Dora Ivniski, su deceso.
Comunicamos con profundo dolor el fallecimiento de la licenciada Dora Ivniski.

Ver más

Entrevista inédita a Naum Kreiman
Realizada por Enrique Márquez

Ver más

Nuevo libro de parapsicología en la Argentina
"El buscador de maravillas" por Juan Gimeno

Leer crónica

COLABORACIÓN PARA UNA INVESTIGACIÓN
Se solicita a aquellas personas que hayan sido protagonistas o testigos de fenómenos poltergeist (ruidos inexplicables, movimiento de objetos, aparición de luces, etc), y que estén dispuestas a ser entrevistadas para relatar sus experiencias, manteniendo en reserva sus datos personales si fuera necesario, que escriban aquí

Grupo de estudios
en el Instituto de Parapsicología
En respuesta al interés manifestado por numerosas personas, el Instituto de Parapsicología ofrece un Grupo de Estudios de parapsicología, de acuerdo a las siguientes consignas:

"Científico
y Psíquico" - "Scientist
and Psychic"
por el Dr. José María Feola.

NUEVO LIBRO
Naum Kreiman, la Parapsicología y la Ciencia

por Dora Ivnisky y Juan Gimeno.

Comunicaciones
de Parapsicología
Nº 47, Especial 2016.
Nº 46, Junio 2015.
Nº 45, Marzo 2015.
Nº 44, Dic. 2014.
Nº 43, Sep. 2014.
Nº 42, Junio 2014.
Nº 41, Marzo 2014.
Nº 40, Dic. 2013.
Nº 39, Sep. 2013.
Nº 38, Junio 2013.
Nº 37, Marzo 2013.
Nº 36, Sep.2012.
Nº 35, Sep.2012.
Nº 34, Junio 2012.
Nº 33, Marzo 2012.
Nº 32, Dic. 2011.
Nº 31, Sep. 2011.
Nº 30, Junio 2011.
Nº 29, Marzo 2011.
Nº 28, Dic. 2010.
Nº 27, Sep. 2010.
Nº 26, Junio 2010.
Nº 25, Marzo 2010.
Nº 24, Dic. 2009.
Nº 23, Sep. 2009.
Nº 22, Junio 2009.
Nº 21, Marzo 2009.
Nº 20, Dic. 2008.
Nº 19, Sep. 2008.
Nº 18, Junio 2008.
Nº 17, Marzo 2008.
Nº 16, Dic. 2007.
Nº 15, Sep. 2007.
Nº 14, Junio 2007.
Nº 13, Marzo 2007.
Nº 12, Dic. 2006.
Nº 11, Sep. 2006.
Nº 10, Junio 2006.
Nº 9, Marzo 2006.
Anexo Cuad. Nº 7/8.
Nº 7/8, Dic. 2005.
Nº 6, Jun./Sept. 2005.
Nº 5, Marzo 2005.
Nº 4, Diciembre 2004.
Nº 3, Setiembre 2004.
Nº 2, Junio 2004.
Nº 1, Marzo 2004.



Parapsicología de Investigación
Nuevo sitio en Internet.

Noticias anteriores.
Ver todas







Estadística e Investigación científica

Comentario crítico a los experimentos de los Dres. M.Schlitz y S. LaBerge sobre actividad electrodérmica, publicados en el Journal of Parapsychology, 61, 3, Sept.1997.

La estadística es una herramienta para la investigación científica. La utilización de modelos probabilísticos nos permite contrastar contra el azar un resultado experimental.
El investigador reúne los datos de un experimento y los somete a un test estadístico. Pero el test estadístico "no piensa", ejecuta los cálculos sobre los datos que se le someten.
El investigador debe tener una idea de los datos que somete a la evaluación. Hay algo que ya sabemos, y es que los fenómenos de la naturaleza tienen en general un rango que llamaríamos normal. Cuando investiga un fenómeno para él nuevo, su primera visión es llegar a descubrir la normalidad del fenómeno, y de ahí detectar aquellos datos que son excepcionales en el fenómeno que estudia: cómo se comportan los datos normales, y por qué se producen los datos excepcionales. Fundamentalmente, conocer la variabilidad de los fenómenos, los límites aproximados de su variabilidad, sus factores relevantes; ello le permitirá predecirlos, y someter a la investigación experimental, cuando quiere introducir algún factor modificador de la conducta del fenómeno, y predecir el resultado.
Cuando hacemos un experimento sobre un fenómeno cuyas características ya conocemos, el problema no es difícil.

Cuando hacemos un experimento sobre un fenómeno aún no conocido, que provocamos u observamos, el tema ya es más difícil. En este caso lo primero que se debe hacer es observar detenidamente los datos obtenidos en la investigación:
1) Tratar de descubrir una variabilidad supuestamente normal.
2) Tratar de descubrir los datos excepcionales que se apartan significativamente de esa variabilidad normal.
3) Hacer todas las evaluaciones posibles para descubrir diferencias o similitudes.
4) Repetir el experimento, esto es fundamental.
La naturaleza, ya lo sabe el hombre por la experiencia de muchos siglos, manifiesta sus fenómenos dentro de un rango, cuya variabilidad conocemos en general, y en general sabemos distinguir los hechos excepcionales o aberrantes. Por suerte es así, porque de lo contrario no se podría desarrollar nuestra vida.

