Dora Ivniski, su deceso.
Comunicamos con profundo dolor el fallecimiento de la licenciada Dora Ivniski.

Ver más

Entrevista inédita a Naum Kreiman
Realizada por Enrique Márquez

Ver más

Nuevo libro de parapsicología en la Argentina
"El buscador de maravillas" por Juan Gimeno

Leer crónica

COLABORACIÓN PARA UNA INVESTIGACIÓN
Se solicita a aquellas personas que hayan sido protagonistas o testigos de fenómenos poltergeist (ruidos inexplicables, movimiento de objetos, aparición de luces, etc), y que estén dispuestas a ser entrevistadas para relatar sus experiencias, manteniendo en reserva sus datos personales si fuera necesario, que escriban aquí

Grupo de estudios
en el Instituto de Parapsicología
En respuesta al interés manifestado por numerosas personas, el Instituto de Parapsicología ofrece un Grupo de Estudios de parapsicología, de acuerdo a las siguientes consignas:

"Científico
y Psíquico" - "Scientist
and Psychic"
por el Dr. José María Feola.

NUEVO LIBRO
Naum Kreiman, la Parapsicología y la Ciencia

por Dora Ivnisky y Juan Gimeno.

Comunicaciones
de Parapsicología
Nº 47, Especial 2016.
Nº 46, Junio 2015.
Nº 45, Marzo 2015.
Nº 44, Dic. 2014.
Nº 43, Sep. 2014.
Nº 42, Junio 2014.
Nº 41, Marzo 2014.
Nº 40, Dic. 2013.
Nº 39, Sep. 2013.
Nº 38, Junio 2013.
Nº 37, Marzo 2013.
Nº 36, Sep.2012.
Nº 35, Sep.2012.
Nº 34, Junio 2012.
Nº 33, Marzo 2012.
Nº 32, Dic. 2011.
Nº 31, Sep. 2011.
Nº 30, Junio 2011.
Nº 29, Marzo 2011.
Nº 28, Dic. 2010.
Nº 27, Sep. 2010.
Nº 26, Junio 2010.
Nº 25, Marzo 2010.
Nº 24, Dic. 2009.
Nº 23, Sep. 2009.
Nº 22, Junio 2009.
Nº 21, Marzo 2009.
Nº 20, Dic. 2008.
Nº 19, Sep. 2008.
Nº 18, Junio 2008.
Nº 17, Marzo 2008.
Nº 16, Dic. 2007.
Nº 15, Sep. 2007.
Nº 14, Junio 2007.
Nº 13, Marzo 2007.
Nº 12, Dic. 2006.
Nº 11, Sep. 2006.
Nº 10, Junio 2006.
Nº 9, Marzo 2006.
Anexo Cuad. Nº 7/8.
Nº 7/8, Dic. 2005.
Nº 6, Jun./Sept. 2005.
Nº 5, Marzo 2005.
Nº 4, Diciembre 2004.
Nº 3, Setiembre 2004.
Nº 2, Junio 2004.
Nº 1, Marzo 2004.



Parapsicología de Investigación
Nuevo sitio en Internet.

Noticias anteriores.
Ver todas







LA CREENCIA EN LO PARANORMAL Y EL SENTIDO DE CONTROL SOBRE LA VIDA *

HARVEY J. IRWIN
(School of Psychology, University of New England, Australia)
* Del "European Journal of Paraps." 2000, vol.15, pp. 68-78

Resumen: Este estudio explora la hipótesis de que las creencias paranormales surgen en parte de una necesidad de control sobre los hechos de la vida. Participó una muestra de 174 adultos australianos, en una encuesta por correo sobre creencias paranormales, tres áreas de control, los deseos de control sobre la propia vida, y los esfuerzos por ejercer control sobre el medio físico circundante.

El análisis de correlación canónica identificó dos pares de variantes canónicas. El primer par sugería que la creencia en principios altamente espirituales tiende a ser sostenida por las personas, especialmente mujeres, que tratan de ejercer un estricto control sobre el ambiente físico que las rodea pero que repudian públicamente todo intento de control sobre los hechos de la vida. El segundo par de variantes indicaba que se puede hallar creencias psi entre las personas, especialmente mujeres, que reconocen su deseo de control y están convencidas de que poseen los medios para controlar los hechos en el terreno sociopolítico.

El estudio confirma que resulta apropiado establecer índices de diversos aspectos del dominio del control y buscar su relación con grupos de creencias paranormales. Además, se documenta por primera vez la relación entre el deseo de control y la intensidad de la creencia psi.
En cambio, el estudio no replicó la asociación comúnmente observada entre creencia paranormal y un lugar externo de control, por lo que se debe ser cauto en extraer inferencias sobre las contribuciones relativas de aspectos del dominio del control con el desarrollo de la creencia paranormal.
En los últimos años, uno de los principales objetivos de la investigación sobre la naturaleza de la creencia paranormal ha sido el tema de la función psicológica que cumple esa creencia. Aunque la forma específica de las creencias paranormales de una persona depende de diversos procesos sociales, la idea general es que en ellas subyace una "necesidad de creer" (Krippner & Winkler, 1996) que involucra factores esencialmente psicodinámicos, como la personalidad y las necesidades personales más fundamentales. De ahí que exista hoy una literatura empírica en rápido crecimiento sobre los orígenes psicológicos de la creencia en lo paranormal (ver reseñas de esta literatura en Irwin, 1993, 1999; Vyse, 1997; Zusne & Jones, 1989). El objetivo del presente proyecto era el de investigar la intensidad de las creencias paranormales en relación con aspectos del control de la persona sobre los hechos de la vida.

Varios autores han especulado que la adhesión a las creencias paranormales podía inspirarse al menos en parte en una necesidad fundamental de poseer un sentido de control sobre la propia vida cotidiana. Alcock (1981, p. 40), Dag (1999), Frank (1977, p. 556-557), Marks & Kammann (1980, p. 156), Schumaker (1990), Singer & Benassi (1981, p. 50), y Zusne & Jones (1982, p. 210), señalaron todos ellos la importancia en este contexto de la necesidad psicológica humana fundamental de un sentido de comprensión de los hechos de la vida. Se considera esencial para mantener la seguridad emocional y el equilibrio psicológico el poseer una certidumbre del orden y el sentido en el mundo físico y social (Heider, 1958; Lefcourt, 1973). Sin embargo, los hechos traumáticos y las experiencias anómalas son una amenaza potencial a ese estado de seguridad, en esencia porque a veces implican que el mundo es incierto, caótico y está más allá del entendimiento y el dominio individual. Al incorporar un sistema de creencias paranormales, el individuo adquiere un marco para estructurar eficazmente muchos hechos y experiencias de la vida, que de esa manera aparecen como comprensibles y por lo tanto aptos para ser "dominados" al menos intelectualmente. Desde este punto de vista la creencia paranormal constituye un sesgo cognitivo a través del cual puede filtrarse la realidad sin amenazar el sentido individual de seguridad emocional.

