacífico y con proyectos que permitan la realización y la felicidad del pueblo mediante la educación y el trabajo.



Libros editados
Instituto de Parapsicología


1994 - Curso de Parapsicología

1998 - Manual de Procedimientos Experimentales y Estadísticos en Parapsicología

1999 - Investigaciones Experimentales en Parapsicología (1972/1976) Tomo I

2000 - Investigaciones Experimentales en Parapsicología (1976/1981) Tomo II

En prensa - Investigaciones Experimentales en Parapsicología (1982/2002) Tomo III


COLECCIÓN "TEORÍAS"

Teorías I: Método Científico y Parapsicología

Teorías II: La Ciencia y el Experimentador en Parapsicología

Teorías III: Actualidades parapsicológicas

Teorías IV: Ganzfeld: Experimento y Metaanálisis

Teorías V: Elementos Descriptivos y Conceptuales de Parapsicología: Introducción de la Metodología de J. B. Rhine en la Argentina






Google
 

Puede encontrar mayor información sobre Parapsicología utilizando este buscador:
Google
Web Este sitio
© Copyright 2001 - 2015 todos los derechos reservados. www.naumkreiman.com.ar