En una investigación científica los procedimientos y criterios son más rigurosos que los que utiliza el hombre en la apreciación de los fenómenos naturales en su vida cotidiana.
Todo esto tiene importancia en la investigación parapsicológica. Consideramos que estamos equipados de estas aptitudes parapsicológicas, y su magnitud, como decía la doctora Schmeidler, debe estar distribuida normalmente en los seres humanos.
En las investigaciones parapsicológicas que implican el estudio de fenómenos psicofisiológicos, tenemos que pensar que hay en ellos una variabilidad que tiene un rango normal, y seguramente se dan en determinadas circunstancias hechos que se apartan poco o mucho de esta variabilidad.
Desde hace varios años, se ha iniciado en la investigación parapsicológica el estudio de la influencia que pueda tener un fenómeno telepático o clarividente o precognitivo en el funcionamiento de los procesos neurológicos del ser humano. Uno de los procedimientos utilizados para detectar esta relación, es el que emplea la medición de la tensión electrodérmica de la piel cuando el sujeto es objetivo de un fenómeno parapsicológico.

Nos vamos a referir a dos experimentos realizados y publicados recientemente. Uno de ellos, cuyos datos primarios hemos conocido en la Argentina gracias a que fue publicado por el Journal of Parapsychology (vol. 61 N. 3, Sept. 1997), es el experimento de los Dres. M. R. Schlitz y S. LaBerge, titulado "Covert Observation Increases Skin Conductance in Subjects Unaware of When they are Being Observed: A Replication".

El otro experimento fue realizado por el Dr. Radin y presentado a la 42a. Convención Anual de la P.A. (1998), y se titula "Effects of Distant Healing intention through time and space. Two exploratory Studies". De este estudio hemos tenido la satisfacción de que el Dr. Zangari, que colaboró en este experimento, nos haya enviado el informe completo. En este informe se publica una tabla Nº 2, con las curvas representativas de los valores obtenidos de control y experimentales, que nos permitió calcular los datos originales de uno de los grupos intervinientes.

Es muy raro que los informes científicos que se publican en las revistas importantes de parapsicología contengan los datos originales y primarios de los experimentos. En general se dan los valores totales y los estadísticos resultantes. Los que leemos los informes, no podemos en consecuencia observar los datos originales y rehacer los cálculos o someterlos a otras evaluaciones para profundizar los fenómenos obtenidos.

El experimento de Schlitz y LaBerge consistió en estudiar la influencia que puede tener un agente que desde cierta distancia observa la foto de un sujeto o lo ve en una cámara de video. Se tomaron todas las precauciones de indicios sensoriales, aleatorización de los tiempos en que se ejercía la acción telepática o en los que no se ejercía, períodos de control y períodos experimentales.
Se realizaron 48 sesiones experimentales.
La medición electrodérmica se realizó conectando los electrodos a la palma de la mano no dominante. Los procedimientos de control de todos los pasos fueron rigurosamente planeados. En estos aspectos no hay ninguna objeción.

Las diferencias entre mediciones de control y mediciones experimentales van desde ninguna diferencia, a diferencias desde 0,0003, y la mayoría hasta diferencias de 0,03 (hay dos de 0,05), aparece una diferencia de 0,16 y otra de 0,11 por ejemplo, que son desde 20 a 50 veces superiores a las menores, bueno, esto tiene que llamar la atención.
Se evaluaron los pares de observaciones (control versus experimental) de todos los sujetos participantes.

Las parejas formadas por agente y sujeto, eran de dos tipos: sujeto y agente del mismo sexo, y agente y sujeto de sexos opuestos. Se aplicó a los sujetos un test SAD (Social Avoidance and Distress Scale: "escala de aislamiento social y angustia") (Watson & Friend, 1969). Se predijo una diferencia en las medias entre las dos condiciones. Se predijo un aumento de la actividad electrodérmica durante el período experimental respecto del período de control. Se exploró la diferencia entre parejas del mismo sexo y parejas de sexo opuesto. Se predijo una significativa correlación entre el SAD y el resultado experimental.
Los autores evalúan los datos con el test de t (student) = 2,652 p = 0,005 ( GL 47)
TEST DE t PAREADO

Condición Media N Desvío standard Desvío standard de la media
 Control 1,593125 48 1,347154 0,194445
 Experimental 1,607590 48 1,362101 0,196602


  Diferencias      
Condición Media Desvío
Standard
DS de la media 95% de confianza.
Intervalo de la diferencia
t df Significación
        inferior superior     1 cola
control                
  0,014 0,0378 0,00545 0,025 0,0035 2,652 47 0,005
experim.                


Una observación de los pares de datos (control Vs. experimental) nos muestra cinco diferencias que llamaremos excepcionales. Una evaluación de los 43 datos restantes, o sea, sin los datos excepcionales, arroja una t = 1,270 con una p= 0,1055 (GL 42) ampliamente aleatoria.

TEST DE t PAREADO

Condición Media N Desvío standard Desvío standard de la media
 Control 1,47144 43 1,29588 0,19762
 Experimental 1,47505 43 1,30026 0,19829


  Diferencias      
Condición Media Desvío
Standard
DS de la media 95% de confianza.
Intervalo de la diferencia
t df Significación
        inferior superior     1 cola
control                
  0,0036 0,0186 0,00284 0,0093 0,00213 1,270 42 0,1055
experim.                