Algunos datos empíricos sustentan la idea de que la intensidad de la creencia paranormal está relacionada con aspectos del control de la persona sobre su vida cotidiana. La principal línea de evidencias corresponde a la variable de la personalidad respecto del lugar [locus] de control, es decir, la inclinación de la persona a considerar que su destino está en sus propias manos, o, contrariamente, que es la consecuencia de factores externos que están fuera de su control personal. Las personas que consideran los resultados personales en gran parte como dependientes de su propia conducta se dice que tienen un lugar de control interno. En cambio, los que tienen un lugar de control externo sienten que la mayoría de las cosas que les suceden en la vida se deben al poder de otros individuos o instituciones sociales, a la suerte, al azar o al destino.

Aunque puede haber cierta variación entre diversas culturas (Davies & Kirkby, 1985; Groth-Marnat & Pegden, 1998; Tobacyk & Tobacyk, 1992), la tendencia general parece ser que la creencia paranormal está asociada con un lugar de control externo. Esta relación ha sido documentada con respecto a creencias específicas en la ESP, la precognición, psi en general, hechicería, supersticiones, espiritismo, reencarnación y formas de vida extraordinarias (Alprin & Lester, 1995; Dag, 1999, Davies & Kirkby, 1985; Groth-Marnat & Pegden, 1998; Irwin, 1986; Polzella, Popp & Hinsman, 1975; Thalbourne, Dunbar & Delin, 1995; Tobacyk & Milford, 1983; Tobacyk, Nagot & Miller. 1988; Tobacyk & Tobacyk, 1992). De tal manera, al parecer las personas que poseen distintas clases de creencias paranormales tienden a sostener que son especialmente vulnerables a fuerzas externas que están fuera de su control.

Al mismo tiempo, se puede apreciar que el lugar de control no es un rasgo unidimensional. Es decir, las personas pueden diferenciar las esferas de conducta sobre las cuales sienten que poseen control (Palenzuela, 1984; Paulhus, 1983). Así, Davies & Kirkby (1985) refieren que un lugar externo de control en relación con los hechos sociopolíticos, fue el principal factor de predicción de la creencia en dogmas religiosos tradicionales, espiritismo y superstición, mientras que la creencia en brujerías y psi estaba relacionada con un lugar interno de control en las actividades personales e interpersonales. En cambio, Thalbourne et al. (1995) observaron que los lugares de control sociopolítico e interpersonal no estaban correlacionados con ninguna creencia paranormal, y que el control externo en el terreno personal predecía el nivel de creencia en psi, en supersticiones, espiritismo y precognición. Estos datos aparentemente contradictorios requieren mayor investigación sobre la posibilidad de que las relaciones entre creencia paranormal y lugar de control varíen sutilmente entre distintos subgrupos de creencias y dominios de control. Además, puede ser excesivamente simplista suponer que la adhesión a creencias paranormales en conjunto sea función de la percepción de una falta de control sobre la propia vida cotidiana. Hay otros aspectos de este "sentido de control" que merecen ser considerados.

Uno de estos aspectos es el denominado "ilusión de control" (Langer, 1975; Presson & Benassi, 1996), es decir la tendencia de algunas personas a comportarse como si tuvieran control sobre un hecho que en realidad no está sujeto a su control. Blackmore & Troscianko (1985) hallaron que en una prueba de tirada de monedas, los sujetos que creían en la ESP sentían que ejercían mayor control sobre el resultado de lo que sentían los no creyentes, a pesar de que el desempeño de los dos tipos de participantes en la prueba propiamente dicha no fue muy diferente. Similares resultados informaron Ayeroff & Abelson (1976) y Benassi, Sweeney & Drevno (1979).

A primera vista estos hallazgos podrían parecer inconsistentes con las relaciones entre creencia paranormal y lugar externo de control.
Si la adhesión a creencias paranormales crea una ilusión de control sobre hechos que en realidad no son controlables, ¿por qué los creyentes siguen pensando que tienen poco poder de control sobre los hechos de la vida? Debe recordarse que la ilusión de control es un fenómeno transitorio y referido a una situación específica (Sweeney, Benassi & Drevno, 1980). Por lo tanto, los experimentos de "ilusión de control" no implican necesariamente que los que creen en lo paranormal actúen habitualmente bajo la impresión equivocada de que poseen el control de todas las facetas de su vida; sino que sencillamente pueden ser susceptibles a situaciones capaces de provocar una ilusión de control. En este sentido es particularmente notable que Burger & Cooper (1982) hayan demostrado que sólo se halló una ilusión de control en las personas con un gran deseo de control. Es posible, entonces, que los creyentes paranormales (o al menos algunos tipos de ellos) sientan que poseen poco control sobre los hechos de la vida y sean susceptibles a la ilusión de control precisamente porque además tienen un gran deseo de control. El factor de motivación del deseo de control no parece haber sido tomado en cuenta en anteriores estudios sobre la creencia paranormal.

Presumiblemente, el rasgo de conducta de esforzarse por ejercer control sobre la propia vida está relacionada con el deseo de control. Irwin (1992) halló que, mientras que los creyentes paranormales no se consideraban controladores en sus relaciones con otras personas, los observadores independientes los juzgaban más controladores en este sentido que los no creyentes. No se sabe si los creyentes paranormales obran de manera controladora inconscientemente, o si creen que es socialmente inconveniente admitir tal comportamiento. En todo caso, hay ciertas evidencias de que la creencia paranormal está asociada con los esfuerzos por ejercer control en el terreno interpersonal. Uno de los objetivos del presente estudio era investigar si existe una relación similar en los intentos por ejercer control sobre el medio ambiente.

Las investigaciones anteriores no han adoptado un enfoque amplio para el estudio de las relaciones entre creencia paranormal y aspectos del control sobre la propia vida. Típicamente, cada estudio se ha concentrado en un solo aspecto del control, y algunos aspectos nunca han sido investigados en este contexto. Además, la medición del control en los estudios anteriores solía correlacionarse separadamente con cada dimensión factorial de la creencia paranormal, en lugar de buscar agrupaciones de creencias paranormales que estuvieran relacionadas de manera discernible con el dominio del control. El presente estudio trató de superar esos inconvenientes adoptando un enfoque multivariado. Específicamente, se buscó identificar subgrupos de creencias paranormales relacionadas diferencialmente con aspectos del dominio del control, a saber, lugar de control, deseos de control e intentos de ejercer control sobre el medio ambiente.

Método

Participantes
El estudio se emprendió como una encuesta por correo a adultos inscriptos en un curso de Introducción a la Psicología impartido a través de la Universidad de New England, Australia. En este curso los alumnos generalmente son de edad madura. Contestaron los cuestionarios 174 alumnos. La muestra constaba de 35 varones y 139 mujeres, de edades que oscilaban entre los 18 y los 61 años (media = 33,1; mediana = 32,5; s = 9,85).

Material de la encuesta
El material de la encuesta comprendía cinco cuestionarios en el siguiente orden. Uno, era un formulario para indagar variables demográficas básicas; otros tres, eran cuestionarios relacionados con el dominio del control; y el último, la escala de índices de creencia paranormal. A continuación se describe cada uno de ellos.

El primer cuestionario preguntaba por género y edad. Estos items se incluían no sólo para establecer las características básicas de la muestra, sino también porque según algunos informes ciertas creencias paranormales pueden variar con el género y la edad (Irwin, 1993).
Luego seguían mediciones autoinformadas de tres facetas del control. La primera de ellas, la Escala de Esferas de Control (SOC) de Paulhus (1983). El SOC se relaciona con el concepto de lugar de control; específicamente, altos puntajes en esta escala indican lugar interno de control, la percepción de que los hechos de la vida dependen en gran parte de la conducta y características individuales. El SOC determinaba el control percibido en tres esferas de conducta. Una, la escala de Eficacia Personal, da el nivel de realización personal percibido; la escala de Control Interpersonal se refiere al control en las relaciones sociales; y la escala de Control Sociopolítico se refiere a hechos sociopolíticos que afectan la vida del individuo. Cada una de esas tres escalas comprende diez items y las respuestas se dan en una escala de 7 puntos. Las características psicométricas del SOC se consideran correctas (Paulhus, 1983).

Una faceta más motivacional del dominio del control se refiere a la intensidad del deseo de controlar los hechos de la propia vida. Es decir, aparte del grado en que cada uno siente que posee control sobre los hechos de la vida, las personas difieren en cuanto a la medida en que quisieran tener tal control. Esta última es la dimensión que mide la escala de intensidad del deseo de control (DC) (Burger & Cooper, 1979), una escala de 20 items con una escala de respuestas de 7 puntos. Un puntaje alto en la escala DC indica un fuerte deseo de control. La escala DC ha sido ampliamente utilizada en investigaciones de distintos temas y su confiabilidad y validez se hallan bien establecidas (Burger & Cooper, 1979).

Una tercera faceta del control se refiere a la medida en que una persona trata realmente de ejercer control sobre su vida. Recientes investigaciones reseñadas por Gibbs (1996) sugieren que las conductas obsesivo-compulsivas representan fundamentalmente un intento de ejercer control sobre el medio circundante. Por tal razón se incluyó en el cuestionario una medición de las tendencias obsesivo-compulsivas. A tal efecto se eligió el factor de Orden del Test de Personalidad Cuatridimensional (4DPT; van Kampen, 1997). La escala de Orden 4DPT comprende 16 items dicotómicos (Verdadero/Falso). La obtención de altos puntajes en esta medición puede considerarse como un índice de la medida en que el encuestado procura ejercer control sobre el medio ambiente físico. Los datos preliminares aportados por van Kampen (1997) sugieren que esta escala tiene cualidades psicométricas satisfactorias.

Se estudiaron las creencias paranormales mediante la Escala de Creencia Paranormal Revisada (PBS) de Tobacyk (1988), una versión modificada de la escala originalmente desarrollada por Tobacyk y Milford (1983). La PBS incorpora una visión sumamente amplia del panorama de "lo paranormal". Sus 26 items se distribuyen entre 7 subescalas relativas a las creencias en la religión tradicional, psi, brujería, superstición, espiritismo, formas extraordinarias de vida (por ejemplo el monstruo del Loch Ness), y precognición. La respuesta a cada item se da sobre una escala de 7 puntos, donde el mayor puntaje indica mayor adhesión a la creencia. El puntaje de cada subescala se obtiene como promedio de los puntajes de los items componentes, y así tiene un rango de 1 a 7. Ha sido muy discutida la validez y la estructura de la PBS (cf: Lawrence, 1995; Tobacyk & Thomas, 1997), pero a pesar de sus inconvenientes puede afirmarse que la PBS sigue siendo la más accesible y por cierto la más ampliamente usada de las mediciones multidimensionales de la creencia paranormal tal como hoy se la concibe.

Procedimiento
Al frente del cuestionario enviado por correo a los potenciales participantes se adosaba una declaración en "lenguaje llano" explicando el objetivo del estudio y destacando el carácter voluntario y confidencial de su participación. Se instaba a los participantes a responder de la manera más franca y espontánea posible.
Los participantes devolvieron sus cuestionarios completados en un sobre estampillado provisto por el investigador.

Resultados
La Tabla 1 da los estadísticos (media y desvío standard) descriptivos de todas las mediciones de la investigación.


Tabla 1
Estadísticos descriptivos de todas las mediciones de la investigación (N = 174)
 MDS
PBS  
Creencia religiosa tradicional4,601,68
Creencia en Psi4,251,69
Brujerías3,961,72
Supersticiones1,811,21
Espiritismo4,121,77
Formas extraordinarias de vida3,531,19
Precognición3,801,48
SOC  
Eficiencia personal52,856,74
Control interpersonal49,249,62
Control sociopolítico41,139,95
Escala DC101,2413,40
Escala de orden 4DPT10,913,27



Tabla 2
Correlaciones de Pearson entre Creencia Paranormal (PBS) y Predictores (SOC, DC, 4DPT) (N=174)
 SOC personalSOC interpersonalSOC sociopolíticaDC4DPT de orden
PBS     
Creencia religiosa tradicional-0,08-0,110,03-0,20**0,16*
Creencia en Psi0,00 0,17*0,130,05
Brujerías 0,130,19*0,15*-0,03
Supersticiones-0,12-0,08-0,05-0,050,03
Espiritismo0,00-0,040,15*0,050,08
Formas extraordinarias de vida-0,16*-0,050,020,03-0,04
Precognición-0,05-0,020,090,060,11
Niveles de significación (no corregidos): *p < 0,05; **p < 0,01


Usando el programa SPSS (SPSS, 1995) se correlacionaron los puntajes de las escalas PBS con los de los cinco índices de control. En la Tabla 2 se da la matriz de correlación de Pearson. Estos datos se presentan principalmente para completar la información. Aunque en algunos aspectos podría considerarse que las correlaciones sugieren relaciones entre creencia paranormal y control, estos datos no son todavía una base fidedigna para decidir si todos los aspectos del dominio del control son relevantes para todas las dimensiones de la creencia paranormal, por dos razones: primero, puede haber intercorrelaciones entre las diversas facetas del control y entre las dimensiones de la creencia paranormal, y segundo, las correlaciones de orden cero no toman debida cuenta de posibles efectos artificiosos de la edad y el género.