Esto en principio quiere decir que la significación estadística informada por los autores depende, en la serie total de datos, de sólo cinco datos excepcionales.
Debemos pensar que si en una evaluación de 48 observaciones, eliminamos cinco, el test debería seguir dando valores significativos, algo menores, pero siempre significativos, pero ocurre que en el caso que analizamos, la reducción de la significación es tan importante, que nos obliga a pensar que estos datos son realmente aberrantes y necesitan de una consideración total del experimento.
La evaluación de los cinco datos excepcionales es la siguiente:

TEST DE t PAREADO

Condición Media N Desvío standard Desvío standard de la media
 Control 2,62844 5 1,45748 0,65181
 Experimental 2,74740 5 1,49507 0,66861


  Diferencias      
Condición Media Desvío
Standard
DS de la media 95% de confianza.
Intervalo de la diferencia
t df Significación
        inferior superior     1 cola
control                
  0,11896 0,0417 0,0186 0,17073 0,067 6,38 4 0,0015
experim.                


Como se puede apreciar la media aritmética de todos los datos es para control = 1,593, y la experimental 1,607, mientras que para los cinco datos que excluimos tenemos 2,628 y 2,747 respectivamente. La diferencia es bastante grande.
¿Cómo medimos estadísticamente la diferencia entre un dato normal y un dato excepcional?
El valor excepcional lo es para la serie de datos de los que estos valores excepcionales se han excluido.
En consecuencia podemos enunciar dos criterios:
1) Uno de ellos es que el dato excepcional lo es cuando supera el valor de la media aritmética más cuatro veces el desvío Standard, obtenidos estos estadísticos de los 43 datos restantes. Cuatro desvíos Standard incluye al 99,99 % de todos los valores de la serie. En nuestro caso tenemos:
La media de la diferencia entre control y experimental (ver tabla) =0,0036 y el Desvío Standard = 0,0186, multiplicado por cuatro = 0,0790.
Las cuatro diferencias que hemos eliminado tienen los siguientes valores: sujeto Nº 1: 0,16; sujeto Nº 9: 0,091; sujeto Nº 20: 0,1130; sujeto Nº 21: 0,091 y sujeto Nº 38: 0,084.

2) Otro procedimiento es utilizar la tabla para valores excepcionales en Pearson E.S. y H.O. Hartley, Biométrica. Cambridge University Press, 1954. Tabla Nº 24.
En este caso se calcula la diferencia entre el presunto valor excepcional y la media aritmética, dividido por el Desvío Standard. Si este valor alcanza o supera el valor tabulado se puede considerar que el valor supuestamente excepcional pertenece a una población distinta que los restantes valores de la serie. Sea un ejemplo, con uno de los valores excepcionales:
donde: E: valor excepcional; media aritmética de la muestra
Ejemplo: para el sujeto Nº 1.
0,16 - 0,0036 = 0,1564
0,1564/ 0,0186 = 8.40

La tabla de Pearson y Hartley (copiamos los valores de n para este experimento) da:

n 0,05 0,01
40 3,016 3,479
45 3,051 3,511


Todos los valores excepcionales calculados en esta forma, superan ampliamente los valores tabulados de esta tabla.
Es como si en una muestra de estaturas de una población, la altura promedio es de 1,65 m. y un desvío standard de 0,20 m. En ese caso, admitiríamos alturas de hasta 2,45 m. En relación con los valores excepcionales de este experimento, tendríamos una persona con una estatura de 4 metros. Incluir este sujeto en la muestra es un disparate.
No nos cabe ninguna duda de que en este experimento hay cinco observaciones que prácticamente pertenecen a una población distinta de los restantes valores.
Suprimir estos valores excepcionales ¿significa una selección de los datos del experimento? Sabemos que no debe hacerse una selección de los datos, ni para que el experimento dé una significación estadísticamente superior al azar, ni para que dé un resultado aleatorio. En este caso no es así.
Es posible que estos cinco valores que llamamos excepcionales sean auténticos valores experimentales producto de la acción psicomental del agente sobre el sujeto. La diferencia entre control y experimental de estos cinco datos da un p = 0,0015 (ver tabla). Los 43 valores dan una diferencia de p= 0,1055 ampliamente aleatoria, y los 48 datos dan una p = 0,005.
También podría ser que estos valores excepcionales se deban a variaciones accidentales y espontáneas de estos sujetos, y no a factores experimentales.
El tema es que en cuarenta y ocho ensayos, sólo cinco ensayos dieron valores significativos, que no sabemos si son accidentales o experimentales, lo cual muestra en principio que este experimento no logra probar el efecto EDA.
Otro valor significativo que informan los autores, es que las diferencias de control y experimental entre parejas del mismo sexo versus parejas de sexos opuestos, tienen una p = 0,01, pero si aquí también suprimimos los cinco valores excepcionales que corresponden a parejas de sexos opuestos, la diferencia da una p = 0,53 totalmente aleatoria.