Tabla 3
Correlaciones, Coeficientes canónicos estandarizados, Correlación canónica,
Proporción de variancia, y Redundancias entre Creencia Paranormal (PBS) y predictores (SOC, DC, 4DPT, género, edad) para sus correspondientes variantes canónicas (N=174)
 Primera variante canónicaSegunda variante canónica
 CorrelaciónCoeficienteCorrelaciónCoeficiente
Grupo PBS    
Creencia religiosa tradicional0,600,68-0,12-0,40
Creencia en Psi0,08-0,310,640,72
Brujerías-0,12-0,670,520,31
Supersticiones0,06-0,14-0,25-0,41
Espiritismo0,380,640,45-0,01
Formas extraordinarias de vida-0,24-0,40-0,18-0.58
Precognición0,350,580,410,31
Porción de variancia0,10 0,16Total=0,27
Redundancia0,02 0,02Total=0,04
Sector predictivo
SOC personal0,090,340,350,06
SOC interpersonal-0,40-0,350,570,29
SOC sociopolítico-0,010,130,520,41
Escala DC-0,48-0,440,640,50
Escala de orden 4DPT0,530,420,02-0,06
Género (M)-0,63-0,60-0,48-0,61
Edad-0,14-0,220,01-0,03
Porción de variancia0,16 0,19Total=0,35
Redundancia0,03 0,03Total=0,06
Correlación canónica0,44 0,38 


Abreviaturas utilizadas:
SOC: Escala de Esferas de Control (Paulhus, 1983)
DC: Escala de intensidad del deseo de control (Burger & Cooper, 1979)
PBS: Escala de Creencia en lo Paranormal Revisada. (Tobacyk, 1988)
4DPT: Escala de Orden del Test de personalidad Cuatridimensional (van Kampen, 1977)



La correlación canónica es una técnica más adecuada para este contexto. La correlación canónica analiza las relaciones entre dos grupos de variables (Tabachnik & Fidell, 1996). En este caso, un grupo de variables (conceptualizado como las variables dependientes) comprendía las siete dimensiones de la creencia paranormal valuadas por la PBS. El otro grupo de variables, las predictivas, comprendía las cinco facetas del control (tres escalas SOC, DC y 4DPT de Orden), género y edad. Se efectuó el análisis con el programa SPSS MANOVA.

Se identificaron siete correlaciones canónicas (lambda de Wilks = 0,597; p < 0,001). La primera correlación canónica fue de 0,44 (20% variancia superpuesta), y la segunda fue de 0,38 (18% variancia superpuesta). Los tests de significación para los pares de variantes canónicas (Tabachnik & Fidell, 1996) mostraron que las cinco restantes correlaciones canónicas (en rango descendente de 0,33 a 0,02) no tenían mayor significación en cuanto a las relaciones entre los dos grupos de variables (p = 0,273). En otras palabras, los dos primeros pares de variantes canónicas daban cuenta de las relaciones significativas entre el grupo de creencias paranormales y el grupo predictivo. La Tabla 3 presenta los datos de los dos primeros pares de variantes canónicas.

Esta tabla muestra correlaciones entre las variables y sus variantes canónicas, coeficientes de variantes canónicas estandarizados, variancia dentro del grupo calculada por las variantes canónicas (porcentaje de variancia), redundancias y correlaciones canónicas. Los datos de porcentaje total de variancia y redundancia total indican que las relaciones entre variantes canónicas fueron a lo sumo moderadas en ambos casos.

Utilizando como guía los coeficientes de variantes canónicas estandarizados, los principales aspectos de la creencia paranormal que componían la primera variante canónica fueron las Creencias Religiosas Tradicionales y el Espiritismo, junto con la Precognición y la falta de adhesión tanto a la Brujería como a las Formas Extraordinarias de Vida. Para comodidad en la discusión posterior esta variante será denominada "espiritualidad", porque el modelo de creencias asociado se basa principalmente en conceptos religiosos, sin los elementos más ocultos y anómalos de lo paranormal; en cambio, un consejero anónimo de este trabajo prefiere referir esta variante como "espiritualidad convencional, o altamente socializada". Entre el grupo de variables predictivas, el Orden, un escaso Deseo de Control y el género femenino estuvieron correlacionados con la primera variante canónica. Tomadas como par, estas variantes sugieren que las personas con una perspectiva convencionalmente espiritual son a menudo mujeres que muestran una tendencia a controlar su medio físico circundante, aunque al mismo tiempo manifiestan poco deseo de control.

La segunda variante canónica en el grupo de creencia paranormal comprendía principalmente la creencia en Psi y el rechazo a las Formas Extraordinarias de Vida, las Supersticiones y los dogmas Religiosos Tradicionales. Nos referiremos en adelante a esta variante simplemente como "creencia en Psi" pero en realidad reconoce la creencia en los procesos psi con exclusión de conceptos menos estrictamente parapsicológicos; también, un consejero ha representado esta variante como creencia paranormal "no convencional o no socializada". Las variables predictivas que correlacionaron con la segunda variante canónica fueron el Deseo de Control, la internalidad en la escala Sociopolítica SOC y el género femenino. El segundo par de variantes canónicas puede entonces indicar que la adhesión a las creencias psi se halla a menudo en personas, particularmente mujeres, con un deseo reconocido de control y una convicción de que poseen el poder de controlar los hechos en el terreno sociopolítico.

Discusión
Aunque los hallazgos principales de este estudio son los resultados del análisis de correlación canónica, conviene hacer un breve comentario sobre las correlaciones de orden cero (Tabla 2) a la luz de la anterior literatura sobre el lugar de control. En términos generales, las correlaciones con las facetas personal e interpersonal del lugar de control son consistentes con las informadas por Davies & Kirkby (1985) aunque ligeramente más débiles que éstas. En cambio, los datos de la escala sociopolítica del SOC difieren marcadamente entre ambos estudios. Mientras que Davies & Kirkby hallaron la mayoría de las creencias paranormales asociadas con lugares externos de control sociopolítico, el presente estudio encontró asociaciones con lugares internos de control sociopolítico. No se puede más que especular sobre la base de esta disparidad. Siendo que el estudio de Davies & Kirkby se realizó en Inglaterra y el presente estudio se hizo en Australia, puede haber factores culturales importantes que considerar. Si bien los dos países han adoptado el sistema de gobierno Westminster, puede haber diferencias entre Inglaterra y Australia en cuanto al radicalismo y sensibilidad política hacia la protesta pública, y este factor puede haber influido en la generación de diferentes patrones de correlaciones entre ambos estudios.

Al mismo tiempo hay que reconocer que Thalbourne et al. (1995), utilizando también una muestra australiana (aunque sustancialmente más joven), no halló ninguna asociación entre creencias paranormales y lugar de control sociopolítico. La naturaleza de esas diferencias entre estudios es un tanto huidiza y compromete nuevas investigaciones. En el presente contexto corresponde también tener en cuenta que hasta cierto punto los hallazgos pueden ser específicos de ciertas peculiaridades de la muestra empleada en este examen.

Se identificaron dos pares de variantes canónicas en el análisis de correlación canónica. El primer par sugiere que las personas que tienden a adherir a principios ampliamente espirituales son a menudo mujeres que tratan de ejercer estricto control sobre el medio físico que las rodea pero que públicamente niegan todo deseo de control sobre los hechos de la vida. La negación del deseo de control apoya la observación de Irwin (1992) según la cual aunque los demás vean a los creyentes paranormales como personas controladoras, los creyentes mismos tienden a no aceptarlo. Los hallazgos para el primer par de variantes canónicas recuerdan también los informes que muestran una asociación entre religiosidad y obsesivo-compulsividad, rigidez o dogmatismo (Alcock, 1981; Kaldestad, 1996; Maltby, 1998; Raphael, Rani, Bale & Drummond, 1996).

Es decir que, las tendencias obsesivo-compulsivas, o una insistencia relativamente inflexible en que el mundo debe funcionar de acuerdo con el punto de vista de uno, darían a algunas personas una predisposición psicológica a adherir a creencias ampliamente espirituales; estos principios pueden ser tomados luego como una razón que autoriza el dogmatismo de la persona. De tal manera, con una perspectiva estrictamente religiosa, una persona puede realizar esfuerzos por controlar los hechos de la vida y sin embargo negar que trate de hacerlo, diciendo que es una autoridad más alta la que puede exigir que la vida suceda de determinada manera. Esto no significa desechar toda creencia religiosa como producto de una compulsividad obsesiva, sino simplemente ratificar lo observado por Raphael et al. (1996): que muchas personas con esa psicología son atraídas hacia las creencias religiosas.

Al mismo tiempo, personas con distinta psicodinámica pueden ser atraídas hacia otras creencias paranormales no religiosas. El segundo par de variantes canónicas sugiere que tiende a hallarse una creencia en psi en personas, especialmente mujeres, con un deseo de control reconocido y una convicción de que poseen medios para controlar los hechos en el terreno sociopolítico. Como se observó más arriba, la asociación hallada aquí entre la creencia psi y el lugar interno de control sociopolítico no es coherente con la tendencia general de estudios anteriores, y podría ser una peculiaridad de la muestra. Es decir, pudo haber existido en esta muestra una percepción común de que la protesta radical puede influir en las decisiones gubernamentales, y esta disposición a hablar en contra de una opinión recibida de la autoridad estaría asociada con una tendencia a reconocer una creencia (no ortodoxa) en psi.

Por otro lado, el valor predictivo del deseo de control es especialmente notable a la luz del hecho de que esta variable no ha sido utilizada en anteriores investigaciones sobre las creencias paranormales. Un fuerte deseo de control en los creyentes psi bien podría explicar la susceptibilidad observada en estos creyentes a una transitoria ilusión de control (Blackmore & Troscianko, 1985). Además, al menos en relación con una creencia en psi, podría decirse que este hallazgo ofrece cierto apoyo a la hipótesis de que la creencia paranormal puede estar inspirada en parte por una necesidad fundamental de poseer un sentido de control sobre la propia vida cotidiana.

Sin embargo esta última interpretación no es del todo satisfactoria, por diversas razones. Primero, el tamaño de efecto (R canónica multivariada = 0,38) es poco para alentar la idea de que el dominio del control es el principal determinante de la creencia paranormal, como sugieren algunos comentaristas (por ejemplo Schumaker, 1990). Segundo, la generalización de la hipótesis puede ser cuestionada en términos de los diferentes patrones de hallazgos para las creencias espirituales y la creencia psi; el dominio del control parece estar implicado de manera diferente en los dos tipos de creencia paranormal identificados por el análisis de correlación canónica.

En tercer lugar, y el más importante, está el hecho de que los creyentes psi de esta muestra, si bien evidentemente desean poseer control sobre los hechos de la vida, se sienten ya en posesión de cierto control sociopolítico, y, en la medida en que ningún control, ni personal ni interpersonal, es un factor de predicción negativo, los creyentes psi no se ven como carentes en los restantes terrenos de control. Es decir, la creencia psi podría estar inspirada, no por la percepción de una falta de control, como sugieren autores anteriores, sino más bien por la percepción de que es importante tener control sobre los hechos de la vida.

Ello no desmerece la observación por otros investigadores de una correlación entre creencia psi y lugar externo de control, sino que esta relación podría resultar secundaria cuando se toma en cuenta el deseo de control. De ese modo, la descripción que los creyentes psi hacen de sí mismos como que están a merced de otros poderosos o del destino, puede ser menos la afirmación de un lugar de control percibido que del deseo de poseer mayor control del que tienen.

Sin embargo, los hallazgos de este estudio no deben ser magnificados. Puede decirse que es instructivo en cuanto ratifica la validez de expresar en índices varios aspectos del dominio del control, y tratar de relacionarlos con grupos de creencias paranormales. Aquí hay una clara indicación de que la creencia espiritual y la creencia psi pueden estar relacionadas de distintas maneras con el dominio del control. Sin embargo este estudio no es concluyente en tanto en su muestra de participantes no se dieron las habituales asociaciones entre creencia paranormal y lugar externo de control, por lo cual no sería aconsejable extraer a partir de estos datos ninguna inferencia firme sobre los roles relativos de la necesidad de control percibida, el deseo de control, y el control ejercido, en el desarrollo de la creencia paranormal. Además, la aptitud de las conductas obsesivo-compulsivas como índice del control ejercido descansa en la validez del juicio de Gibbs (1996) según el cual esta clase de conducta constituye un intento de ejercer control sobre el medio ambiente.

Por último, los datos son puramente correlacionales, por lo que cualquier inferencia de procesos causales debe ser limitada. Un consejero anónimo sugirió, por ejemplo, que una firme creencia paranormal podría conducir a sentimientos de falta de control, y no al contrario. Por esas razones es necesaria una réplica constructiva de este estudio.




Páginas retrospectivas
PROCEDIMIENTOS MECÁNICOS DESTINADOS A FACILITAR
LAS TRANSMISIONES TELEPÁTICAS

Por Raphaël Kherumian
Publicado en: Revue Métapsychique - Nº 26. nov-diciembre 1953
Traducción: D.I.