El informe de Radin, que hemos mencionado, tiene objeciones similares, aunque en menos significación que el de Schlitz (Ver Cuadernos de Parapsicología Año 32 Nº 2, Junio 1999).
¿Qué enseñanza debemos sacar de este análisis?
En primer lugar yo considero que los colegas deben publicar todos sus informes con los datos básicos de sus experimentos para que cualquier otro investigador pueda apreciar los resultados en forma crítica y someterlo a una evaluación independiente.
En segundo lugar, es probable que a otros experimentos cuyos datos básicos no han sido publicados, que dieron resultados significativos, se les pueda hacer objeciones como la presente u otras por causa de una deficiente evaluación y apreciación científica de los resultados.

Información

Cuadernos de Parapsicología no tiene "referees"
ni consultores externos para el control o
recomendación de las publicaciones.

La Dirección





Statistical and Scientific Evaluations
( We have been notified by Dr. Palmer that this criticism will be published in The Journal of Parapsychology with the reply of Dr. LaBerge. At that time, our journal was already in press, therefore we will publish that reply in our next number.)


NAUM KREIMAN

Critical comments to the experiments by Dr. M. Schlitz and S. LaBerge about skin conductance, published in J. of P. 61, 3, Sept.1997.

In the experiment are exposed the measurements of electrodermal activity in two conditions: control condition and experimental condition. Differences of EDA in the two conditions were recorded.
Fourty-eight experimental trials were made.
Most of the differences ranged from no difference to a difference of 0,03 (there were two differences of 0,05).
There are five differences of EDA which are between 20 and 50 times higher than the majority of the differences. These differences are: for subject number 1: 0,16; for subject 9: 0,091; for subject 20: 0,113; for subject 21: 0,091; and for subject 38: 0,084.

The evaluation of all the differences by the t test (47) = 2,652 with p = 0,005.
The evaluation of 43 measurements (excluded the five mentioned) gives t (42) = 1,270 with p = 0,105, fully at random.
The statistical signification of the t test = 2,652 depends upon only five measurements.
If from an evaluation of 48 measurements, five of them are eliminated, the test must be giving always a significant result, perhaps something smaller, but always significant.
If we eliminate five measurements and then the evaluation is at chance level, it means that those five measurements must be considered as exceptional ones.
In fact, the five measurements are higher than 4 times the standard deviation obtained from the measurement of the 43 remaining data.
Four times the standard deviation involves the 99,99% of all the measurements of a sample. And those five measurements are out of this 99,99%.
This means that the five exceptional values belong to a different population from the remaining values of the series.
The statistical evaluation of the five mentioned values, evaluated by the t test (4) = 6,38, with p = 0,0015 (see table).
The procedure presented by Pearson E.S. and Hartley H.O., Biometrics, Cambridge University Press, Table 24, consists of using the statistical values of the series without the exceptional values: average and standard deviation: (E - ) / DS, where E is the exceptional value, (Mean) and DS statistical values of the series without the exceptional values.
If this ratio is higher than the values calculated in Table 24, they must be considered exceptional and belonging to a distinct population, other than the sample.
In fact, for subject number 1, difference = 0,16, the relation is 8,40; the Table 24 gives, for n = 43, a value of 3,031 for a probability of 5%, and of 3,490 for a probability of 1%. The difference for this subject is very great.
The ratio for the other four exceptional differences is in the same direction, and is of a similar size.
To eliminate these five values is not the same as to make a "selection of data". If five from 48 data give significant differences, and the 43 remaining data give random differences, it means that the EDA effect was presumably produced only on those five subjects (see Table).
The authors compare also same-sex pairs against opposite-sex pairs. The t (23) test gives p = 0,01.
If the five exceptional values are eliminated, then the t test (24-19) gives p = 0,53, fully at random.
All the exceptional values belong to opposite-sex pairs. There is no significant difference between pairs.
The question is: if, in an experiment of 48 measurements, an alleged experimental effect was detected in only five of them, may we assume that the experiment was successful? In my opinion, we may not.
I suggest also that for every experiment which is published, the basic data of it must be reported, to allow other researchers to make his own evaluation.
They are very few the experimental reports that give the basic data of the experiment.
Viewing that this evaluation was admitted for publication by the Journal, perhaps there should be other experiments with the same defects as the present.
This is very serious.




Efecto Psi sobre la mosca Drosophila Melanogaster
Comentario crítico


Experimentos con seres inferiores

Estos experimentos tuvieron su momento de auge en la investigación experimental. Experimentos con bacterias, con cucarachas, y otros, al poco tiempo fueron abandonados. Incluso unos importantes y mucho más interesantes experimentos en los que se intentaba producir un efecto PK en la curación de heridas en ratas, tampoco se profundizaron. Acerca de la acción de PK sobre germinación de semillas, hay también muy pocos experimentos. Posiblemente, los últimos experimentos que tienen auge en estos tiempos, que son los de verificar la tensión eléctrica de la piel (EDA) en diseños parapsicológicos (incluida la medición del ritmo respiratorio, las pulsaciones, el ritmo cardíaco), renueven el interés de la investigación sobre la acción de la mente en la curación de heridas o la germinación de semillas.