A casi cincuenta años de su publicación en la "Revue Métapsychique", es oportuno releer esta contribución de Raphäel Kherumian al estudio de los métodos de investigación de la parapsicología.
Lámparas que se encendían a intervalos regulares sirvieron para regular el ritmo de unas pruebas en las que se intentaba "encarar la telepatía como fenómeno de resonancia, resultante del sincronismo de dos procesos intermitentes".
Más allá de los resultados obtenidos, es interesante apreciar cómo algunos de los problemas básicos de la investigación parapsicológica estaban ya planteados en aquellos años, y continúan en pie. Tal el llamado "efecto del experimentador", la importancia de la actitud psicológica del sujeto, y la aplicación incipiente de los métodos estadísticos, entonces todavía denominados "cuantitativos" por oposición a los "cualitativos", que consistirían en la evaluación individual de las coincidencias obtenidas.
Mucho se ha avanzado en estos cincuenta años en cuanto a innovaciones tecnológicas, pero la incógnita fundamental de los fenómenos parapsicológicos está muy lejos aún de develarse.
Es sabido que hasta los mejores sensitivos no aciertan siempre con todo el mundo, y que existen "malas" parejas telepáticas. Se sabe también que estos fracasos -mucho más frecuentes que los éxitos- no han hallado todavía una explicación experimental.
Sin embargo, desde el descubrimiento de la importancia de los ritmos en las pruebas telepáticas, este problema debe considerarse menos inabordable. El hecho de que al modificar la cadencia de los "envíos" telepáticos se modifica al mismo tiempo el número y el carácter de los éxitos, pone en evidencia, creemos, el carácter intermitente, periódico, de la facultad del perceptor (Ver nuestro "Essai d'interprétation des expériences de Soal et Goldney", RM 1949 Nº8).
Ahora bien, si al acelerar o demorar la actividad del agente se logra "adaptarla" mejor a un perceptor dado mejorando asimismo el rendimiento telepático de ambos, es natural preguntarse si la periodicidad específica inherente a los procesos funcionales de todos los seres, su concordancia o discordancia, no constituyen la razón profunda de la posibilidad o imposibilidad de contactos parapsicológicos entre los individuos.

Por otra parte, desde hace ya tiempo, hallamos en la pluma de los mejores observadores expresiones tales como "concordancia telepática" (Warcollier: Ver el artículo de R. Warcollier "L'accord télépathique" (RM 1928 Nº24): el auitor menciona numerosos casos en que el fenómeno telepático fue condicionado por la similitud de situaciones entre el agente y el perceptor.) o incluso "acuerdo vibratorio" (Osty: "... todo ocurre como si hubiera entre el detector y el detectado la necesidad de un acuerdo vibratorio...". Dr. e. Osty "Pascal Forthuny", Alean ed. p. 41.).
A la luz del descubrimiento del papel de los ritmos, nos ha parecido interesante encarar la telepatía como fenómeno de resonancia, resultante del sincronismo de dos procesos intermitentes. Tal concepción hallaría su justificación experimental si un artificio cualquiera capaz de imponer a los organismos de los protagonistas una prueba telepática de ritmos similares consiguiera aumentar el número de éxitos.

Lo que sigue está lejos de ser un ejemplo de experimentación correcta capaz de confirmar o impugnar nuestra hipótesis. Pero publicamos esta tentativa experimental (ya antigua) a fin de estimular otras investigaciones y evitar a eventuales observadores los obstáculos a que no hemos sabido escapar.

Mi colega y amigo, René Hardy, ha construido un dispositivo que enciende simultáneamente y al mismo ritmo (regulable) bombitas eléctricas que pueden ser colocadas a gran distancia una de otra.
El dispositivo utilizado consiste en un aparato que produce relámpagos luminosos simultáneamente en varias lámparas a ritmo regular.

Un motor M representado en la figura pone en marcha un disco conmutador D. La velocidad del motor, que es alimentado por la corriente del sector, es regulable por medio del reostato R. El contacto C se encuentra cerrado dos veces en cada vuelta por el disco D, y las lámparas L1 y L2 son alimentadas por medio del rectificador A; un potenciómetro E permite regular la intensidad luminosa. Las lámparas L1 y L2 pueden ser colocadas bastante lejos una de otra y en piezas diferentes si es necesario. Se puede naturalmente agregar otras lámparas en paralelo.



Son muy convenientes los tubos de neón tipo "velador" ya que la luz no es demasiado deslumbrante y puede ser reducida enormemente.
Por medio del reostato se pueden producir relámpagos al ritmo de 1 por segundo hasta 15 o 20. No es útil sobrepasar este ritmo, ya que una vez alcanzado el límite de la persistencia retiniana no habría más centelleo.
No es necesario fijar, ni mirar las lámparas, el ojo recibe a pesar de todo la impresión luminosa incluso si la imagen de la lámpara es oblicua.
Según el modo de experimentación se puede aumentar la intensidad luminosa y obtener una iluminación indirecta coloreada de rojo (Neón) sobre un objeto o una hoja de papel blanco.
Se puede también fijar directamente la fuente de luz reduciéndola considerablemente para estar netamente por debajo del encandilamiento y observarla en una especie de vacío mental.

El 11 de julio de 1947, por la noche, en la casa del Sr. Hardy, hicimos cuatro experiencias de transmisión telepática de dibujos.
Yo me hallaba en una pieza, mientras que R.H. permanecía detrás de una mampara, lo cual nos permitía hablar pero no vernos. Cerca de cada uno de nosotros se instalaron las lámparas intermitentes (reguladas a un ritmo de 5 a 7 chispazos por segundo) agregando su luz a la de un plafonnier. Después de cada ensayo, R.H. salía de detrás de la mampara y comparábamos nuestros dibujos. Sería útil agregar que antes de la construcción de los dispositivos para el parpadeo de las luces, R.H. y yo ya habíamos practicado una vez una transmisión telepática entre nosotros, tentativa que terminó en un fracaso.

Experiencia I: RK agente, RH perceptor (fig. I a y b).- Resultado positivo



Experiencia II: mismas condiciones (fig. II a y b).- Resultado negativo (Al mostrar su dibujo, RH dijo: "una estilográfica puntiaguda"; después de ver el dibujo del agente, vino a su mente la palabra "estilete").



Experiencia III, R.H. agente, R.K. perceptor (fig. III a y b).- Resultado positivo.
(Las imágenes fueron dibujadas por el perceptor en el orden siguiente: cabeza de animal vista de frente, vaso, vaso).



Experiencia IV: mismas condiciones (fig. IV a y b).- Resultado negativo.
(Entre las dos últimas experiencias entraron varias personas. Irrupción de corta duración).



El 12 de julio 1947 se utilizó el mismo dispositivo a la tarde durante seis experiencias del grupo telepático de R. Warcollier en el Institut Métapsychique. Once personas participaron en las experiencias. En los ensayos se agregó a la luz intermitente (o incluso se la reemplazó, en el lugar donde están los perceptores, por el sonido del metrónomo.)

Experiencia V: R. W. agente, en una pieza, con luz intermitente y metrónomo. Los perceptores están en el salón con otro dispositivo de luz intermitente. R.W. extrae al azar una tarjeta postal ilustrada: un pórtico galorromano que enmarca un busto de ojos saltones.
Resultado negativo.
(Obsérvese, sin embargo, que una sujeto, la señora F.G., dibujó dos pequeños círculos y, debajo, los contornos de una boca entreabierta, y escribió: "Máscara, luna, rana que salta, ojos prominentes").

Experiencia VI: R. K. agente, en las mismas condiciones, dibuja una mano.
Resultado negativo.

Experiencia VII: R. H. agente, dibuja un cuadrante de reloj. En el lugar de los perceptores se suprime el guiño luminoso pero se mantienen los sonidos ritmados.

Resultado negativo.

Experiencia VIII: R. K. agente para un solo sujeto (señora S.), dibuja una cabeza de animal. Mismas condiciones.
Resultado negativo.

Experiencia IX: R. W. agente, hace un ensayo "cuantitativo": tira treinta veces un dado. Mismas condiciones. Participan diez sujetos. El estudio de los resultados dio a R.W. un Desvío positivo +5

Experiencia X: R. W. agente, hace una experiencia con las cartas de Rhine. Regula los guiños luminosos a un ritmo más lento. Ocho sujetos. El estudio de los resultados dio a R.W. un Desvío positivo +5

¿Qué enseñanza se puede extraer de estos ensayos? Por cierto, ninguna conclusión clara, pues las experiencias fueron demasiado poco numerosas. Pero se impone una observación: el estado mental de los protagonistas de las experiencias parecen haber falseado los resultados obtenidos (En términos de fisiología sería consecuencia de la regulación de la conductibilidad nerviosa por los centros, efecto de la "subordinación". V. L. Lapicque "La machine nerveuse", Flammarion, y W. Drabovich "Les réflexes conditionnés et la psychologie moderne", Hermann.). Este factor ha debido favorecer el éxito de nuestras experiencias con R. Hardy (éxito tanto más significativo cuanto que ni él ni yo poseemos disposiciones telepáticas particulares).

El mismo factor ha debido jugar contra el éxito de las experiencias en el Institut Métapsychique: aún prestándose con amabilidad a las pruebas con los dispositivos de luz intermitente, no nos ocultaron que este cambio de hábitos les producía incomodidad. Para paliar este inconveniente, entonces, sería útil recurrir a las estimulaciones ritmadas, las cuales, no sólo no molestarían la vista de los sujetos, sino que en lo posible escaparían a su conciencia. Así, al utilizar por ejemplo los ultrasonidos, sin conocimiento de los sujetos se podrían obtener series de experiencias "ritmadas" y "no ritmadas", casi totalmente libres de la injerencia del pensamiento (decimos "casi totalmente" porque el organizador de la prueba debe saber - o aprender algún día - las verdaderas condiciones de la experiencia).

Obsérvense finalmente el desvío positivo de los dos ensayos "cuantitativos" -obtenidos a pesar de la actitud mental desfavorable de los sujetos- si tales resultados se reproducen podrán tal vez brindarnos información sobre un importante problema.
Parece haber una diferencia psicológica considerable entre los sujetos que dan mejores resultados en las largas pruebas "cuantitativas", por un lado, y por otro los que sobresalen en las experiencias "cualitativas". Los primeros pertenecen en general al tipo de persona psíquicamente estable y bien adaptada a la vida (Fraser Nicol y Betty Humphrey, "ESP et personnalité humaine" informe al Coloquio de Utrecht).

Los segundos (de los cuales, que nosotros sepamos, no se ha hecho nunca un estudio caracterológico sistemático) darían más bien la impresión de aproximarse a los metagnomos, seres inestables e imaginativos. Desde el punto de vista adoptado aquí, los "cuantitativos" serían notables sobre todo por la regularidad de sus ritmos y por su perseverancia (Según F. Nicol y B. Humphrey, los "estables" no superan a los "inestables" sino después de largas pruebas.), mientras que los "cualitativos" serían inestables pero capaces de adaptarse a los ritmos de otra persona (Las visiones hipnagógicas encuentran su explicación, creemos, en el hecho de que el despertar es el momento en que los ritmos eléctricos del cerebro cambian de frecuencia. Ver J. Delay "Les ondes cérébrales et la psychologie", PUF, p. 119). Dispositivos simples, como el utilizado por nosotros, que sincronizan bien o mal la actividad del agente y la del perceptor, tendrían mejor aplicación en las pruebas cuantitativas. Para poder mejorar la experimentación cualitativa, hace falta primero proceder a un estudio comparativo de los ritmos funcionales que caracterizan a un agente y un perceptor dados.

En resumen, las experiencias descriptas -dado su número insuficiente- y el modo operatorio defectuoso y a pesar de algunos éxitos- no autorizan ninguna conclusión.
- Para llegar a una verificación experimental correcta de la hipótesis enunciada, es indispensable recurrir a estimulaciones ritmadas que pueden ser utilizadas sin conocimiento de los sujetos.
- La experimentación se verá considerablemente favorecida por un estudio previo de los ritmos funcionales del agente y el perceptor (Recordemos que ciertos biólogos ven en el estudio de los ritmos funcionales del individuo la única base posible de la tipología humana. Ver Dr. René Porak "Introduction à l'étude du début des maladies", Doin ed. Ver igualmente "Les rythmes et la vie" aparecido en Plon, y R. Tocquet "Cycles et rythmes", Dunod ed.).




PARAPSYCHOLOGY AND THE RHINE RESEARCH CENTER

Parapsychology and the Rhine Research received Center: We have received the publication of the RRC that at the moment directs the Dr. John A. Palmer, with important and very interesting information about the history of the parapsychology and the important activities carried out by the Dr. Rhine and his wife, since the creation of the Institute of Parapsychology in the Duke University.
We want to congratulate John Palmer and the RRC for this publication.
It contains addresses of institutes or investigation centers and popularization of the parapsicología.
We just want to point out that under the title of "Professional Journals", it figures the magazines published in the U.S., Londres y Sweden. It doesn't figure "Cuadernos de Parapsicología", that for more than thirty years it publishes experimental investigations carried out in the Institute of Parapsychology directed by Naum Kreiman. This Institute is the only center of experimental investigation in all Iberoamérica.




LAS COSAS QUE HACEN MAL A LA PARAPSICOLOGIA

Estos son los pseudo-experimentos y deficientes informaciones que perjudican a la parapsicología.
Sabemos de los pseudo-parapsicólogos que abundan en nuestra sociedad y en otras sociedades, explotando la credulidad de las personas, con absurdos procedimientos y predicando ideas y teorías sin ningún sustento experimental ni racional.
Nos parece extraño que un investigador como el Dr. Sheldrake haya permitido mezclar su nombre en este ridículo informe donde se habla de un loro con aptitudes telepáticas o clarividentes. Y que esto haya dado lugar a la revista escéptica a reírse de este imaginario poder psíquico de un loro.

Naum Kreiman

El Loro Psíquico

Acabo de filmar una breve entrevista para pasarla el miércoles 15 de febrero por la mañana en el programa de ABC "Buenos días América", sobre N'Kisi, el loro psíquico, un loro gris africano del Congo, del cual dice el biólogo de la Universidad de Cambridge, Rupert Sheldrake que es una evidencia más para su teoría de resonancia mórfica, una especie de "fuerza" que satura el cosmos y permite "recordar" todo. La dueña de N'Kisi, Aimée Morgana, de Manhattan, leyó el último libro de Sheldrake, "Perros que conocen cuándo sus dueños están por llegar al hogar y otros poderes inexplicados de los animales", y le envió videos de su asombroso loro.