Y ahora que se pretende vincular el geomagnetismo terrestre a los resultados de ESP, la investigación experimental se está haciendo más difícil y más compleja.
La parapsicología norteamericana, que prácticamente mantiene el liderazgo de la investigación experimental, ha pasado diríamos por varias modas: primero los experimentos de elección forzosa, con las cartas de ESP o con otras, y la investigación de factores psicológicos en la investigación experimental. Pasaron luego a la investigación de la ESP en los sueños, de ahí pasaron a darle más énfasis a los experimentos de Visión Remota. Comenzó luego el entusiasmo del metanálisis. Ahora estamos con el geomagnetismo, el EDA y algunas investigaciones teórico-prácticas sobre la psicología de los sujetos, creyentes o no creyentes, etc.
Estas líneas de investigación que acabamos de detallar, desde luego no tienen limites temporales definidos, pero pueden muy bien establecerse a lo largo de la investigación norteamericana.
En la Argentina, primero fueron los experimentos de Novillo Pauli sobre germinación de semillas (nosotros en Cuadernos de Parapsicología, tuvimos el gusto de publicárselos). Fue motivo principal de su libro, editado por Kapelusz.

Desgraciadamente, por falta de una completa descripción de algunos pasos del experimento, yo por lo menos, no puedo apreciar la calidad y significación del mismo y que le ha otorgado Novillo Pauli.
En otro orden, están los experimentos sobre ESP /PK sobre bacterias de la leche, realizados y dirigidos por el Dr. Raúl H. Drubich. En cuanto a los aspectos técnicos y bacteriológicos, no puedo opinar, porque no tengo conocimientos especiales sobre el tema; de acuerdo a una carta que en su oportunidad me dirigió el Dr. Drubich aprecio lo difícil y costoso de la experimentación de este tema. Me gustaría obtener alguna vez más información y resultados confirmatorios.
Por último, tenemos ya varios intentos del Dr. Ivan Lepes, sobre la ESP con moscas de la fruta.
Tampoco tengo conocimientos científicos sobre moscas y bichos similares, pero en todos estos casos tengo el suficiente conocimiento metodológico científico, como para apreciar un resultado, asesorado por los mismos investigadores, y consensuar una evaluación del mismo.
Esta introducción se hizo demasiado larga para entrar al tema entre secundario y principal de este artículo.

En el número 3(35) Volumen 9, Julio de 1998, de la Revista Argentina de Psicología Paranormal, mis estimados colegas, Juan Gimeno y el Dr. Ivan Lepes, han publicado una evaluación de un experimento de ESP/PK con moscas. Me entero ahora de esta publicación, por casualidad. Vi esta revista en la biblioteca del Instituto Humanístico de Buenos Aires, dirigido por el Dr. Antonio Las Heras. Yo no recibo esta revista. Los colegas tampoco me hicieron llegar una copia del informe antes o después de su publicación. Quizás no tenían obligación de hacerlo.
Terminado el experimento el Dr. Lepes me hizo llegar los datos básicos del mismo.
Un análisis aritmético y estadístico de las planillas de resultados, me permitió detectar que había un resultado diferencial importante, que diferenciaba dos sectores de la lista de mediciones, que de acuerdo con el diseño experimental, tales diferencias significativas no debían haberse producido. El Dr. Lepes confirmó esta diferencia.

He estado bastante cerca del diseño de este experimento, y en su oportunidad he enviado a mis colegas, un modelo de evaluación con Chi Cuadrado sobre los posibles resultados que se obtengan. También habíamos hablado de la utilización del test de t (Student). Yo evalué todos los datos, pero solo a titulo exploratorio, e incluso la evaluación de los dos sectores detectados, para ver que podía descubrirse en ese error experimental.
Estábamos frente a un problema en que alguna variable del experimento no fue bien controlada, o se trataba de un resultado accidental que hacía incoherente y contradictorio el resultado final.
Los mismos autores del informe, dan noticia de la diferencia de que hablamos, en la página 194, al final, dice que hay una diferencia significativa entre los sectores A C y E, y los sectores B, D, y F. No saben, dice, cuál fue la causa de esta diferencia. Estos sectores se establecieron después del experimento.
De acuerdo al diseño, esta diferencia no debió haberse producido.
Es entonces un craso error científico, sumar ambos sectores para evaluar el experimento, sabiendo ya que tal resultado diferencial no debió haberse producido y siendo además estadísticamente significativo.
Para una investigación científica, este experimento debió haberse desechado. Aquí no hay nada que evaluar, Hay algo que está mal hecho. Luego toda la evaluación que sigue, está viciada totalmente de nulidad. Yo mismo hice la evaluación de los resultados, solo a titulo exploratorio, incluso la evaluación de los dos sectores diferenciables para ver que se podía descubrir en esa falla experimental, y que hice conocer al colega Gimeno.

Este experimento no prueba ni deja de probar nada.
Creo que fue un error publicar estos resultados dándole crédito científico a un experimento en el cual se detecto un problema.
Los autores señalan la dificultad de interpretar el resultado en dos ítems:
1) "Los resultados parecen decir que no se produjo la comunicación telepática esperada." Esto no se puede decir. Hay algún paso en el experimento que se hizo mal, o sea, una variable tenida en cuenta, se implementó mal o deficientemente.
2) Hacen mención a posibles variables no tenidas en cuenta en la obtención de estos resultados, Esto también es posible.
La verdad es que me parece que estamos todos aprendiendo algo.
Está muy bien publicar experimentos que dan resultados no significativos, aleatorios o en dirección opuesta a lo previsto, pero siempre que estén bien hechos. Esto permite una apreciación global de los resultados parapsicológicos.