Ella afirma que N'Kisi tiene un vocabulario de 560 palabras, y el loro las repite con tal frecuencia que a veces sucede que los pensamientos de Morgana coinciden casualmente con el parloteo del loro. Por cierto, no es así cómo Morgana o Sheldrake lo ven, de modo que emprendieron un experimento en que N'Kisi obtuvo 32 aciertos sobre 123 ensayos lo cual, según Sheldrake, equivale a una probabilidad de uno en mil millones de que ocurra por azar; luego, el loro es psíquico.

Yo señalé que N'Kisi falló 91 veces, lo cual no me parece tan impresionante, para no mencionar que el protocolo para determinar qué se considera un acierto era bastante confuso. Por ejemplo, Morgana estaba mirando la fotografía de un pareja abrazada, y según se alega N'Kisi dijo "¿puedo darte un abrazo?" ESO se computó como acierto. Claro, no nos dicen cuán a menudo N'Kisi suelta esa frase en particular, u otras frases que vengan al caso, ni cuántas fotos diferentes se usaron por las cuales Sheldrake llegó a su cálculo de mil millones de probabilidades a una. Una periodista que visitó a N'Kisi había perdido recientemente a su gato. Cuándo ella se encontró con el loro, éste al parecer exclamó bruscamente "¿Recuerda el gato? ". Por supuesto, no nos dicen qué más dijo el loro, o qué más estaba pensando la periodista ese día.

En otros términos, la suma de las coincidencias iguala la certeza. Además, esto parece enteramente un caso de "recuerda los aciertos, olvida las erradas." En la ciencia debemos considerar las erradas tanto como los aciertos. Como Frank Sulloways gusta decir, "las anécdotas no hacen ciencia".

Publicado en E-SKEPTIC MAGAZINE 14 de febrero 2001
Skeptic magazine, Skeptics Society, Michael Shermer






SCIENCE AND EDUCATION

By Ana Maselli

Interview to the former Rector of the University of Buenos Aires
March 31, an outstanding journalist, Mariano Grondona, chose to accompany him in his television program several journalists, among them, a young student.
In the program an interview would be made to the Rector of the University of Buenos Aires who finished its command.
The country lost the opportunity to attend to an interview in which was interrogated the salient rector, about his action for the university education, the fulfilled plans, the projects, the carried out investigations or projected. And to discover why he didn't make but of that he made. He was not interrogated on anything of that. The journalists, really illiterate in matter of university issues, only asked about the quantity of properties that has the rector, if he has them in Argentina or in the U.S., and about any administrative comission of a relative of him.

The student who participated there proposed that the rector should be chosen by the students. A pityful TV program. It was a sample of the general cultural level of Argentina, result of the deterioration of the public school during fifty years.
New Rector at the University
On Wednesday 3 of April it was chosen as rector of the University of Buenos Aires, Dr. Jaim Etcheverry, an outstanding scientist and university professor.
Among the aims of his mandate he pointed out a gratuitous teaching, the university autonomy, the class freedom, and a co-mandate with the students, graduated students and professors.
The initial speeches are always brilliant.

School of the Americas
The School of the Americas of U.S., has demonstrated to be one of the most efficient democratical school of the world. In their classrooms there has been several Argentinean students, such as general Leopoldo Fortunato Galtieri and Roberto Viola who governed Argentina during the military dictatorship, the Bolivian Hugo Banzer, and now with reason of the overthrow of the president from Venezuela, it is known that were also part of the school general Efrain Vázquez and the commandant of the army, Ramírez Poveda, who gave a military blow in that country. (According to news of the fact, "Clarin" 4.14.01). Congratulations to the United States of America for their military interventions in America.
Foreign universities in Argentina
We have already mentioned in other opportunities, the invasion to Argentina of universities of the first world: Spain, Italy, England, France and U.S. trying to educate us and instruct us. Now it is a pleasure for us to mention that to this cultural invasion it is necessary to add the Pacific Western University that offers long-distance teaching degrees of Bachelor Master Doctor.
We don't know what are the Argentinean Universities waiting for to settle in the U.S.; so maybe in that way they won't take our best students.

There is no magic for the progress of science
"All advance is linked with previous knowledge, sometimes wrong, and it depends on an interwoven complex of experience, cunning, perseverance and, fundamentally, creation capacity, quality not very well-known as the rest of the mind" (Aquiles J. Roncoroni. Professor of the UBA. "La Nacion" 11/10/2000)

A problem that comes back
In the recent entrance exam to the University of Medicine, in the National University of Córdoba, only 10% of the students approved it. 2269 students were presented, only 231 approved the exam of entrance ("Clarin", 4/11/2002).
This failure is attributed to several factors, derived from the economic and moral crisis that affects Argentina since the last years. As the University it is gratuitous, the youths seek to enter to take a community place where to be part of, so the university has become a refuge for the unemployment. Another explanation of the failure is the faulty preparation of the high school, and now the authorities say that the exigency to enter the university has increased, that is to say, that the exam is more difficult than in previous years.

Education and Journalism.
As consequence of the devaluation of the Argentinean currency, and of the robbery that the government made the citizens of the country, who had their money in national and foreign banks, the price of a simple book of 20 dollars, that was bought with a note of twenty pesos, today because of the devaluation of the Argentinean currency according to the dollar, the same book almost costs eighty pesos. That is to say, we cannot any longer buy books published in the European countries or in North America. We, the interested in parapsychology research, can no longer find out the scientific literature of our colleagues.

The same thing happens with the debts to foreign, they have been multiplied by four, that is to say, that our cultural and journalistic companies can be acquired especially by the fourth part of the value that they had before the devaluation by the capitals of the U.S. and England. This is what the Argentinean government has achieved and a certain sector of our subjected legislators to the International Monetary Fund, that is as saying to the U.S.
The Association of Journalistic Entities of Argentina that joins all the national newspapers has given an official statement, pointing out the danger against the democratic principles and our nationality.
In many democratical countries, the legislations prevent a foreign capital from being able to own more than 30% of the media and they cannot be part of the editorials.

It is expected that the congress, even with the few legislators interested in defending our culture, sanction a law as soon as possible in defense of our cultural interests.
(According to the news in the daily "Clarin" and other newspapers. May 30 the 2002)

Disastrous cultural influence on Argentina.
The Graduates School of Political Management and The George Washington University will organize a seminar in Argentina, for politicians, officials, journalists and advertising companies, during which specialized professors of the George Washington University, will come to give lessons of Political ethics, media and politics, govern, and other topics. That is to say, after the debt with the IMF, unpayable, the final domestication of our culture and our thought. (The warning of the seminar was published in "Clarin" May 2002 26).






Google
 

Puede encontrar mayor información sobre Parapsicología utilizando este buscador:
Google
Web Este sitio
© Copyright 2001 - 2015 todos los derechos reservados. www.naumkreiman.com.ar