Yo entiendo que es muy grande la tentación de publicar el fruto de un trabajo, especialmente cuando se ha puesto esfuerzo y entusiasmo, pero en parapsicología, quizás tenemos que ser muy rigurosos; no estamos solos, otros parapsicólogos nos observan y también nos observan los escépticos, a quienes no debemos darles argumentos gratuitos.
Sé que el Dr. Lepes está estudiando una nueva investigación experimental sobre el tema. El Dr. Lepes es un científico con un gran entusiasmo por la investigación experimental, un hombre que se hace estimar y me gustaría colaborar en su trabajo.




El Toque Terapéutico


En Cuadernos de Parapsicología Año 31 Nº 4 Diciembre 1998, hemos publicado una crítica a un experimento que se refería a la detección de un campo energético, en el cual participaron supuestos curadores, a quienes se propuso detectar dicho campo energético. El experimento consistía en lo siguiente: el sujeto extendía sus dos manos, separadas por unos 25 a 30 centímetros una de la otra, con las palmas hacia arriba, apoyadas sobre una superficie plana. Una tabla y un género ocultaban las manos de la vista del sujeto. Un experimentador colocaba su mano derecha con la palma hacia abajo a unos 10 centímetros sobre una de las manos del curandero. La palma del curandero, derecha o izquierda, se elegía al azar, lanzando una moneda. Cuando el experimentador anunciaba que ya había colocado su mano el curandero debía decir sobre qué mano se la había colocado.

Nosotros decidimos repetir el experimento, tal como lo habíamos diseñado en nuestra crítica. Y también hicimos los ensayos igual como se había informado en el experimento criticado.
A los pocos ensayos, que dieron todos resultados aleatorios, confirmamos las presunciones que ya teníamos sobre la dificultad de aislar a los sujetos y al experimentador de la innumerable cantidad de indicios sensoriales que invalidaban este experimento.

Tratando de realizarlo lo mejor posible, construimos una caja de cartón corrugado, que ocultaba totalmente al curandero, del experimentador (como experimentador actuaban a veces los mismos curanderos, es decir ya era parte activa o pasiva). Dejaban salir sólo las manos del curandero. Incluso hemos utilizado un aislador de cartón entre la mano del curandero y la del experimentador, para evitar algún contacto involuntario en algunos casos. Utilizamos otros procedimientos de aislación auditiva y visual aunque solicitamos al curandero que tuviera los ojos cerrados. La forma en que se había diseñado el experimento de JAMA, no había utilizado procedimientos especiales para aislar al curandero y al experimentador.

A los curanderos no se les informó con feedback cada uno de los ensayos.
Hicimos el experimento en dos condiciones. En la primera, el experimentador hacía los ensayos ya poniendo sus manos o no poniéndolas, y el curandero debía detectar cuándo estaban y cuándo no. Y la segunda condición era tal como lo informaron los experimentadores de JAMA, en que debía detectar la mano derecha o izquierda afectada por la mano del experimentador.
En una oportunidad con un curandero, comenzó a detectar correctamente en forma seguida los ensayos; con sólo cambiar la silla en la que estaba sentado el experimentador, los aciertos disminuyeron al nivel del azar.

Otros indicios sensoriales eran la respiración, el ruido que hacía el experimentador involuntariamente en el tiro del dado, que indicaba número para o impar para elegir la mano, o para elegir si ponía o no ponía las manos, que luego reemplazamos con una orden aleatorio ya prefijado, para evitar el ruido del dado al caer.
Total que, atentos a todos los detalles, ya no tuvimos posibilidades de aislamiento total.
Los resultados obtenidos en los pocos ensayos que hicimos dieron un resultado aleatorio.
Nos imaginamos los numerosos indicios sensoriales que habría habido en el experimento publicado en JAMA, que además de los vicios del diseño que ya habíamos señalado en nuestro informe anterior, estaban todos los indicios sensoriales que hemos detectado nosotros, que como hemos observado, tanto pueden orientar como desorientar al sujeto.
Como dijimos, este experimento ni siquiera está mal hecho, por todas las razones que expusimos antes, y las que agregamos ahora.




Encuentros y Congresos.


Se realizó en 1998 el Tercer Encuentro Psi de Parapsicología en la ciudad de Buenos Aires. Prácticamente, este es un congreso de colegas brasileños hecho en la Argentina. (Los congresos son justamente para eso: presentar informes con investigación original y relativamente novedosa.)
Los aportes científicos que hicieron estos congresos, que pretenden reunir a los parapsicólogos iberoamericanos, no son importantes en investigación científica experimental y muestran en alguna medida la pobreza de la parapsicología iberoamericana en este aspecto. La literatura publicada y los congresos realizados en Brasil son ricos en aportes filosóficos y en especulaciones teóricas. Nosotros los hemos comentado ampliamente en Cuadernos de Parapsicología (año 32, Nº 2, junio 1999). Esto está indicando que estos encuentros no son los más adecuados para una mostración de sus conocimientos e inquietudes. Se hacen sin una guía, sin un temario. Los aportes se dejan a la improvisación y a la espontaneidad, y es así que se reúnen trabajos de las más diversas jerarquías científicas y no científicas, más bien de divulgación popular.

Algunos parecen ser aportes de compromiso, tanto por su extensión como por la superficialidad con que el tema es tratado. Algunos son más extensos pero no aportan nada nuevo. (No todos los participantes viajaron a la Argentina. Algunos enviaron sus aportes por correo. Quien no concurrió a ninguno de estos encuentros, es el presidente de la Asociación Iberoamericana de Parapsicología, Dr. Carlos Alvarado.)
El informe del Congreso se abre con el aporte de la señora Luisa Albuquerque (Portugal) sobre el tema "Aspectos patológicos de las prácticas ocultistas". El tema y los contenidos que da la autora, no tienen relación significativa con la Parapsicología. Es más bien una crítica a algunas anormalidades circunstanciales y excepcionales que se dan en algunas personas que asisten a las prácticas espiritistas. Termina desautorizando ciertas prácticas religiosas, y recomendando las correctas prácticas exorcistas de la Iglesia Católica.

Un segundo aporte es el del Dr. C. Alvarado y L.Zingrone, sobre el tema "La experiencia fuera del cuerpo y su influencia sobre las actitudes y creencias. El impacto de la complejidad fenomenológica de la experiencia". Es un estudio psicológico, que tal como está expuesto es marginal para la parapsicología.
Uno de sus más importantes déficits es no haber dicho ni una sola palabra sobre su relación con el fenómeno parapsicológico. El que lea este informe pensará con justicia que el OOB (Alvarado le llama EFC: experiencia fuera del cuerpo) nunca tuvo que ver con experimentos PSI.

El aporte de Vera Lucia Barrionuevo y Tarciso R. Pallu trata sobre el tema "Ganzfeld. Una perspectiva didáctica". Hay una descripción minuciosa de todos los procedimientos del ganzfeld. De los experimentos recogidos, sólo ofrece algunos ejemplos más o menos exitosos. No hay una evaluación estadística de los resultados. En realidad no hay un verdadero informe experimental. Otro aporte es el Dr. Amaro Geraldo de Barros sobre "Psi en la administración de Empresa". Se trata de una investigación realizada en la ciudad de Recife, PE, Brasil. El inventario que hace Barros es interrogar a los comerciantes e industriales de Recife, para ver si utilizan procedimientos "no racionales" para tomar sus decisiones financieras o comerciales. Es decir intuiciones, consultas a adivinos, etc. Un 7% de los encuestados ha manifestado que sus intuiciones son un 100% exitosas.

En realidad es difícil apreciar en cualquier decisión humana, componentes absolutamente racionales y algún componente que se considere azaroso. Respecto de la creatividad en la actividad comercial e industrial, hay propuestas muy diversas sobre creatividad, que pueden o no tener aspectos parapsicológicos. Los autores se han quedado en mitad de camino en esta investigación psicosocial. Si han encontrado un 7% de comerciantes que dicen tener un éxito del 100% en sus decisiones intuitivas, hubiera sido interesante hacer con ellos un hermoso experimento parapsicológico. Al no haber incorporado un test experimental, este informe no pasa de ser una anécdota.
El Ingeniero Brelaz de Castro hace un estudio sobre "Contribuciones de las investigaciones Psi al estudio de la Conciencia". Es un aporte teórico y filosófico importante e interesante, sugeridor de temas de investigación experimental. Una visión de la literatura experimental de la parapsicología muestra que la idea o concepto de un Campo Psi, que postula Brelaz de Castro ha sido aplicado y utilizado en la explicación del fenómeno parapsicológico y en teorías parapsicológicas. Nosotros mismos en alguna oportunidad hemos adoptado este concepto para la explicación y comprensión de algunos importantes efectos parapsicológicos en la situación experimental.

Norman S. Don y Gilda Moura informan sobre "Intervenciones quirúrgicas en estado de trance en Brasil". Es una investigación de campo en Brasil sobre médiums curanderos, que realizan cirugía de una manera rudimentaria. Como siempre en este tipo de encuestas que no van más allá de la simple observación, se termina diciendo que sabemos poco y que hay que seguir investigando. Pero seguramente no en forma igual a la que hicieron los autores de este informe, sino de otra manera, porque si no seguiremos sin saber gran cosa sobre el tema, y todo se resolverá en anécdotas más o menos curiosas y relativamente verdaderas.
El tema de las curaciones de enfermedades de las más diversas, no es cosa solamente de los mediums curanderos. Hay enfermos que se curan con concurrir a ciertas sectas religiosas, rezan y oran a las vírgenes y a los santos. Otros se curan con hierbas medicinales, que a unos curan y a otros no les hacen nada.

Estas curaciones espontáneas o inducidas psicológicamente es un importante tema de la medicina psicosomática. Este aporte al congreso, sigue siendo de nivel anecdótico como algunos anteriores.
Stanley Krippner, en "Parapsicología Teórica e Investigación de la Conciencia", hace una enunciación de doce esquemas teóricos en los cuales podría haber cierta compatibilidad con algún efecto parapsicológico.
Estas relaciones que señala Krippner son superficiales e incompletas, apenas un enunciado.
Ivan Lepes hace un informe sobre el tema "Parapsicologia y Selección Genética en Animales". El Dr. Lepes cita los experimentos con moscas "Drosophila Melanogaster" a los cuales nosotros ya nos hemos referido críticamente alguna vez. Nosotros hemos manifestado que los resultados de los experimentos han sido siempre aleatorios, y aun cuando algunas relaciones han dado algún valor estadísticamente significativo, no tenía significado alguno en el experimento, de manera que no podía servir como orientación en nuevos ensayos experimentales. Lo que mostraron los experimentos del Dr. Lepes es lo difícil que es hacer experimentos con bichos de cualquier clase que sean. El último experimento, justamente, mostró cómo una implementación aparentemente intrascendente para el experimento trastocó completamente el resultado.
El Dr. Lepes anuncia un futuro experimento. Eso está bien. Ojalá todos los experimentadores en Parapsicología mostraran este entusiasmo y tenacidad en una hipótesis. Tanto esfuerzo algún fruto tiene que dar alguna vez.

F.R. Machado y W.Zangari presentaron "Estudio de tres casos de Poltergeist en São Paulo, Brasil". Se trata de consideraciones generales, algo de historia, algunas citas de hechos controlados por otros testigos. Nada importante. Las observaciones de los autores coinciden muy bien con observaciones hechas por otros investigadores. Hay una innumerable cantidad de observaciones psicológicas que posiblemente necesitarían de una evaluación controlada.
El trabajo de Tarciso Roberto Paillu, "Orientación parapsicológica. Reacciones a Psi", es un enfoque psicosocial sobre las personas que de una u otra manera se vinculan o tienen experiencias Psi. Este trabajo se queda en mitad de camino. No hay una investigación Psi correlacionada con las actitudes de estos sujetos, que permita una comprensión más profunda y generalizada no sólo de lo psicosocial, sino también de las variables parapsicológicas involucradas.
José Luis Parise y Enrique Banfi presentaron "Integración de las disciplinas 'Psi' como abordaje a lo psíquico: integración Psicoanálisis-Ocultismo". No está mal publicar un poco de psico-ficción en un Congreso.

A. Parra y Jorge Villanueva se ocuparon de: "Dimensiones de Personalidad y ESP durante sesiones de Ganzfeld". Mucha descripción de los procedimientos, ruido científico, para muy poca cosa. Además está evaluado en forma incompleta. Faltan evaluaciones que corrientemente y obligatoriamente hay que hacer en informes experimentales en parapsicología.
También se publica un informe experimental de Yoichiro Sako sobre "Una investigación de Clarividencia".
Este autor ya lo conocemos por una publicación que hizo la revista mexicana de Psicología Paranormal (volumen 2, número 3, agosto de 1997), y que yo critiqué en el número de noviembre de 1997 de la misma revista. Demostré y mostré que el experimento estaba mal controlado y mal evaluado.
Mal controlado porque no se habían cuidado de los indicios sensoriales. Experimentador y sujeto estaban sentados frente a frente, el sujeto debía identificar colores, el experimento era con feedback. Una verdadera burla a la investigación científica en Parapsicología. Ahora Y. Sako informa de un experimento de clarividencia, con resultados tan extraordinarios como aquel de los colores, sin informar con los detalles necesarios el procedimiento utilizado. Con el antecedente conocido, este experimento es una nueva burla a la investigación experimental en Parapsicología, publicada en las Actas del Tercer Encuentro de Parapsicología en Buenos Aires.
Algunos otros aspectos de este tercer encuentro lo comentaremos en el próximo número de Cuadernos de Parapsicología.




Topics of Education


ANA MASELLI

Most of Latin American republics´s presidents are graduated in the United States, also the ministers of economy. This could explain why Latin America depends economically of the United States. This also explain why the Latin American economies are poor and don't favour the development of those countries. Until the 60's to be graduated in the Oxford University or Cambridge was a "sine qua non" condition to have an important political position; today this demand has weakened.
Argentina has donated to the Oxford University three million dollars to establish the first program of Argentinean studies in the Latin American centre from St. Anthony's College.
In August Dr. Colin Lucas, from the Oxford University, will visit Argentina and Brazil ("La Nación", 2/8/99) to thank the three million dollars donation. Meanwhile the Argentinean government tries to reduce the financial support to the national universities of Argentina.
Only in Oxford there are 128 Latin American students, which 17 are Argentinean that carry out a "posgrado".
Other of Dr. Colin Lucas´s aims is that more Latin American students could go to Oxford (England) instead of going to Harvard or Stanford.
Dr. Colin Lucas will visit the Argentinean universities "Torcuato Di Tella" and "San Andrés" to set up an agreement to send Latin students to Oxford ("La Nación" 2/8/99).
Unfortunately 50 years of unfavourable politics and military governments, have diminished the quality of the teaching in general, and it is logical that many students decided to go to abroad universities looking for best capacitation.
With the democratic governments that we are having now, we hope that this politic would be reverted letting us have the university that once we had.
Regarding the number of Argentineans who study in the United States, the following graphics, published in "La Nación" (19/7/1999), are very illustrative.

Argentinean students in intensive English programs



Total number of Argentinean students in U.S.A.



Academic levels (in percentages)



Argentinean Scholarship in U.S.A.(becarios)



Funds assigned to scholarship for Argentineans in U.S.A.










Google
 

Puede encontrar mayor información sobre Parapsicología utilizando este buscador:
Google
Web Este sitio
© Copyright 2001 - 2015 todos los derechos reservados. www.naumkreiman.com.ar